Vargas Lleras, el otro gran perdedor que dejó el plebiscito

Vargas Lleras, el otro gran perdedor que dejó el plebiscito

Octubre 05, 2016 - 12:00 a.m. Por:
Redacción de El País
Vargas Lleras, el otro gran perdedor que dejó el plebiscito

German Vargas Lleras, vicepresidente de la República.

Según analistas, al ‘Vice’ le cabe responsabilidad en el triunfo del No, lo cual perjudicará sus aspiraciones presidenciales.

Germán Vargas Lleras ‘fue por lana y salió trasquilado’. Así, coloquialmente, varias voces definieron este martes la situación del Vicepresidente de la República después de los resultados del Plebiscito por la Paz que se votó el pasado domingo en el país.

En efecto, políticos y analistas coincidieron en afirmar que el resultado adverso del Sí terminó por arrastrar las aspiraciones que el jefe del Partido Cambio Radical tenía de cara a las presidenciales del 2018.

Unos y otros recordaron la posición “tibia” que Vargas Lleras ha tenido con respecto al proceso de paz durante los dos años largos que lleva haciendo parte del  gobierno Santos y que solo “a regañadientes” aceptó hacer campaña por el Sí en los últimos días, luego de que el presidente Juan Manuel Santos se lo pidiera públicamente.

“Vargas Lleras nunca apareció en la foto de la paz, ni siquiera en la del domingo, cuando el Presidente salió a reconocer el triunfo del No. Siempre fue evidente que este proceso poco o nada lo movió”, sostuvo un analista que prefirió omitir su nombre.

 En su opinión, era una situación extraña, dado que la principal bandera del Gobierno Nacional justamente ha sido la paz, pero a  la que el país político terminó casi por acostumbrarse, dada la cercanía  del ‘Vice’ con el expresidente Álvaro Uribe.

Sin embargo, según los expertos, es evidente que esa posición  “ambigua” no solo perjudicó la votación favorable a la refrendación de los acuerdos de La Habana sino también el futuro político de quien hasta el domingo era uno de los firmes aspirantes al primer cargo del país.

“Contribuyó a la derrota”

Con respecto al primer punto, el senador por el Polo Democrático Jorge Robledo cuestionó: “¿Qué hubiera pasado si Germán Vargas Lleras se la hubiera metido toda a la campaña por el plebiscito y no hubiera sido un aguatibias como evidentemente lo fue?”. 

Y  las cuentas parecen darle la razón. Si bien en Atlántico, donde él tiene su mayor fortín político, el Sí obtuvo cerca de 270 mil votos,  solamente 431 mil personas acudieron a las urnas, cuando en la segunda vuelta presidencial de 2014 lo hicieron 702 mil.

Lea también: Las molestas verdades que dejó el 'mapa del plebiscito'

Sin embargo, para muchos observadores, como Cristian Rojas, profesor de ciencia política de la Universidad de La Sabana, si todas esas 702 mil personas hubieran votado el pasado domingo, con la diferencia de 20 % entre el Sí y el No que se registró en ese  departamento, la balanza se  habría inclinado en favor de la  aprobación de los acuerdos.

Por ello, para muchos la explicación que salió a dar ayer el Vicepresidente fue insuficiente: “En la Costa y en la ciudad de Bogotá, contrario a lo que pasó en departamentos como Santander, Norte de Santander, Meta, Risaralda y Caldas, ganó el Sí”.

Lea también: Los aciertos y desaciertos de un proceso de paz que quedó herido

“Lo que he escuchado aquí en el Congreso es que hay mucha molestia, y que la Unidad Nacional cada vez lo estima menos, porque a la gente le molesta mucho que no haya coherencia. No es mi asunto, pero es evidente que para  la mermelada y la contratación pública sí es santista, pero cuando se requiere que piense en el país él prefiere quedarse a hacer sus propias cuentas”, dice Robledo.

Y con respecto de lo sucedido en la capital del país, donde el No obtuvo una alta votación, añadió que “Peñalosa, que es vargasllerista, se fue al exterior la semana anterior a la votación y no hizo  campaña por el Sí”.

