9125 estudiantes 'fantasma' fueron detectados en Cali

Marzo 31, 2016 - 12:00 a.m. Por:
Redacción de El País.
9125 estudiantes 'fantasma' fueron detectados en Cali

Así lo revela auditoría del Ministerio de Educación, que también muestra 268 docentes que no existen.

Irregularidades en las matrículas y en las plantas de personal encontró el Ministerio de Educación en auditorías realizadas a las secretarías de Educación de Cali, Buenaventura, Yumbo y Valle. 

Esto hizo parte de un proceso que realizó dicho despacho a 36 entidades territoriales certificadas de todo el país, lo que arrojó cuestionamientos sobre 4712 establecimientos educativos y 17.238 sedes educativas en todo el territorio nacional.

De acuerdo con los datos suministrados por el Ministerio, en Cali se encontraron 6406 niños inexistentes. Un estudiante no válido o inexistente es un alumno que está reportado en el Sistema de Integrado de Matriculas (Simat), pero del que no se encontró evidencia de su existencia al momento de efectuar la verificación en el establecimiento educativo. En Buenaventura, en este mismo ítem se documentaron 5005 estudiantes, en el Valle (que incluye los municipios no certificados, es decir, que no manejan directamente su educación), fueron 4854. En Yumbo, los alumnos inexistentes serían 830. Esto arroja un total para lo auditado en el Valle de 17.095 matrículas de niños cuya existencia no se pudo verificar. 

Esto representa el 12,9 % de lo documentado a nivel nacional, donde se identificaron en dicha auditoría 132.485 niños inexistentes.

También se hizo arqueo de estudiantes adultos de los que no se encontró el suficiente sustento. Las cifras en este caso están así: Cali (2719), Buenaventura (1606), Valle (2004) y Yumbo (743), para un total de 7072. Representa esta cifra el 14 % de los hallazgos a nivel nacional, que fueron 50.157 estudiantes adultos inexistentes. Los mayores registros de estudiantes inexistentes están encabezados por Bogotá, Córdoba, Bolívar, Norte de Santander, Cauca y Cesar.

Del mismo modo, el informe arrojó que en todo el país hay 5955 docentes inexistentes. De acuerdo con el Ministerio, un maestro  no válido o inexistente es un profesor cuyo nombre aparece en la nómina, pero del que no se encontró soporte o no estaba en el colegio en el momento de la verificación y no tenía justificación en su carpeta para estar ausente.

De ellos, 642 corresponden al Valle del Cauca, con la siguiente distribución: Cali (268), Buenaventura (90), Valle (220) y Yumbo (64).

La ministra de Educación, Gina Parody, hizo referencia especial a este último municipio, porque si bien en términos absolutos la cifra de 64 docentes inexistentes no parece muy escandalosa, en su caso sí es “muy alto” porque representa el 8,3 % de los profesores de Yumbo, el mayor porcentaje de todos los entes auditados. “Es una Secretaría muy nueva y ya tiene irregularidades”, dijo.

Las entidades territoriales certificadas con mayores registros de docentes inexistentes están ubicadas en Bogotá, Medellín, Magdalena, Bolívar, Cali, Sucre y Norte de Santander, dice el Gobierno Nacional.

Las implicaciones 

El primer impacto de estos hallazgos será en las finanzas de los entes territoriales con irregularidades, pues los aportes que se hacen por los alumnos que  no se pudieron verificar serán recortados. Así lo explica la ministra Gina Parody: “los registros no se tendrán en cuenta para el cálculo de los recursos del Sistema General de Participaciones -SGP- que se les entrega a las respectivas entidades territoriales. En recursos, esto representa $160.000 millones, que no serán girados en el 2016”.

Sobre los docentes inexistentes, la decisión es similar: “los recursos no serán reconocidos a las entidades territoriales, ya que no se encontró evidencia de la existencia de estos maestros. Esto en recursos representan cerca de $150.000 millones para la Nación, que no se pagarán en el resto de la vigencia 2016”.

Ramón Atehortúa, rector del Colegio Santa Librada, uno de los más grandes del sector oficial en la ciudad, dijo que aunque no conoce los detalles de la auditoría, puede decir es que es muy extraño que dentro de las instituciones públicas se presenten alumnos ‘falsos’, pues cada año tanto la Secretaría de Educación como el mismo Ministerio realizan revisiones rigurosas. “Reportamos todos nuestros estudiantes al Simat. Del Ministerio viene una empresa contratada, van verificando curso por curso a los niños, incluso los hacen salir y les toman una foto. No podría decir que esto no ocurre, pero sí que el seguimiento que se nos hace es riguroso”, dijo.

El País intentó comunicarse con la secretaria de Educación de Cali, Luz Elena Azcárate, para conocer su posición frente a la denuncia, pero no dio respuesta.

CONTINÚA LEYENDO
Publicidad
VER COMENTARIOS
Publicidad