Huawei desafía a la industria del smartphone con inteligencia artificial

Huawei desafía a la industria del smartphone con inteligencia artificial

Octubre 15, 2017 - 12:40 p.m. Por:
Ossiel Villada Trejos / Jefe de Redacción Online de El País*
Huawei

El Centro de Manufactura de la multinacional Huawei está ubicado en el sector de Songshan Lake, de la ciudad de Dongguan, China.

Cortesía para El País

Y de repente se me viene a la cabeza una de esas ideas absurdas con las que el cerebro reacciona cuando el asombro lo supera: si Stanley Kubrick estuviera aquí ahora mismo, caminando entre nosotros, ya habría muerto de la risa.

Es mediodía de otro lunes de septiembre en la gigantesca ciudad de Dongguan, China. 20 latinoamericanos atravesamos el corredor principal de un inmenso salón blanco casi sacado de la escenografía que el gran Stanley imaginó en 1968 para su ‘Odisea del Espacio’. Pero esto no es una película de ciencia ficción. Aquí, una máquina extraña articula tarjetas con circuitos electrónicos indescifrables. Allá, un conjunto de brazos mecánicos se mueven en una armónica danza para ensamblar piezas diminutas. Más allá, simpáticos carros-robots circulan desprevenidamente por entre centenares de seres humanos llevando cajas de producto terminado.

Lea también: 'Huawei lanza en Colombia una academia digital de fotografía con el móvil'.

En medio de este universo que fusiona las habilidades humanas con la efectividad de las máquinas, nosotros avanzamos con los ojos como platos y la misma curiosidad espumosa con la que llegamos un día a este mundo. Apenas si atinamos a encontrar preguntas elementales frente a cada cosa. Para poder entrar a este sitio sin alterar sus condiciones naturales acabamos de ser revisados hace unos minutos por un sensor de electricidad estática. Llevamos túnicas blancas, gorras, cobertores de zapatos. Y nada más en las manos que papel y lápiz. Las filmadoras, los celulares, los computadores, cualquier tipo de dispositivo USB están prohibidos aquí. Los millones de procesos que se realizan en este lugar deben estar a salvo de cualquier intento de espionaje industrial.

robot Huawei

Este robot prueba los botones presionándolos más de un millón de veces.

Cortesía para El País

Estamos en el corazón del Centro de Manufactura de la multinacional Huawei en el sector de Songshan Lake, de la ciudad de Dongguan. Uno de esos lugares mágicos y extraños que la raza humana ha creado para satisfacer su angustiosa necesidad de llevar siempre un celular en la mano.

Pero es preciso ponerlo en perspectiva para entender exactamente dónde estamos: China es el país más poblado del mundo, con casi 1.400 millones de habitantes. Y según Qingkai Zong, Analista Senior de la firma investigadora de mercados GFK, Huawei es el dominador absoluto del negocio de smartphones aquí, con una participación de casi 22%. Es decir, estamos en una de las más grandes y sofisticadas fábricas de celulares del planeta, capaz de producir tranquilamente 1.300.000 equipos cada mes.

Y estamos exactamente en el lugar que concentra, desde hace varias semanas, los ojos y la atención de toda la industria de la telefonía celular. Es en esta fábrica donde reposa el más grande secreto de la industria china de telecomunicaciones por estos días.

El mundo lo conocerá oficialmente mañana lunes 16 de octubre. Fue bautizado con el sencillo nombre de ‘Mate 10’ y, según su fabricante, será el smartphone que pondrá en las manos de los consumidores el concepto de la Inteligencia Artificial, con aplicaciones y beneficios concretos, generando una nueva etapa en la industria. Pero en nuestro recorrido por esta mega-fábrica no podremos ver ni siquiera un dibujo de su silueta, y nadie nos hablará de él. Eso también está prohibido.

La Inteligencia Artificial, o también A.I., como se le conoce por sus siglas en inglés, es la gran frontera que intenta superar la ciencia de la computación en el siglo 21. Se trata, en términos simples, de hacer que las máquinas repliquen, de manera cada vez más autónoma, la característica que hace unos 200.000 años consolidó al Homo Sapiens como la especie más elevada de la cadena evolutiva.

Su principal herramienta es el ‘Machine Learning’, una revolucionaria disciplina científica que busca dotar a las computadoras de sistemas que les permitan aprender. Tal como lo hace el cerebro humano. Y en un mundo que hoy no puede moverse si no está interconectado, la Inteligencia Artificial es el nuevo ‘Quinto Elemento’ que todos los competidores de esta industria anhelan dominar.

La historia dirá que 2017 fue el año en el que se desató la ‘primera guerra mundial’ por la aplicación de la Inteligencia Artificial en la industria de los smartphones.

Huawei

23 laboratorios de investigación en los que Huawei prueba todos sus dispositivos móviles.

Cortesía para El País

En enero la taiwanesa HTC presentó a ‘Companion’, el asistente virtual que viene con sus nuevos teléfonos HTC-U. A finales de febrero la coreana LG lanzó su nuevo modelo G6, el primer smartphone Android en incorporar el sistema Google Assistant. Dos meses después la coreana Samsung presentó al mundo a ‘Bixby’, el asistente personal que ahora está presente en los teléfonos de sus líneas Galaxy y Note. Google, por supuesto, no se quedó atrás y en octubre incorporó su Assistant a los modelos de la nueva serie Pixel 2. Los asistentes Cortana, de Microsoft, y Alexa, de Amazon, también hacen parte de ese ‘club’.

Todos estos sistemas son programas de software desarrollados a partir del ‘Machine Learning’ e incorporados en los teléfonos celulares para que ‘aprendan’ lo que sus usuarios hacen a diario.