Aun así, desde Piedecuesta, Santander, el ‘Vice’ hizo énfasis en que él no evade sus responsabilidades con el Gobierno y que, por el contrario, ha sido muy cumplidor, por lo que seguirá su recorrido por todo el país, mientras guarda silencio con respecto a los resultados del plebiscito “porque el Presidente me lo pidió el domingo”.

“Se quedó sin nicho político”

“Todo político tiene un nicho y Vargas Lleras se quedó sin nicho.  Él siempre ha sido un oportunista al ubicarse de último, como  en el 2012, cuando era el jefe de debate de la campaña de Serpa y faltando 20 días se pasó para donde Uribe y allí ganó una cantidad de votos”, le dijo a El País el senador por el Partido de la U, Armando Benedetti, rival electoral del Vicepresidente en el Costa Atlántica.

Lea también: ¿Por qué ni el Gobierno ni la oposición tenían un 'Plan B'?

Y agregó: “Pero esta vez se quedó sin el Sí y sin el No, porque ya Uribe dijo que él no era del No y aquí hemos dicho que él no es del Sí”, por lo que concluyó que “por ahora no tiene salida”, sin dejar de reconocer que Vargas Lleras “es muy hábil”.

A su vez, el profesor Rojas coincide en que los resultados no le sirven ni a Vargas Lleras ni a su partido, Cambio Radical.

“Por un lado, es evidente que el Centro Democrático quedó fortalecido como partido, que son ganadores, que  no depende del Vicepresidente y que no necesita maquinaria”, afirmó.

En esa medida, considera que sería Vargas Lleras quien ahora tendría que propiciar  su  acercamiento con el partido liderado por el expresidente y actual senador Álvaro Uribe Vélez, que fue al que catapultó el triunfo del No.

Pero después de que para muchos era al menos un precandidato fijo por esa colectividad, “ya no la tiene fácil, porque, aunque podría sumarse a una candidatura, ya no estaría jugando como una fórmula presidencial o vicepresidencial”.

De igual forma, su posición de desventaja impediría que él o su partido puedan hacer algún tipo de exigencia ante el urbismo, sobre todo después de la cercanía que durante los últimos meses se evidenció entre el expresidente y el exprocurador  Ordóñez.

“Además, en el Centro Democrático hay gente que ha hecho carrera, como el mismo Óscar Iván Zuluaga, Carlos Holmes Trujillo y el senador Iván Duque, a quien el domingo pasado Uribe le pidió que estuviera a su lado al momento de pronunciar el discurso de la victoria del No”, dijo uno de los expertos consultados.

Pero según el docente de la Universidad de La Sabana dentro de la Unidad Nacional el ‘Vice’ tampoco la tiene fácil, porque “allí se está buscando culpar a todo el mundo (por los resultados del domingo) y porque el liberalismo, que es de donde se desprendió Cambio Radical, no lo quiere”.

Pero también porque como lo dice Eduardo Álvarez, investigador de la Fundación Ideas para la Paz, en el seno ‘rojo’ está Humberto de la Calle que, al menos hasta el domingo, se perfilaba como un candidato ideal para ser el garante desde la Presidencia de la implementación de los acuerdos de paz hasta el 2022.

Piden renuncia del ministro Cristo

La búsqueda de responsabilidades políticas por  el resultado del plebiscito del domingo enfrentó ayer a los partidos  Liberal y Cambio Radical, que pidieron  la renuncia del  ministro del Interior, Juan Fernando Cristo.“Es importante que el Gobierno Nacional evalúe la posibilidad de contar con un nuevo Ministro de la política,  cuya interlocución con todos los grupos políticos sea fresca y fluida, y no haya sufrido el desgaste del fallido proceso plebiscitario”, se dijo en un comunicado.Como respuesta, las bancadas ‘rojas’ de Senado y Cámara expidieron comunicados de respaldo a la labor de Cristo, “quien con sapiencia y dedicación ha logrado una interlocución efectiva con el Congreso y con los demás estamentos políticos del país para lograr que el sueño de conseguir la paz siga vigente”.
VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad