Alertan sobre aumento de casos de tos ferina en el Valle del Cauca

Alertan sobre aumento de casos de tos ferina en el Valle del Cauca

Julio 05, 2012 - 12:00 a.m. Por:
Redacción de El País
Alertan sobre aumento de casos de tos ferina en el Valle del Cauca

Van 32 pacientes confirmados en lo corrido del 2012. Cali tiene más del 90% de los registros.

En alerta se encuentran las autoridades de salud del Valle del Cauca por la alta presencia de casos de tos ferina en la región. De acuerdo con el Instituto Nacional de Salud, actualmente el departamento ocupa el sexto lugar en el país en cuanto a número de casos detectados. Las estadísticas de la Secretaría de Salud del Valle indican que en lo que va corrido de este año se han detectado 116 casos sospechosos, de los cuales 32 resultaron positivos. Cifras que implican un alza considerable en comparación con el 2011, cuando se reportaron siete casos confirmados y 82 sospechosos.Este año, del total de registros en el departamento, 30 se presentaron en niños menores a los seis meses de vida.El titular de Salud del Valle, Jaime Mosquera, explicó que Cali es el municipio del departamento donde se concentra alrededor del 93% de los pacientes detectados con tos ferina. Le siguen Dagua y El Cerrito, donde también fueron reportados dos casos. “La bacteria de la enfermedad está circulando y la está transmitiendo principalmente los adultos a los niños. Los pequeños resultan afectados porque a esa edad no han desarrollado una suficiente inmunidad biológica porque no han recibidos sus vacunas”, explicó el secretario de Salud del Valle.Para el pediatra Pedro Villamizar, del Centro Médico Imbanaco, “pese a que existen las campañas para la vacunación de la DPT, la gente no acude a tiempo a vacunar a sus niños. Esto pasa, por ejemplo, en poblaciones sub urbanas”.Sin embargo, esta es una enfermedad que también ataca a adolescentes y adultos. En Cali ya se reportaron los casos de dos pacientes de 14 y 30 años que están bajo tratamiento médico.Fundación para salvar vidasLo que parecía tos leve en Salomé, terminó siendo una tos ferina que complicó la salud de la recién nacida, enfermedad que el débil y vulnerable organismo de la niña no soportó y que acabó con su vida cuando apenas contaba con 30 días de vida.‘Salo’ había recibido la enfermedad de su mamá, Juana Estrada, quien por desconocimiento del mal no contaba con la vacuna para adultos conocida como DPT Acelular, la cual en mujeres embarazadas se debe aplicar a partir de la semana 20 de gestación o a más tardar, inmediatamente después del parto.Desde entonces, nació la iniciativa ‘Salomé salva una vida’, liderada por la madre de la pequeña, que busca educar a padres de familia a través de Internet (www.salomesalvaunavida.com) sobre los efectos de la tos ferina en los menores y la necesidad de vacunar a los recién nacidos y los familiares que los rodean.Un mes después de la muerte de Salomé, Juana Estrada se aplicó la vacuna DPT y otros 30 días más tarde quedó embarazada. A pesar de que la enfermedad en ella desapareció cuando ya tenía un mes de gestación, su hijo Salomón nació sano y hoy en día, con un mes y medio de edad, él y Salomé son la inspiración de Juana y de su esposo Julián Jaramillo para continuar adelante con su fundación.“Gracias a Dios estamos aplicando lo que tanto hemos tratado de inculcarles a las mamás que hemos conocido. Aplicamos la estrategia capullo y toda mi familia está vacunada. Incluso no dejo entrar a mi casa a nadie antes de que el niño cumpla tres meses”, confiesa la madre manizalita, quien hoy hará el lanzamiento oficial de su fundación.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad