Arnoldo Calero, un baluarte de la educación palmirana

Septiembre 08, 2010 - 12:00 a.m. Por:
Palmira Hoy
Arnoldo Calero, un baluarte de la educación palmirana

Arnoldo José Calero Cadavid ha venido realizando una destacada labor docente en la María Auxiliadora. Para él, la educación es un hobby, no un trabajo.

Tras una amplia preparación académica, está convencido de que enseñar no es transmitir información, sino formar a los jóvenes en valores para que puedan heredarlos a las próximas generaciones.

“Arnoldo es una persona muy polifacética. Es bioquímico, pero da física a los estudiantes. Es sociable, no egoísta; si le piden un favor, difícilmente da una negativa. Para mí él es un todero”.Con estas palabras, el coordinador de la institución educativa, sede María Auxiliadora, Óscar Fernando González, trata de definir al profesor Arnoldo José Calero Cadavid. Nacido el 15 de agosto de 1960, siendo el mayor de siete hermanos, es licenciado en biología y química de la Universidad Santiago de Cali y tiene una especialización en educación sexual en la Antonio Nariño.Adicionalmente, hizo una cualificación en ciencias naturales en la Universidad del Valle y es magíster en educación y desarrollo humano de la San Buenaventura.Con unos ojos pequeños y acuciosos, que esconde tras unas gafas de marco cuadrado, una figura un tanto redonda y una sonrisa un tanto picaresca, casi juguetona, este maestro no se rige por las leyes de la docencia tradicional.Desde los 14 años de edad, ‘picado’ por las ideas marxistas de igualdad y lucha social, supo que a través de la enseñanza se podían mejorar las condiciones de los jóvenes brindándoles una posibilidad diferente de futuro.Sin embargo, su gran preocupación, y así quedó plasmado en su tesis de maestría, es entender la lógica de pensamiento de los muchachos y cómo la escuela, la familia y la sociedad permiten que ellos la desarrollen.Dicho interrogante también lo planteó en su libro ‘Referentes identitarios juveniles’, ya que, en su opinión, la escuela debe formar el ser de una forma integral, pero permitiendo la formación de valores, siempre y cuando sean vivenciales.“Yo no puedo enseñar lo que no sé”, sostiene el profesor, quien asegura que la disposición que se maneja hoy en los salones no es la más apropiada para el aprendizaje, porque “los muchachos sólo ven el cuello de sus compañeros. Yo abro un círculo para que ellos puedan comunicarse, hablar entre sí”.También sostiene que las fallas más protuberantes de la educación actual son los curriculums no pertinentes, los docentes y los estudiantes no comprometidos con el proceso académico y la falta de apoyo del Estado.Lleva nueve años en la María Auxiliadora, enseñándoles a jóvenes de estratos 1 y 2 a los que está convencido de que se les puede potenciar sus capacidades. Hace cinco años creó el programa Semillero de Ciencias Naturales, que con los días derivó en una iniciativa mucho más importante, al incluir temas como embarazados no deseados, consumo de sustancias psicoactivas y maltrato infantil.El proyecto empezó con ocho muchachos y hoy reúne a más de 40 y los resultados saltan a la vista: en las aulas ya no hay riñas, los embarazados no deseados han disminuido y la escuela pasó al nivel superior en las pruebas de Icfes, siendo en el área de física el año pasado en la Villa de las Palmas.La idea es registrarlo como grupo de investigación ante Colciencias y como experiencia significativa ante el Ministerio de Educación.“Queremos proponer una red de estudiantes para hacer prevención, que los mismos muchachos proyecten el trabajo a los demás jóvenes”, aseguró el profesor Arnoldo.¿Quién es?Arnoldo José Calero Cadavid es hijo de un padre comerciante y una ama de casa.Su primera experiencia como docente fue en el Liceo Femenino, donde trabajó dos años como profesor hora cátedra. Posteriormente, concursó y fue nombrado en el Colegio Departamental Gimnasio del Dagua. De allí pasó a ser el jefe del laboratorio de física y enseñó nocturna durante once años.En María Auxiliadora lleva nueve años enseñando física, química, matemáticas y biología.Está casado con una comerciante y tiene dos hijos médicos.Otro de sus grandes proyectos es la Primera Feria Regional de Educación Pedagógica, Tecnológica y Desarrollo Humano, que se deberá realizar en abril del 2011, con el apoyo de un grupo de docentes y personajes de la ciudad. El objetivo es crear espacios de discusión sobre elementos básicos de la región y por qué no se logra un desarrollo sostenible de la misma.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad