Abren investigación contra Concejo de Candelaria

Julio 20, 2010 - 12:00 a.m. Por:
Redacción El País Palmira

La Procuraduría Provincial investiga presuntas irregularidades en la elección del personero Municipal. El Concejo también habría cometido otras faltas al ordenar el reemplazo de un concejal y elegir una personera interina.

La Procuraduría Provincial del Valle del Cauca abrió investigación en contra del Concejo de Candelaria por presuntas irregularidades en la elección del personero municipal el 8 de enero de 2008.El caso está relacionado con la queja que se presentó a principios de ese año por la veeduría ciudadana Candelaria Honesta, a través de la cual se argumentó que “la elección del titular Eric Daniel Mina Tobar se hizo de manera irregular y en contravía de la Ley y la Constitución”, al igual que la de Gloria Gallejo Lennis, quien lo reemplazó cuando fue separado de su cargo.De acuerdo con el abogado demandante Guillermo Gómez, adicionalmente se posesionó a un concejal sin cumplir con los requisitos legales, pues no se justificaba su reemplazo porque no había falta absoluta o ausencia total porque simplemente presentó una incapacidad para no asistir a sesión. En este sentido, argumentó que por estas razones es que la Procuraduría abrió investigación formal a los 15 concejales de la Corporación y contra quien entro a realizar el reemplazo del edil ausente.En cuanto a la nulidad que afectó al personero Mina Tobar, el demandante explicó que ésta se dio porque no cumplió con los requisitos formales que la Ley le ordena para que se haga la convocatoria, la publicidad y elección.Esta situación llevó a que el funcionario se fuera del cargo y en su reemplazo colocara a la señora Gallejo Lennis, para lo cual “tampoco se hizo convocatoria y se eligió de manera interina por 15 días”. Enfatizó que lo anterior no se podía hacer porque “la Constitución es clara en decir que cuando hay falta absoluta por nulidad de la elección del personero se tiene que hacer por el resto del período y no de manera interina como lo hizo el Concejo”.El abogado Gómez recalcó que hubo dos faltas disciplinarias en tiempo diferentes al designar un concejal y una personera interina cuando no había falta absoluta de las personas a quien reemplazaron. “Son sumatorias a la hora de calificar las sanciones y tiene un agravante al ser reincidentes”, subrayó el abogado, tras explicar que se la situación podría llevar a destitución de los concejales e inhabilidad de por lo menos diez años para el ejercicio de cargo público y contrato con el Estado.Sobre el caso el presidente del Concejo, Carlos Valencia, argumentó que “se obró en uso del reglamento interno que rige la Corporación”. Asimismo, planteó que la decisión de nombrar a una personera en reemplazo del que debió abandonar el cargo, se hizo obedeciendo la norma porque no se podía dejar sin ocupar el puesto.Aunque Valencia dijo que se harán las declaraciones ante la Procuraduría, señaló que “todo es una persecución política del demandante, quien presentó su hoja de vida al Concejo para ser elegido personero y solo sacó un voto”. A su turno, el concejal Wilson Rengifo coincidió en afirmar que tras la destitución del personero titular no se podía dejar acéfalo el cargo y por eso se procedió a la elección de una persona temporalmente. Aclaró además, que la investigación se hará por parte de los organismos jurídicos del Municipio que la Procuraduría designó para este caso.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad