Uribe insiste en que el Congreso no puede refrendar acuerdo de paz

Noviembre 24, 2016 - 12:00 a.m. Por:
Elpais.com.co|Colprensa

El senador Álvaro Uribe insistió que desde el Centro Democrático proponen que el texto completo o los puntos en desacuerdo sean sometidos a refrendación popular.

Tras la firma del nuevo acuerdo de paz entre el Gobierno y las Farc, que se realizó este jueves en el Teatro Colón de Bogotá, el expresidente Álvaro Uribe Vélez dijo que "el Congreso está para implementar, no para refrendar" al insistir que el texto debe ser refrendado por la vía popular. 

Lea también: Rodrigo Londoño espera "gobierno de transición" que cumpla con acuerdo de paz.

"Hay temas que se pueden implementar, como por ejemplo el tema agrario, que seguramente podrá ser discutido o corregido en el Congreso, pero hay temas en los cuales no hay acuerdos en lo básico, como el tema del tribunal, de la impunidad total y de la elegibilidad”, dijo Uribe Vélez. 

Insistió que desde el Centro Democrático proponen que el texto completo o los puntos en desacuerdo sean sometidos a refrendación popular.

“La refrendación en el Congreso tiene problemas jurídicos y políticos. No podrá introducir modificaciones en temas fundamentales como la impunidad total, porque ni las Farc ni el Gobierno lo permitirá y porque no tenemos mayorías para eso”, agregó Uribe Vélez.

Lea también: Gobierno y Farc firmaron nuevo acuerdo de paz en Bogotá.

De acuerdo con el senador del Centro Democrático, el presidente Juan Manuel Santos, el Congreso y la Corte Constitucional expresaron que la refrendación debía ser por parte del pueblo, “siempre se habló de eso y ahora lo niegan”.

Paloma Valencia, senadora del Centro Democrático, en una extensa intervención en el Senado, dijo no estar de acuerdo con que "este Congreso pretenda suplantar la voluntad del pueblo expresada el pasado 2 de octubre". 

"Los voceros del No estuvieron reunidos con los ministros durante tres semanas dedicados a explicar cada uno de los temas y preocupaciones que teníamos, no solo estos dirigentes sino todos los colombianos que votamos por el No", dijo la senador Valencia.

Criticó el proceder del Gobierno para llevar las observaciones a La Habana al afirmar que fue apresurado y con "poca convicción, falta de lealtad a los colombianos y falta de principio". 

"No solo dijeron que nos mostrarían los resultados de La Habana antes de hacerlos públicos sino que habría la posibilidad de ajustarlos. Hasta última hora estuvimos insistiendo que no se llamaran cambios definitivos para introducirle cambios", dijo Paloma Valencia. 

Por su parte, Marta Lucía Ramírez, senadora del Partido Conservador, propuso adicionar una papeleta en las próximas elecciones presidenciales para consultarle a los votantes si están de acuerdo con lo que se firmó.

Jaime Amin Hernández, otro de los senadores del Centro Democrático, dijo en el hemiciclo del Senado: "No estamos de acuerdo con que el Senado convierta en ley lo que ciudadanos rechazaron en el plebiscito".

En un comunicado publicado en Twitter, Carlos Holmes Trujillo afirmó: "hoy se dio un paso, pero se enterró la posibilidad, que era real, de entregarle a Colombia un acuerdo sólido y duradero, gracias a un acuerdo nacional para la paz". 

Añadió que el Gobierno y las Farc "prefirieron firmar un acuerdo que será débil e interino" y reiteró, como lo ha dicho Uribe, que la única vía para refrendar el nuevo acuerdo es el voto popular. 

Para el expresidente de la Corte Suprema de Justicia, Jaime Arrubla, “el resultado del plebiscito fue negativo y por tanto no hay refrendación, ahora hay unos acuerdos renovados que si son refrendados por el Congreso tendrían poca legitimidad”.

Lea también: Los pro y los contra de refrendar el nuevo acuerdo con las Farc en el Congreso.

Arrubla explicó que “el Congreso está para implementar, no para refrendar”, y que esta es una refrendación más de carácter político que jurídico, “porque jurídico sería la implementación, es necesario para que quede blindado, para que principalmente las Farc queden tranquilas... sino va a quedar el sin sabor, de si tuvo o no la aceptación de los colombianos”.

“Nos vamos a quedar con unos acuerdos sin refrendación y la lesionada es la democracia”, agregó.

En la mañana de este jueves el presidente Juan Manuel Santos y Rodrigo Londoño, alias Timochenko, firmaron el nuevo acuerdo de paz alcanzado en Cuba tras la derrota en el plebiscito el pasado 2 de octubre. 

El documento de 310 páginas fue rubricado con el 'balígrafo', un lapicero hecho a partir de casquillos de balas de armas de largo alcance utilizadas en el conflicto armado. 

Al acto, realizado en el Teatro Colón, en Bogotá, fueron invitados víctimas, miembros del cuerpo diplomático, expresidentes de la República, magistrados, congresistas, directores de medios de comunicación y representantes de organizaciones sociales. 

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad