INFORMACIÓN COMERCIAL

Las claves para hacer el amor con humor

Diciembre 04, 2016 - 12:00 a.m. Por:
Por Meryt Montiel Lugo, editora Equipo de Domingo
Las claves para hacer el amor con humor

En ‘Hagamos el humor’ López Peralta aborda temas como los accidentes sexuales, el maletín que todo buen amante debe tener y regala tips para la intimidad.

El sexólogo Ezequiel López Peralta explica a los lectores de El País porqué la risa es crucial a la hora de la seducción y la intimidad.

Sicólogo clínico. Con dos maestrías en sexología clínica y terapia de pareja. Conferencista internacional. Escritor. Columnista. Presentador de programas y secciones de televisión. Besólogo y  teatrero. El argentino Ezequiel López Peralta se ha convertido en un profesional multifacético que se vale de varios medios con el fin de enseñar, hacer reflexionar y despejar dudas sobre un tema que aún es tabú en nuestra sociedad: el sexo.

Si hace unos meses se subió a las tablas del teatro con su monólogo Confesiones de un Besólogo que llevó de gira por Latinoamérica, esta vez se craneó un stand up comedy “pedagógico- reflexivo” con el que busca un contacto más directo con el público. 

Su show para aprender de sexo lo tituló ‘Hagamos el humor’, el cual estará presentando el próximo martes 6 de diciembre, a las 8:00 p.m., en el restaurante Rayuela, de Chipichape.

Antes de llegar a La Sultana del Valle el psicólogo sexólogo habló sobre la importancia del buen humor en la relación de pareja, en la intimidad, y sobre las diversas temáticas que abordará en su espectáculo.

¿Por qué esa iniciativa de un stand comedy?

Quise buscar un formato más simple, pero mucho más humorístico y de un contacto mucho más directo con el público y me inventé una suerte de stand up comedy sexual en donde voy describiendo diferentes situaciones cotidianas que pasan  las personas, el hombre, la mujer, las parejas, y las abordo de una manera tragicómica, porque algunas situaciones son realmente trágicas, pero las vuelvo cómicas, como para que la gente le quite un poco de dramatismo, pero siempre hago un aporte pedagógico a medida que voy hablando. No es un stand up comedy literalmente, sino un stand up comedy pedagógico o una suerte de humor reflexivo. Lo que busco es un contacto más directo con el público y más humano, a la misma altura. 

Como cualquier stand up comedy empiezo hablando de mi propia desgracia, de lo difícil de ser sexólogo, de las cosas que paso, es una manera de ponerme en la misma línea del público porque la gente piensa que como sexólogo uno se las sabe todas, que le caen todas las  mujeres, pero nosotros tenemos los mismos problemas. Sí tenemos conocimientos que nos ayudan en algunas situaciones, pero no dejamos de ser personas.  Utilizo el humor para estar en contacto y sintonía rápida con el público.  Y resulta gracioso, porque no solo es un sexólogo hablando de sus desgracias sino de un argentino hablando de sus defectos, un argentino agrandado hablando de sus propias torturas.

¿Qué tan importante es tener buen humor en una relación de pareja?

En principio cuando uno se divierte con una persona hay altas probabilidades de que  tenga una buena conexión erótica. El humor tiene que ver con el erotismo, el hecho de que te rías con alguien es una situación erotizante. Si esa persona solo te divierte y no tiene otro tipo de habilidades de seducción o de habilidades eróticas, bueno, tampoco será suficiente, pero sí será una herramienta de seducción muy importante.

¿Qué  aspectos relacionados con el humor cree que seduzcan?

Para mí es muy seductor, por ejemplo, la persona que se ríe de sí misma. Y por otro lado, el humor también puede cambiar algunas situaciones. Por ejemplo, cuando un hombre no tiene la erección o la pierde, o cuando los dos se cayeron de la cama, o se emocionaron mucho y se dieron un golpe, el humor  permite aflojar un poco la frustración y hasta el dolor físico.

