Ante intensa temporada invernal, CVC declara emergencia ambiental en el Valle

Noviembre 14, 2011 - 12:00 a.m. Por:
Redacción de El País
Ante intensa temporada invernal, CVC declara emergencia ambiental en el Valle

Juanchito. Una empalizada del río Cauca, de al menos cuatro metros de altura, provocó una emergencia en este corregimiento de Candelaria. Cerca de 200 personas debieron ser evacuadas y reubicadas en carpas.

En Cali 194 casas de La Playita y Puerto Nuevo, sector del puente de Juanchito, están inundadas.

Ante la aguda crisis invernal que azota a Cali y el Valle del Cauca, la CVC declaró ayer el estado de Emergencia Ambiental en todo el departamento. De acuerdo con la directora de la Corporación, María Jazmín Osorio, con la declaratoria no sólo se hace un llamado a los organismos de socorro, sino que se da una herramienta para que los gobiernos locales y departamental puedan declarar la Urgencia Manifiesta y así agilizar las acciones de prevención.En el caso de Cali 194 viviendas se inundaron por el desbordamiento del río Cauca a la altura La Playita y Puerto Nuevo, sector del puente de Juanchito.“Se continuará con el monitoreo de la creciente del río, se dejarán las motobombas evacuando el agua, se acompañará a la comunidad de manera permanente y se gestionarán ayudas consistentes en mercados, colchones, para aliviar un poco las dificultades que están viviendo”, dijo Eliana Salamanca, secretaria de Gobierno Municipal.La funcionaria agregó que actualmente en la vía a Pance se encuentra una cuadrilla de hombres y maquinaria pesada removiendo 1.500 metros cúbicos de piedra y lodo que cayeron el pasado sábado sobre el corredor vial.“Estamos trabajando rápido en la evacuación, pero al tiempo tenemos que ejercer medidas de control y vigilancia en la zona alta de la montaña para evitar nuevos desprendimientos”, afirmó Néstor Martínez , ingeniero encargado del operativo. Asimismo, el Cuerpo de Bomberos de Cali reportó derrumbes, sin víctimas, en la zona de ladera de la ciudad específicamente en Los Pomos y Tierra Blanca e hizo un llamado a los habitantes de este sector ante cualquier emergencia que se pueda presentar ya que existe una saturación de agua en el terreno debido a las fuertes lluvias de los últimos días.El resto del Valle del Cauca Según la Gobernación del Valle se prevén algunas situaciones de emergencia en el municipio de Candelaria, así como en la parte media y baja del río Cauca. “En La Victoria hacemos el llamado para que estén alertas, pues hay posibilidad de un nuevo desbordamiento del río este lunes en la noche”, precisó la Directora de la CVC.Ante estas situaciones Rodrigo Zamorano, gobernador del Valle (e), declaró la alerta amarilla para los 42 municipios del departamento.“Encontramos dificultades principalmente en Cali, Buenaventura, Palmira, Pradera, Florida, Buga, Ulloa, Candelaria, Cartago, La Victoria, Andalucía y Vijes. En las próximas 20 horas las zonas del Centro y el Norte del Valle van a recibir un importante caudal del río Cauca así que deben prender las alarmas de contingencia”, explicó Zamorano. Y es que las fuertes lluvias que se han presentado en las últimas 42 horas en el sur del Valle, localizadas en los Farallones de Cali y en la cuenca del río Palo han originado aumentos considerables de los niveles de los ríos Jamundí, Guachinte, Pance, Lili, Meléndez y Cañaveralejo.Una de las situaciones críticas se presentan en Juanchito. De acuerdo con Harold González, director de la Red de Climatología de la CVC, la alta pendiente del río Cauca provocó hacia el mediodía del pasado sábado inundaciones en este sector, donde más cien personas de Candelaria debieron ser evacuadas. El secretario de Gobierno de Candelaria, Mario Ramírez, confirmó que por lo menos ocho viviendas de la vereda El Silencio, en Juanchito rural, están en riesgo de destrucción total y otras 29 en riesgo inminente si continúa aumentando el nivel del afluente que ya sobrepasó su cota máxima de nueve metros y se encuentra por encima de diez.No hay riesgo en la Zona FrancaPese a la emergencia que se registró el pasado sábado a la altura de la desembocadura del río Palmira, en donde el desbordamiento de este afluente abrió dos boquetes en el dique, Bertha Cecilia Rojas, gerente de la Zona Franca del Pacífico, aseguró que no hay riesgo de que se presenten nuevas inundaciones. “La situación está totalmente controlada, hay una finca que está inundada, pero el agua no llega a nosotros”, explicó Rojas.Por su parte, Fabio Márquez, coordinador del Clopad Palmira, enfatizó que con maquinaria de los ingenios azucareros de la región y de la Zona Franca se trabajó rápidamente para tapar los boquetes, de aproximadamente siete metros de ancho cada uno, con el fin de que el agua no llegue hasta el complejo empresarial.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad