Abren el paso en la vía que de Buenaventura conduce a Buga

Diciembre 06, 2010 - 12:00 a.m. Por:
Elpaís.com.co

Un derrumbre se presentó a la altura del kilómetro 71 de la vía que comunica a Buenaventura y Buga. El deslizamiento habría sepultado dos tractomulas que se encontraban en un trancón debido a otro derrumbre que ocurrió horas antes.

En la madrugada de este lunes se habilitó un carril de la vía que de Buenaventura conduce a Buga y que permanecía cerrada desde el sábado pasado debido a varios derrumbes que cayeron sobre la carretera por causa de las fuertes lluvias que vienen azotando al país.En el sitio conocido como Puente Tierra, en la vía Buenaventura- Buga, murió una mujer luego de un derrumbe ocurrido el sábado: María Elena Agudelo era propietaria de un restaurante y viajaba con su hija en una moto por el sector de La Guaira cuando se desprendió un pedazo de montaña que la sepultó.La Policía de Carreteras confirmó que desde las 2:00 a.m. se superó el bloqueo vehicular presentado por el derrumbe entre el corregimiento de Cisneros y la vereda La Guinea.A la altura del kilómetro 47, sector conocido como La Guinea un desprendimiento de tierra, lodo y piedras debido al fuerte invierno que golpea la zona paralizó el transporte vehicular entre Buenaventura y Loboguerrero desde las 2:00 de la tarde de este sábado, pero gracias al traslado de máquinas de trabajo pesado trasladadas desde Dagua se pudo permitir que pasen vehículos, entre tractolulas de transporte de carga y particulares."Entre tanto en el otro sector, el kilómetro 72, de la vía que de Loboguerrero conduce a Buga, en el sitio conocido como Tableros el paso es normal aunque con temores de nuevos deslizamientos si persiste el invierno."Allí pereció una persona", confirmó la Policía de Carreteras, no precisando su identidad.Más de 1.500 tractomulas hacen largas filas en ambos sentidos de la vía, concentrándose especialmente en los sectores de Loboguerrero, el mismo Cisneros, La Delfina, Los Tubos y Bendiciones.10.000 metros cúbicos aproximadamente es la cantidad de piedras, lodos y barro que cayeron sobre este sector.Allí se han venido registrando continuos deslizamientos.Los pasajeros de vehículos de servicio público buscan hacer transbordo pero las empresas no están despachando desde las terminales.Algunos se atreven a irse en camperos hasta Cisneros y de allí tratan de pasan por la vía férrea hasta más adelante y en motos que cobran hasta diez mil pesos buscan llegar hasta Loboguerrero.

CONTINÚA LEYENDO
Publicidad
VER COMENTARIOS
Publicidad