El humor es una herramienta incluso para disminuir las tensiones y resolver algunos problemas que tienen que ver con una alta carga de ansiedad. O sea, una cosa es un hombre cuando tiene problema con su erección y siente que es una situación dramática y se pone a llorar y se enoja y su pareja se angustia, pero otra cosa es cuando pasa eso y la pareja le dice, tan bien que veníamos, y se echa a reír, le hace alguna broma. Esa risa puede hacer que la situación se resuelva.  El humor es clave para que la pareja se conecte.  Y es un elemento clave en la seducción. Divertirse con alguien te allana mucho el camino hacia la seducción y finalmente es una herramienta que también puede servir para resolver situaciones que no son tan agradables.

Cuando se le pregunta a las mujeres qué tipo de hombre prefiere generalmente dentro de las características que enumeran está siempre “que tenga buen humor, que sea de buen genio”…

No solamente las mujeres. Los hombres también pensamos lo mismo. El humor es una característica masculina que valoran las mujeres, pero también es una característica femenina valorada por los hombres. El sentido del humor y la mirada positiva de las cosas es muy valorado a nivel de la pareja. Porque una persona divertida en general es inteligente, porque para hacer humor bien hecho, humor oportuno, no un humor desubicado, se tiene que ser inteligente, empático, saber en qué momento decir un chiste, un apunte jocoso; se tiene que ser creativo para asociar una cosa con otra y sacar un comentario gracioso, humorístico y uno tiene que ser positivo.

El hecho de que una persona sea divertida da a entender que tiene una serie de otras habilidades, capacidades, virtudes, actitudes, que son útiles para la vida de pareja y también para la vida sexual de alguna forma. Porque eso de ser inteligente, creativo, positivo, son virtudes que también hacen un buen amante, sobre todo, ser creativo. El humor es una herramienta que a uno le sirve en todos los órdenes de la vida.

Pero no es solo chiste, el apunte gracioso en el momento oportuno, sino  gestos, juegos, caricias, pellizquitos, besos en diferentes partes del cuerpo, cosquillas que  la pareja le puede brindar al otro dentro de la relación o en la intimidad, ¿no?...

Sí, sí, claro. De hecho, el tema de las cosquillas es un juego en la relación de pareja. Se puede hacer una guerra de cosquillas, o de quién hace reír más al otro, quién hace caer al otro del sofá o de la cama. Las cosquillas son una forma de conectarse, de jugar, pero todo tiene que ser en su debido momento. Porque hacer un chiste, un comentario humorístico en el acto sexual, donde hay una cosa más apasionada puede bajarte de las nubes, sacarte del clima. 

A mí me parece que el humor inteligente es oportuno, entonces hay un momento en el que estás por ahí comiendo, tomando algo, haces un chiste, generas una risa, pero hacer un chiste sobre algo puede ser que te saque de la onda erótica y te lleve para otro lado y no siempre es lo más conveniente. Entonces hay que saber cuándo hacer un chiste, cuándo usar la cosquilla, cuándo dar un pellizquito y cuándo pasar a otro tipo de conexión. 

¿Ha conocido de situaciones humorísticas que le hayan comentado algunas parejas o de quejas por la poca o cero gracia que tiene uno de los cónyuges en la relación o en la intimidad?

Sí, hay personas que se quejan que cuando están teniendo relaciones su pareja no tiene ningún tipo de manifestación, ni humorística, ni sexual, nada.  Son personas que en el momento de la cama son muy difíciles de descifrar, no se sabe exactamente qué les pasa. Eso es un problema, porque muchas veces uno en ese momento no pregunta, porque no quiere cortar el clima en ese preciso momento.

Hay parejas que no comenta si algo le gusta más o le gusta menos, como si le diera lo mismo y eso termina convirtiéndose en un punto nada gracioso:  no se sabe si la pareja está viva o está muerta, si está sintiendo o le está faltando algo. Eso es una queja sobre todo del hombre hacia la mujer, que ella a veces tiene un control, demasiado pasivo, y si bien hay hombres que promueven eso por machismo, también hay hombres que quieren estar con alguien que tenga otra actitud. 

