Los días de Luis H. Díaz, 'la bala' colombiana, tras 41 años de su récord panamericano

Los días de Luis H. Díaz, 'la bala' colombiana, tras 41 años de su récord panamericano

Abril 06, 2017 - 07:13 p.m. Por:
Javier Jaramillo / Redacción de El País Tuluá
Luis Hernán Díaz Villegas

Luis Hernán Díaz Villegas, más conocido en Tuluá como 'La bala' colombiana.

Elpaís.com.co

Ni el haberse coronado campeón en la prueba de los 4.000 metros persecución en pista por equipos en los VI Juegos Panamericanos celebrados en Cali, en 1971, ni los triunfos obtenidos en Juegos Bolivarianos, ni haber competido en un Giro de Italia, o haber quedado de octavo en los Olímpicos de Munich, en 1972,  es algo que pueda deslumbrar a Luis Hernán Díaz Villegas, más conocido en Tuluá como 'La bala' colombiana.

Vea aquí: 'Estas fueron las mejores postales de la etapa final de la Vuelta al Valle'.

"Solo sé que por muchos años se mantuvo ese récord, el de los Panamericanos de Cali, pero eso ya no me preocupa”, manifiesta esta vieja gloria del ciclismo colombiano, quien hoy a sus 73 años, dice que el entusiasmo por este deporte se ha perdido un poco, porque ya no se hacen esas transmisiones que hacían vibrar a los aficionados en las voces de los grandes narradores, que tenían las principales cadenas radiales.

Precisamente, Luis H.Díaz dice que el remoquete de 'bala colombiana', se lo debe a los desaparecidos Julio Arrastía Bricca y Alberto Piedrahíta Pacheco. Y ese apodo responde a que este hombre era insuperable en el terreno plano.

De sus primeras salidas internacionales se destaca su participación en la Vuelta al Táchira, en Venezuela, en donde se coronó campeón de metas volantes.

En Panamá fue campeón en unos Centroamericanos y en Juegos Bolivarianos fue campeón de una carrera de 100 kilómetros.

Luis Hernán Díaz Villegas

Recuerdos de la participación de Luis Hernán Díaz Villegas en los Juegos Bolivarianos.

Elpaís.com.co

Muchos en Tuluá recuerdan que los profesores llevaban a sus estudiantes a La Variante, a ver pasar 'la bala' colombiana cuando la Vuelta a Colombia pasaba por la Villa de Céspedes.

Luis H. Díaz siempre se destacó en estas etapas de terreno plano, siempre iba de primero.

'Lucho', como lo llaman cariñosamente sus amigos, dice que las gestas del ciclismo colombiano son cosas del pasado, sin desconocer el talento de los nuevos pedalistas, como Nairo Quintero, al que considera un fenómeno.

Sin embargo, piensa que a Martín Emilio 'Cochise' Rodríguez difícilmente lo podrán superar las nuevas generaciones de corredores, porque era "un monstruo tanto en pista y como en ruta".

"Son épocas diferentes, con decirle que nosotros utilizamos bicicletas de hierro, muy pesadas, muchas carreteras no estaban pavimentadas y en ocasiones teníamos que bajarnos y pasar quebradas y riachuelos con las bicicleta al hombro, porque había pocos puentes”, dice 'la bala' Díaz.

Además: 'Esteban Chaves: "Ya es hora de afrontar el Tour de Francia"'.

De su participación en los Juegos Panamericanos celebrados en Cali, hace 45 años, recuerda muy bien que cuatro meses antes de esa competencia los concentraron en el Hotel Aristi,  “de donde salíamos todos los días a entrenar intensamente de la mano de los profesores, Claudio Acosta y Hernán Herrón”.

Hoy, Luis H. Díaz, dedica gran parte de su tiempo a trabajar en su almacén y taller de bicicletas ubicado en la Carrera 30 de Tuluá, porque en su época de deportista, sólo los premiaban con medallas.

Los únicos que ganaban "platica” eran los campeones de las vueltas a Colombia, “pues a los que íbamos como peones de brega nos daban un pequeño incentivo”.

Díaz dice que sus triunfos, al igual que el de los grandes corredores de la época, como Javier 'El Ñato' Suárez, 'Cochise' Rodríguez, Ramón Hoyos, Álvaro Pachón y del bugueño, Carlitos 'La bruja' Montoya, entre otros, se debe a la perseverancia, a la disciplina, la dedicación y la consagración, pues muchas veces corrían sin patrocinio.

'La bala' es bugueño de nacimiento y tulueño de corazón, pues a la Villa de Céspedes lo trajeron su padres cuando tenía cinco años de edad a una finca ubicada en el corregimiento de La Moralia en donde creció en medio de los cafetales.

Lea también: '"Me siento capacitado para ganar el Tour de Francia": Alberto Contador'.

En 1967 corrió en la primera Vuelta a la Juventud, luego vinieron las competencias nacionales. Participó en 18 Vueltas a Colombia.
Sin precisar fechas exactas, recuerda esa época de oro cuando participó en más de 300 certámenes. Además, viajó a 18 países representando a Colombia.

Cuenta que de los 250 trofeos que obtuvo le quedan unos 20, pues la madera con que se hacían los galardones no resistía la fiereza de la polilla.

A pesar de que ya perdió el entusiasmo por las competencias actuales, Luis H. Díaz no ha cedido en su disciplina para practicar ciclismo.

Durante varios años se desempeñó como entrenador de las nuevas generaciones de ciclistas en Tuluá, con quienes compartió sus conocimientos y experiencias.

Hoy, además de su taller, del cual depende económicamente él y su familia, continúa entrenando todos los días, muy de mañana, en su 'consentida'; una bicicleta italiana que cuida como si fuera una de sus hijas.

"Yo aquí hago de todo, muchas veces tengo que decirles a los amigos que me ayuden a atender el negocio, porque estoy todo engrasado o cuando se me llena el almacén”, asegura Díaz, a quien consideran el mejor mecánico de bicicletas de Tuluá.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad