Al capitán del buque hospital Comfort lo conquistó una caleña

Julio 21, 2015 - 12:00 a.m. Por:
Redacción de El País | Buenaventura
Al capitán del buque hospital Comfort lo conquistó una caleña

Miguel Cubano, al lado de Rosa Mary, quien le agradece por la cirugía realizada a su hija.

Miguel Cubano es un médico cirujano adscrito a la Marina de los Estados Unidos, que veía en la su profesión su única misión en la vida. Hace tres años encontró su otra pasión. Esta es su historia.

Por 50 años, la única misión importante en la vida de Miguel Cubano, capitán del buque Hospital Comfort, considerado el más grande del mundo, era la de curar y salvar a personas enfermas. Sin embargo, hace tres años se tropezó con el amor en Cali, un verbo que antes le costaba tiempo y trabajo conjugar.

Todo comenzó en el año 2012 cuando apoyaba una labor humanitaria en la ciudad y llegó a una clínica donde una ONG atendía los niños de población vulnerable. En ese momento conoció a Luz Estela León, una caleña de 38 años, quien era la Administradora y encargada de Relaciones públicas del centro hospitalario.

Entre ellos la química fue casi inmediata. Después de haber viajado a decenas de países por más de 20 años, este médico cirujano adscrito a la Marina de los Estados Unidos, encontró al que considera el amor de su vida en la tierra que vio nacer a su mamá, Colombia.

"Como quien dice, quien no quiere caldo se le dan dos tazas, mi mamá bugueña y ahora mi esposa caleña", cuenta el capitán del Comfort.

Y es que su historia de amor es muy parecida a la de sus padres, se podría decir que fue una experiencia heredada. Su madre nació en Buga y su padre es un puertorriqueño que la conoció en Barcelona cuando ambos estudiaban.

Miguel y Luz Estela se casaron hace un año y medio en una solemne ceremonia en Puerto Rico: "El día que le pedí matrimonio no dudó en decirme que si, pero ambos sabíamos que iba a ser difícil porque ella estaba en Japón trabajando y yo en misión".

Actualmente Luz Estela está en Virginia, Estados Unidos, el lugar donde residen, y estudia inglés para poder trabajar en ese país. Sólo dentro de tres meses podrá volver a ver a Miguel, quien hace un periplo por once países que incluyó Colombia para hacer lo que mejor sabe: salvar vidas.

Ambos están disfrutando su vida como esposos, pero también desean que un día llegue la bendición de ampliar la familia. "Hijos: estamos continuamente tratando, estamos un poquito pasaditos de edad, ella tiene 41 y yo 52, pero sería una bendición de Dios", dijo el médico del Comfort.

En los años 90, Miguel Cubano se enlistó en la Armada como cirujano general: "Yo ingresé a la Armada porque me quería pasar a ser astronauta". Pero en el camino lideró una y otra misión que lo consolidaron como médico.

Buenaventura no fue la excepción y por diez días formó parte de la misión denominada 'Promesa Continua, Juntos por Buenaventura', un esfuerzo anual del personal del comando Sur de la Armada de los Estados Unidos para traer cuidado médico y asistencia humanitaria a comunidades vulnerables.

"Es difícil estar lejos de la casa pero cada historia que encontramos acá nos cambia la vida también a nosotros" expresó.

La historia que más lo marcó tuvo que ver con una lección de humildad.

"Fue una señora que necesitaba una cirugía, pero en ese momento ya no habían cupos. A mi, como era el que hablaba español, me tocó decirle que no se podía y la señora en vez de mostrar desagrado o responder mal me miró a los ojos y me dijo: esta vez no me tocó a mi, Dios sabe en que momento, pero yo igual le agradezco lo que está haciendo por la gente de Buenaventura", comentó el capitán.

De hecho, ese momento llegó. Justo dos días después Miguel tuvo que llamar a la mujer para contarle que se había ampliado el cupo y que le harían su cirugía.

"Esas cosas lo marcan mucho a uno, el hecho de que alguien en medio de tanta necesidad tenga una actitud tan positiva y bonita", explicó.

El buque Hospital denominado USNS Comfort, mide 272,5 metros de eslora y 32,2 metros de manga y tiene capacidad para mil camas, además tiene 10 pisos, 9 ascensores, hotel para los familiares de los pacientes y capacidad para albergar 800 personas.

CONTINÚA LEYENDO
Publicidad
VER COMENTARIOS
Publicidad