También he escuchado de situaciones que han cortado una relación ya que se empezaron a reír y no pudieron más de la risa, porque, por ejemplo, se quebró una pata de la cama y se fueron los dos al piso, una situación que sin tener sentido del humor termina siendo demasiado graciosa. Se corta el clima en ese momento. O es también, por ejemplo, el caso de las parejas que tienen mascota, que dejan la puerta entre abierta y están en pleno acto sexual  y aparece el perro o el gato sentado al borde de la cama ronroneando o lamiéndoles los pies en ese momento.  Creo que todos hemos vivido situaciones humorísticas después de las cuales decimos ya pasó y seguimos, pero hay otras que dan tanta risa y que hay que cortar.

Hay mujeres que dicen que cuando están en el clímax les da por reírse y a los maridos les molesta eso. ¿Hay alguna explicación científica de esa risa?

No, es una expresión muy personal. La mujer es más expresiva con el orgasmo que el hombre, entonces ese tipo de matices se ve más en mujeres que en hombres. No conozco de hombres que se rían o que lloren en un orgasmo, en cambio sí hay mujeres que en un orgasmo lloran, se emocionan y ríen y la risa finalmente es una emoción. La risa parte de una situación, que en ese momento está viviendo, es algo que la mujer no puede controlar. Lo importante es que su pareja entienda que es una expresión positiva, no es que se esté riendo de lo malo que estuvo o de algún defecto de él o algo por el estilo.  Es una cuestión emocional ligada al orgasmo, que finalmente es una respuesta biológica, pero también es una respuesta emocional, psicológica.

Entonces hay que hacerles ver a ellos que no deben enojarse…

Sí, pero de todos modos es bueno hablarlo, que ella le comente sobre lo que está sintiendo o sintió , que en realidad es una emoción positiva, que es parte del disfrute.

Tratará en su obra humorística temas como los accidentes sexuales. ¿Como cuáles?

Toco varios. Unos son tragicómicos, otros más humorísticos, como cuando se rompe el condón, de cómo lo colocamos apresurado, lo manipulamos mal y cómo puede ser algo grave. Hablo también del caso del hombre que no se controla y eyacula demasiado rápido, y además, molesto un poco sobre lo importante que es el hecho de que la mujer se depile y que el hombre también lo haga. La ventaja adicional que tiene el hombre al depilarse es que el pene se le vea más grande, entonces hablo de cómo es más fácil convencerlo de que se depile, porque va y se depila a los dos minutos. 

También es un tema de higiene. Pero los médicos recomiendan no retirarse el vello púbico del todo porque finalmente ayuda a evitar el contagio de algunas infecciones, pero la verdad es que rasurarse está casi de moda. En nuestra cultura si una persona no se corta el vello púbico se ve muy mal. O siquiera que no se lo arregle un poco se ve muy mal, grotesco, antihigiénico, sucio, descuidado.

¿Y sobre el maletín que debe tener todo buen amante qué nos puede adelantar?

Prácticamente manejo un maletín que es muy lujoso en su forma, en su apariencia, en su contenido. Contiene varios juguetes sexuales y explico cómo utilizarlos. Por ejemplo, el vibrador nuevo que acaba de salir que se activa con el sonido, de acuerdo con la música que pongas, con los gemidos de la pareja, el vibrador funciona o más rápido o más despacio. 

Tengo también un anillo vibrador, unos masturbadores masculinos como las copas masturbadoras, tengo bastantes productos de cosmética erótica como geles saborizados para sexo oral.  Yo les digo, estos productos son costosos, porque un vibrador puede valer $ 800.000, pero bueno, uno también puede tener su propio sex shopping en casa y empiezo a molestar con cosas que usó alguna vez como un pepino, una zanahoria, cosas que son más grotescas. Que si no tienes para un maletín de rico puedes tener uno más austero, el más económico es una caja de cartón. Es un poco mostrando que cualquier cosa puede ser erótica, siempre y cuando uno lo sepa usar y sea creativo.

En ‘Hagamos el humor’ López Peralta aborda temas como los accidentes sexuales, el maletín que todo buen amante debe tener y regala tips para la intimidad.

“El humor es una herramienta que a uno le sirve en todos los órdenes de la vida”, Ezequiel López Peralta, psicólogo clínico y sexólogo

 

CONTINÚA LEYENDO
Publicidad
VER COMENTARIOS