De esa manera, pueden anticiparse e informarle a usted si ya es hora de tomar su medicina, si tiene una cita mañana en la noche, o los pronósticos del clima para el fin de semana.

Esa no fue la apuesta de Apple, que ya tiene en sus teléfonos a la famosa asistente ‘Siri’. El imperio de Steve Jobs decidió utilizar la Inteligencia Artificial para ir más allá. A inicios de septiembre presentó su iPhoneX, equipado con un poderoso sistema de reconocimiento facial que utiliza 30.000 rayos infrarrojos y un motor neuronal para darle acceso a su dueño. Apple promete que, desde el primer minuto, el sistema ‘aprenderá’ de forma autónoma a reconocer a su verdadero usuario. Y sabrá quién es aunque use gafas, lleve un gorro, o le haya crecido la barba.

Los dispositivos Huawei no incorporan aún un asistente personal, pero eso no parece perturbar a los ingenieros chinos que ahora nos conducen por esta enorme fábrica.

Clement Wong, Vicepresidente Global de Marketing de Producto, es el encargado de explicar por qué creen que partirán en dos la historia de la industria del smartphone.

El ‘Mate 10’ es lo que se conoce en este medio como un ‘Flagship’. Literal, el ‘buque insignia’ que encabeza toda la ‘flota’ de celulares de una determinada marca. La creación de un ‘Flagship’ no solo compromete la mayor inversión de un fabricante en investigación y desarrollo, sino cosas aún más valiosas: su reputación como empresa innovadora, su personalidad, su capacidad de materializar en un aparato la visión que tiene del hombre moderno y su relación con el mundo.

Aunque todos los periodistas queremos ver el ‘rostro’ del nuevo ‘Mate 10’ de Huawei, la realidad es que lo más importante, su ‘cerebro’, dejó de ser un secreto hace ya varias semanas.

Se trata del procesador Kirin 970, un microchip con el que la ingeniería china ha logrado revaluar el significado de la palabra miniatura. En el Kirin 970, de apenas un centímetro cuadrado, están integrados y conectados 5.500 millones de transistores que gobiernan y ejecutan todas las funciones del teléfono. El chip que contiene el nuevo iPhone X de Apple, para citar solo un ejemplo, contiene 4 mil millones.

La diferencia de esos números ya habla de grandes diferencias en la velocidad de procesamiento de todas las funciones de un celular, pero el asunto va mucho más allá. El nuevo microprocesador de Huawei es el primero en la historia en incorporar un componente llamado NPU (Unidad de Procesamiento Neuronal), que se encargará exclusivamente de gestionar dentro del smartphone todas las funciones de ‘Machine Learning’.

Huawei

Esta robot simula el impacto de sentarse sobre el celular cuando se le tiene en el bolsillo trasero

Cortesía para El País

Hoy, cuando un usuario le hace una pregunta cualquiera al asistente personal de su smartphone, este debe conectarse obligatoriamente a una plataforma en internet para entregar la respuesta correcta.

El nuevo microprocesador de Huawei también puede hacerlo, si es necesario. Pero va más allá de eso: resuelve dentro del mismo teléfono muchas de las tareas de Inteligencia Artificial que el usuario le pide, sin tener que ir a la ‘nube’. Y eso, además de ser más seguro, es también más rápido.

Es esa capacidad lo que convertirá al nuevo ‘Mate 10’ en el primer smartphone capaz de tomar decisiones de forma autónoma, a partir de los datos que recoja y la observación que haga sobre el comportamiento del usuario.

¿Qué significa eso en la práctica? Que, por ejemplo, este celular tendrá la capacidad de diferenciar por sí mismo si la fotografía que se va a tomar es de una persona, un paisaje o un animal, y automáticamente definir cuál es el modo más adecuado de la cámara para que la imagen salga perfecta. O administrar por sí mismo todas las aplicaciones que el usuario no utiliza, para hacer que la carga de la batería dure mas tiempo.

Según GFK, al terminar este año se habrán vendido unos 1.860 millones de celulares en todo el mundo. Y un estudio de la consultora IDC dice que Huawei tiene el 11,3% de ese mercado, lo que la convierte en el tercer jugador detrás de Samsung y Apple. Pero ya le pisa los talones a la firma de la manzana, que posee un 12%.

¿Podrán los chinos superar a los estadounidenses y amenazar la supremacía de los coreanos? La respuesta dependerá de inventos tan sorprendentes como los que observamos en esta fábrica.

Mientras terminamos nuestro recorrido, dos grupos de visitantes de otras partes del mundo apenas comienzan. “Los chinos hacemos peregrinación anual a Sillicon Valley para ver lo que pasa allá. Pero ahora también vienen desde allá a ver qué hacemos acá”, explica Liu Xingliang, Director del Centro de Datos de Internet de China.

Si estuviera aquí, pienso antes de salir, Stanley Kubrick sería el más feliz de todos los visitantes. Su carcajada socarrona acabaría con la tranquilidad de este salón. Hace 50 años él concibió el guión de ‘Inteligencia Artificial’, la taquillera cinta que Steven Spielberg dirigió en el 2001. Internet era solo un experimento y la palabra smartphone no existía. Pero el viejo Stanley vio el futuro. Y se parecía mucho a esto.

(* Por invitación de Huawei)

México será el primer país de América Latina donde se comercialice el ‘Mate 10’. Colombia está en la lista, pues es un laboratorio natural para celulares de gama alta.

232
millones de móviles se vendieron en China hasta junio. Al cerrar año serán 482 millones.
80
mil de los 180.000 empleados de Huawei trabajan en investigación.
5,5%
creció la demanda de smartphones en América Latina, el mercado más dinámico para
la industria.
600
mil millones de dólares fue el valor total del mercado de smartphones a nivel mundial
en el 2016.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad