A dos semanas de las elecciones, ya estalló primer lío judicial en la Asamblea

A dos semanas de las elecciones, ya estalló primer lío judicial en la Asamblea

Noviembre 12, 2011 - 12:00 a.m. Por:
Redacción de El País
A dos semanas de las elecciones, ya estalló primer lío judicial en la Asamblea

Mauricio Valdez, diputado electo para el Valle del Cauca el pasado 30 de octubre.

Mauricio Valdés fue condenado por falsedad en documento privado y no puede ejercer funciones públicas.

Aún no se termina de definir la conformación de la nueva Asamblea del Valle del Cauca y ya el escándalo rodea a integrantes de esa corporción pública.En efecto, El País conoció que uno de los diputados electos el pasado 30 de octubre, Mauricio Valdés Concha, quien obtuvo la mayor votación del Partido Conservador (22.630 votos), no podría asumir su curul debido a que en su contra fue confirmada una condena por el delito de falsedad en documento privado.Los hechos se remontan al 2008, época en que Valdés Concha, tras finalizar sus estudios de derecho en la Universidad Santiago de Cali, iba a optar al título de abogado, y la Facultad respectiva fue alertada para que revisaran las notas del entonces estudiante.Según la denuncia, al parecer el joven había entregado la suma de siete millones de pesos a una funcionaria de la Universidad para ponerse al día académicamente.La Facultad de Derecho inició una investigación y tras ser escuchado en descargos, según consta en el proceso, Valdés afirmó que le había entregado cinco millones de pesos a la entonces secretaria académica de la Facultad, Judith Vélez Rivera, para que le fueran arregladas las asignaturas que le faltaban para graduarse.La citada funcionaria fue denunciada penalmente por las directivas de la Universidad por los presuntos delitos de falsedad documental y uso de documento público falso. Mientras que al hoy diputado electo se le vinculó al proceso. El 30 de mayo del 2009, la Fiscalía 58 de Cali le formuló resolución de acusación como presunto autor del delito de falsedad en documento privado, al tiempo que precluyó la investigación contra Judith Vélez Rivera.El caso quedó en manos del Juzgado Doce Penal del Circuito de Cali, que el 15 de octubre del 2010 realizó la audiencia pública. El 20 de mayo del 2011, el despacho emitió la sentencia condenatoria en primera instancia. El procesado fue condenado a una pena principal de 22 meses de prisión, más una accesoria de interdicción (suspensión derechos y funciones públicas por el mismo periodo por el delito de falsedad en documento privado.Tras la condena, Mauricio Valdés apeló del fallo ante el Tribunal Superior de Cali, que tras revisar y evaluar uno a uno los argumentos de la defensa, encontró que el hoy diputado electo es responsable de la conducta imputada y decidió confirmar en segunda instancia, el 31 de octubre pasado, la sentencia condenatoria emitida por el juzgado. La providencia fue emitida por los magistrados de la Sala de Decisión Penal.Debido a que la pena es menor a 36 meses, el delito es excarcelable, pero Mauricio Valdés sí deberá cumplir la pena accesoria que le impide ejercer funciones públicas. Contra el fallo no procede ningún recurso. Así las cosas y, según abogados, el nuevo diputado no podrá asumir su curul el 1 de enero del 2012.“Una persona no podrá asumir funciones públicas en plena vigencia de una sentencia condenatoria y además le aparece una inhabilidad sobreviniente. Por lo tanto el diputado no podrá ejercer”, indicó el experto en derecho administrativo Gilberto Gómez. Habla el diputado implicadoMauricio Valdés reconoció que hay un proceso en su contra, pero que él ya presentó un recurso de casación ante el mismo tribunal, que podría resolverse en enero o febrero y no tendrá problemas para asumir su curul. Explicó que lo que quieren es hacerle daño, tras añadir que fue él quien denunció las irregularidades que se daban en la Universidad, pero que por un mal proceder de su abogado resultó involucrado en el proceso, cuando la mayor responsabilidad estaba dentro del Alma Máter. “Yo denuncié el tema de la universidad, yo fui el denunciante de las fechorías en la universidad. (de alteración de notas) Es una universidad totalmente desordenada que maneja un desorden no solamente académico sino administrativo”, aseguró Valdés.Según el político, él no pierde su curul, “porque la norma es muy clara, hasta que a usted no lo condenen en la última instancias es inocente. Si yo no soy condenada en la última instancia, cómo me va a afectar”, dijo, tras explicar que en la Santiago, por el desorden, le votaron las notas de séptimo y octavo y lo afectaron “Yo ya terminé todo, no he recogido el cartón es otra cosa porque me metí a la campaña política. Lo que sucede es que en vista de que hubo el problema con las notas, yo denuncié, pero la universidad me autorizó los dos últimos semestres”, agregó.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad