‘Cosquillas de colores’: videojuego especial para los niños

'Cosquillas de colores': videojuego especial para los más niños

Noviembre 12, 2017 - 02:11 p.m. Por:
Natalia Acosta, integrante del Semillero de Periodismo UAO-El País
rgt

La realización de ‘Cosquillas de colores’ estuvo a cargo de 20 profesionales, entre ellos su creadora Mónica Arroyave. Ocho meses fue la duración de las fases de planeación y desarrollo del videojuego.

Oswaldo Páez I El País

La empresa vallecaucana Muxbit S.A.S. fue premiada en la cumbre más grande de contenidos digitales del país: Colombia 4.0, desarrollada por los ministerios de Cultura y de Tecnología de la Información y las Comunicaciones .

Esta convocatoria busca, año tras año, sensibilizar a la industria digital sobre la necesidad de elaborar contenidos accesibles para personas con algún tipo de discapacidad, con enfoques culturales, educativos, incluyentes y de alta calidad.

Recientemente se entregaron los incentivos monetarios para los ganadores de esta convocatoria llamada Crea Digital 2017, entre ellos, la coproducción ‘Cosquillas de colores’; videojuego desarrollado por la empresa Muxbit, de la comunicadora social tulueña Mónica Arroyave.

A través de este videojuego los niños y las niñas en edad preescolar pueden iniciarse en el uso de las tecnologías digitales con responsabilidad y seguridad, por medio del acompañamiento de sus padres, familiares o acudientes.

Los protagonistas del juego son los ‘Trucos’, unos seres fantásticos que se encuentran sin color y con un humor no muy agradable. Para ayudarles, los jugadores podrán recobrarles el color y la alegría a través de cosquillas.

Entre las grandes promesas de este juego se encuentra la interacción directa no solo del niño, sino también de sus padres, pues cuenta con dos niveles de dificultad, lo cual brinda un momento divertido para todos.
“Buscamos crear un juego que fuera colaborativo, que tuviera dos niveles para que el padre se entretuviera tanto como el niño, buscamos recuperar esos espacios en la familia, pero introduciendo la tecnología, no satanizándola”, explica Arroyave, creadora de este proyecto.

El juego comienza cuando ambos jugadores han seleccionado sus respectivos personajes y niveles de dificultad. Posteriormente, en una pantalla dividida se muestran dos ‘Trucos’ grises, enfadados, gruñones, asustados o tristes. Un medidor indica el tiempo disponible, y cada jugador deberá frotar su personaje tan rápido como pueda para revelar sus verdaderos colores e identidad y devolverles su alegría.

Puede resultar algo sencillo, sin embargo, hay un simple detalle que intensifica el juego y lo hace innovador, y es que es los ‘Trucos’ han pasado tanto tiempo sin contacto físico que al sentir el más mínimo toque les produce cosquillas, lo cual los hará moverse y hacer sonidos divertidos estimulando el buen humor y la risa de los niños y sus padres.
Luego de terminado el tiempo de juego, aquel que tenga el mejor rendimiento será recompensado en el mundo digital con estrellas y arcoiris, pero además de esto, aparecerá una serie de actividades lúdicas que servirán de recompensa en la vida real.

Entre estas actividades están las cosquillas, los abrazos o pequeñas penitencias para quien haya obtenido el peor puntaje, todo esto con el fin de facilitar interacciones apropiadas que fortalezcan los lazos afectivos y que dejen un aprendizaje en los infantes.

- MUXBIT es un proyecto de emprendimiento que nació de la mano de Mónica Arroyave, comunicadora social de la Universidad del Valle con maestría en sistemas cognitivos y medios interactivos de la Universidad Pompeu Fabra en España, quien en el año 2013, decidió apostarle a las interacciones creadas entre la tecnología, el arte y la ciencia.

- Con más de 17 años de experiencia en el campo de la producción, realización y dirección de materiales audiovisuales, esta tulueña es apasionada por la convergencia entre lo audiovisual y las nuevas tecnologías.

Más beneficios 

Por otra parte, la interacción del videojuego no está pensada únicamente desde el entretenimiento. También existe un desarrollo de habilidades motoras, espaciales y cognitivas en el uso de los dispositivos, debido a que al vivir conjuntamente la experiencia, se abren espacios e interacciones significativas al interior de la familia, las cuales promueven el diálogo sobre la empatía y la valoración de la diversidad cultural.
Ángela Duque, psicóloga egresada de la Universidad Javeriana de Cali, madre de tres hijos, hizo parte de las pruebas de usuario o espacios experimentales realizados en la fase de desarrollo del videojuego y opina que ‘Cosquillas de colores’ fortalece y refuerza el espacio familiar y el contacto directo, pues al final del juego invita a realizar actividades como cosquillas, pintar en familia y actividades lúdicas.

Ese contacto es la esencia de la jugabilidad, basada en el acto de pintar donde el color tiene un valor simbólico asociado a la diversidad cultural y a la alegría, y se complementa con una recompensa que trasciende a una interacción física-lúdica entre jugadores, llevando el juego mucho más allá de una simple interacción con el dispositivo.

De igual manera, Mónica Arroyave explica que la finalidad del juego es poder mostrar que la felicidad ajena también puede sentirse como propia. “Debemos distinguir al que es distinto de nosotros y por eso los ‘Trucos’
son diferentes: unos son redondos, otros, cuadrados, y todos viven en distintos mundos. En el gesto de acercarme al otro que es distinto hay un aprendizaje y eso hace que valga la pena”.

Tras pasar por la fase de su desarrollo, la compañía Muxbit S.A.S. espera que el juego ‘Cosquillas de colores’ sea lanzado en diciembre de este año en las tiendas virtuales Google Play y Apple Store para ser descargado en Colombia, y anhela que se convierta en el aliado lúdico de todo aquel que conviva alrededor de un niño y que sea consciente de la importancia de acompañar y ofrecerle seguridad a un infante que empieza a vivir en un mundo de tecnología, y que además necesita tiempo y actividades para divertirse.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad