Unión Europea financiará planes para el posconflicto

Enero 22, 2016 - 12:00 a.m. Por:
Elpaís.com.co
Unión Europea financiará planes para el posconflicto

Eamon Gilmore, delegado de la UE, (primero a la izquierda) dialoga con el agricultor Harvey Mancilla en su finca de Caloto. Con él, Francisco García, jefe de la unidad de cooperación de la Unión Europea.

Eumon Gilmore, enviado especial de la UE para el proceso de paz en Colombia, señaló que el monto de esos dineros aún no se ha definido, pero el fondo quedaría listo en marzo.

Aunque desde hace 15 años la Unión Europea, UE, apoya económicamente programas rurales en el país, una vez se firme el proceso de paz en La Habana se reforzará el apoyo a través de un fondo fiduciario con recursos de los países miembros. El monto de esos dineros aún no se ha definido, pero el fondo quedaría listo en marzo, anunció en Cali, Eumon Gilmore, enviado especial de la UE para el proceso de paz en Colombia, tras señalar que se hará énfasis en planes para beneficiar a los campesinos en el posconflicto.  Recordó que desde el año 2000, la UE ha destinado 200 millones de euros en proyectos de desarrollo rural en Colombia, y alista otros 50 millones de euros (diferentes al fondo) para continuar apoyando esa tarea a través de nuevos convenios de política pública con el Gobierno colombiano  “que van a influir positivamente en los diferentes territorios”. Gilmore, quien fue viceprimer ministro de Irlanda, y quien participó en el proceso de paz que adelantó su país hace 18 años, dijo ayer en Cali que “seguirá reforzándose la cooperación a programas de apoyo a las víctimas del conflicto, reintegración de ex combatientes a la vida civil, justicia en derechos humanos y otros en favor de la población vulnerable, en especial mujeres y niños”.  También se adelanta un programa para contribuir al desminado y la restitución de tierras. En Valle y Cauca, conjuntamente con la corporación Vallenpaz y la participación del Banco de Desarrollo de América Latina, CAF, la Unión Europea tiene en marcha 26 proyectos, “los cuales son una demostración más de la cooperación de la Unión Europea”, destacó el señor Gilmore. Uno de esos programas que recibe apoyo de la UE desde hace varios años es el de ‘Cosechas de Paz’ que impulsa Vallenpaz  y en el cual participan 500 productores de los municipios de Caloto, Villa Rica, Corinto, Miranda, Padilla y Guachené. El director de Vallenpaz, Felipe Montoya, dijo que se trata de una iniciativa que permite hoy un importante impulso a los agricultores de esa región del norte del Cauca gracias a un aporte de un millón y medio de euros. A su vez Vallenpaz, en contrapartida a través de la Agencia  Presidencial para la Reintegración,  aporta 375.000 euros junto a la CAF. Anotó que el proyecto a tres años buscará beneficiar a unos 2000 campesinos (en ambos departamentos) y la idea es contar con un futuro  operador logístico para eliminar a los intermediarios.  En otras palabras, permitir que los agricultores salgan con sus productos a los centros de consumo (almacenes, tiendas, supermercados, etc), para que “ellos vean el campo como una opción digna y rentable de negocios y no tomen como alternativa los cultivos ilícitos”. La ventaja, enfatizó, es que la UE nos permite trabajar mucho en la sustitución de cultivos, brindando asistencia técnica y recursos a los labriegos para la compra de insumos. Diálogo en Caloto  Gilmore aprovechó su visita para dialogar  con agricultores, vinculados a los programas de Vallenpaz, en Caloto, Cauca, a quienes garantizó el respaldo económico de Europa a iniciativas en el sector agrícola. El delegado estuvo en la finca Lina Mar del   corregimiento San Nicolás,  donde el agricultor Harvey Mancilla, lidera la producción de papaya, limón, cacao, naranja y plátano bajo los auspicios de Vallenpaz. Allí el exministro irlandés escuchó las inquietudes de los productores tanto de la zona plana como de ladera, lo mismo que sus experiencias y dificultades. Gilmore estuvo acompañado por el padre Jorge Tovar, coordinador de la Red Prodepaz que impulsa 25 programas en el país en favor desplazados y víctimas del conflicto.  El delegado de la UE se mostró complacido por el avance de las iniciativas que favorecen al campesinado, y destacó “que este es un ejemplo de lo que podrá ser el campo en el posconflicto. No es solo la firma de la paz, sino la  creación de un ambiente digno, sin miedo ni violencia entre los colombianos”. 

“Queremos ver una paz duradera” El delegado de la Unión Europea, Eamon Gilmore, se declaró ayer optimista en Cali para que los  acuerdos de La Habana “se conviertan en una paz duradera en Colombia”. Indicó que teniendo en cuenta los avances en los diálogos con las Farc, “somos optimistas en que habrá una paz total, tal como pasó en Irlanda, mi país que se transformó hace 18 años”.      En esa medida, explicó que su visita a Colombia le ha permitido obtener información útil para que la UE se prepare para la puesta en marcha de tal iniciativa y el posconflicto. “Debe ser un pacto para beneficiar a la gente, a los campesinos y a  los empresarios”.  Interrogado por El País acerca de las dudas que hay para que se firme el acuerdo el 23 de marzo, y luego éste sea ratificado o no en un plebiscito, Gilmore respondió que “estuve en Cuba y vi que las partes están convencidas y firmes en su voluntad de paz”. Sobre el plebiscito, anotó “que es muy prematuro especular sobre sus resultados. La fecha es lo más  importante, sino la voluntad de ambas partes”.

 

CONTINÚA LEYENDO
Publicidad
VER COMENTARIOS
Publicidad