"Uribe debe aceptar la democracia de la paz": Íngrid Betancourt

Diciembre 13, 2016 - 12:00 a.m. Por:
Katherine Vega | Colprensa

Íngrid Betancourt.

Íngrid Betancourt, quien estuvo secuestrada por las Farc, dice que ahora hay que construir la paz y que se vuelva realidad.

La excandidata presidencial Íngrid Betancourt, secuestrada por las Farc durante siete años, fue una de las víctimas  del conflicto armado que  estuvo en el grupo  que acompañó el pasado sábado al presidente de la República, Juan Manuel Santos,   a recibir el premio Nobel de la Paz en Oslo, Noeruega.

La excongresista, quien tras ser liberada se radicó en el exterior,  habló  sobre la justicia que, según ella, se necesita para consolidar la paz.

También expresó su preocupación por la suerte de algunos policías  y militares que estuvieron secuestrados con ella.    

Asimismo se refirió a las declaraciones  del expresidente Álvaro Uribe, quien calificó como dictador al ahora Premio Nobel de la Paz.

Usted ha hablado de que se requiere justicia. ¿Cómo es exactamente la justicia que se necesita?

La justicia es primero entender el sufrimiento de las víctimas. Uno en Colombia parte de un sentimiento de que la víctima es culpable, que dio “papaya”, que la culpa es de ella. 

Yo creo que hasta que nosotros como víctimas no sintamos el reconocimiento de lo que sucedió y que esa situación nadie lo podía prever, no hay justicia. Eso es parte de la justicia.

¿Cuál es la otra parte de esa justicia?

La otra justicia es una justicia moral, es una justicia social. Compañeros que estuvieron secuestrados conmigo mucho tiempo, que duraron más tiempo que yo, 15 años, no los llaman para ascenso porque estuvieron en la selva. Hay algo ahí que a mí me inquieta: ¿dónde está la justicia para esos hombres que le dieron su juventud a Colombia? Está el caso de un piloto que fue el que me rescató en el helicóptero, no lo han llamado para ascenso tampoco.

Pero entonces… ¿es social?

Son muchas cosas que son sociales, no solamente que las Farc vayan a la cárcel, es que se entienda que el trauma de la víctima es que la vida le cambió de un día para otro y eso se tiene que readecuar, tienen que darle oportunidades a las personas, oportunidades económicas, de trabajo, para pasar la página. Hay mucho sufrimiento, no solamente con un saludo a la bandera o que le digan a uno “pido perdón”; tiene que haber más que eso.

¿Ahora qué sigue?

Queda ahora para todos nosotros arremangarnos la camisa y construir... la paz de papel, tiene que volverse una realidad concreta y todos tenemos que contribuir.

 ¿Y la política? 

La política tiene que cambiar. Tiene que ser una política, primero, de tolerancia; la manera como nos expresamos tiene que cambiar, pero también la manera como actuamos. ¿27 billones de pesos desaparecidos en corrupción? La política tiene que cambiar.

El expresidente Álvaro Uribe ha dicho que esta es la dictadura de la paz, que lo que está haciendo el presidente Santos es actuar como dictador. ¿Qué piensa de eso?

La dictadura de la paz, no. Esta es la democracia y se tiene que aceptar también la democracia de la paz, es aceptar que el país quiere la paz y no necesariamente la que él diseña sino la que logramos entre todos. Inclusive en contra de la voluntad de las Farc, pero ellas aceptaron muchas enmiendas al acuerdo y eso tiene un valor, entonces es una paz democrática, no es una paz impuesta por el más fuerte.

¿Se imaginó algún día que el presidente Santos llegaría ser Nobel de Paz?

Sobre el Presidente debo decir que él hizo su camino y al final del destino se recibe lo que se sembró.

Lea también: "Lo más absurdo que he oído decir es que el Nobel fue comprado": Santos

CONTINÚA LEYENDO
Publicidad
VER COMENTARIOS
Publicidad