Alcalde de Pradera asegura que no hay persecución política

Alcalde de Pradera asegura que no hay persecución política

Agosto 19, 2011 - 12:00 a.m. Por:
Redacción de El País | Palmira
Alcalde de Pradera asegura que no hay persecución política

Mujeres protestan frente a la Alcaldía por la destitución de sus cargos el pasado martes.

El alcalde de Pradera asegura que la no renovación de los contratos de las mujeres es responsabilidad de una firma encargada de manejo de alimentos.

La intoxicación masiva por alimentos de un grupo de estudiantes sería la causa de la no reanudación del contrato con la fundación que empleaba a más de 40 manipuladoras de alimentos de Pradera, quienes argumentando una persecución política protestaron el pasado martes ante la Alcaldía por su supuesto despido.Según manifestó en su momento la contadora Maricela Gallardo, “se está cobrando el hecho de que las personas que apoyan al candidato a la Alcaldía, Luís Ángel de León, no quisieron hacer coalición con el aspirante Francisco Javier Guzmán, del Partido de la U”.Tras asegurar que no hay ningún interés político detrás de esta situación, el alcalde de esa población, Henry Devia Prado, explicó que se trata de personas que tenían un contrato con la firma Covisocial, que es la encargada del manejo del programa de Fortalecimiento Nutricional, comúnmente conocido como Desayunos Escolares.El Alcalde recordó que entre las 7:45 y 8:15 de la mañana del pasado 1 de junio fueron atendidos en el hospital San Roque 43 estudiantes de la Institución Francisco Antonio Zea que resultaron intoxicados al ingerir alimentos suministrados por la Fundación en la cual desempeñaban sus labores las manipuladoras. “Siguiendo la reglamentación del Instituto Colombiano de Bienestar Familiar, Icbf, Covisocial tomó la decisión de no subcontratar con la Fundación Bello Horizonte el suministro de los alimentos”, dijo Devia Prado, tras revelar que cuenta con un informe de la Unidad Ejecutora Saneamiento del Valle del Cauca en el que se muestra cuales fueron las causas de intoxicación masiva. En este sentido, aclaró que el Municipio no despidió ningún personal, sino que la firma Covisocial se abstuvo de reanudar el contrato que se tenía con la Fundación Bello Horizonte que empleaba a las manipuladoras de alimentos. “Es una circunstancia que no es de competencia del Alcalde, sino facultad discrecional del Icbf con Covisocial, donde uno es el que contrata y el otro el ejecutor”, subrayó el mandatario, al precisar que la relación con el programa se limita a la entrega de la información al Icbf sobre la población estudiantil, lo cual se hace a través de la Secretaría de Educación.En este momento en Pradera hay un promedio de ocho mil niños beneficiados con el programa de fortalecimiento Nutricional.El Alcalde puntualizó que “el programa ejecutado por el Icbf, Gobernación del Valle del Cauca y el Municipio de Pradera, se está ejecutando con plena normalidad”.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad