Alcaldía del puerto cedió a las exigencias de los vendedores estacionarios

Alcaldía del puerto cedió a las exigencias de los vendedores estacionarios

Agosto 10, 2010 - 12:00 a.m. Por:
Redacción de El País, Buenaventura.

La decisión se produce luego de la toma de la iglesia catedral por parte de ellos, durante todo un día, lo que generó el rechazo de la curia local.

La alcaldía de Buenaventura cedió a las exigencias de los vendedores estacionarios del parque Néstor Urbano de permitir la venta solo de cerveza.La decisión se produce luego de la toma de la iglesia catedral por parte de ellos, durante todo un día, lo que generó el rechazo de la curia local.La venta de cerveza será condicionada a una reubicación que se hará de 32 kioscos en un sector al sur del parque."Será temporal pues cuando se inicien los trabajos previsto de construcción del malecón estas personas tendrán que abandonar el lugar", destacó el alcalde José Felix Ocoró.Sin embargo, la medida no fue bien recibida en diversos sectores de la comunidad que consideran que se volverá a la misma situación de venta de licor en este parque, ubicado frente a la bahía de Buenaventura.La protestaUn centenar de vendedores del parque central realizaron una toma de las instalaciones de la iglesia catedral desde las siete de la mañana del pasado lunes, hasta la mañana de este martes.Los manifestantes reclamaban que se les permitiera la venta de cerveza en los más de 74 kioscos ubicados en los miradores alrededor de la bahía situación que fue prohíbida por la Alcaldía hace un mes."Hasta que el alcalde José Félix Ocoró no se reúna con nosotros no levantaremos la protesta", dijo Eugenio Hurtado, vocero del gremio.Por su parte el padre Jhon Reyna, párroco de la iglesia cuestionó las medidas de fuerza tomadas como el cierre con candado de la reja de entrada al templo."No compartimos esa actitud, pues al igual que la casa de Dios es para ellos, donde son bien recibidos, es para todos. No compartimos esta actitud y los invitamos al diálogo", precisó el cura durante la jornada de protesta.Por su parte el alcalde se había negado a aceptar dialogar, pues ya se había hecho un acuerdo con ellos la semana pasada cuando se concretó la ampliación del horario de funcionamiento, de 10:00 a. m. a 10:00 p. m. (antes era de 2:00 p. m. a 10:00 p. m.), y además se les ofreció una reubicación.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad