Tensión en cúpula del ELN por diálogo de paz tras asesinato de líder indígena

Tensión en cúpula del ELN por diálogo de paz tras asesinato de líder indígena

Octubre 31, 2017 - 12:00 a.m. Por:
Redacción de El País 
El jefe del equipo negociador del Gobierno colombiano en los diálogos con el ELN, Juan Camilo Restrepo.

En la imagen, el jefe del equipo negociador del Gobierno colombiano en los diálogos con el ELN, Juan Camilo Restrepo.

Agencia EFE

El asesinato de Aulio Isaramá Forastero, gobernador indígena del resguardo Catru Dubaza Ancoso, del municipio del Alto Baudó, en Chocó, a manos del Ejército de Liberación Nacional (ELN), no solo dejaría en evidencia la violación al cese el fuego bilateral y de hostilidades decretado hace un mes con el Gobierno Nacional.

A esa conclusión llegan dos analistas del conflicto armado que indican que este hecho, perpetrado y reconocido por el Frente de Guerra Occidental Ómar Gómez, liderado por alias Fabián, podría mostrar una “tensa relación” entre estos dirigentes y quienes están negociando la paz en Quito, Ecuador.

Ariel Ávila, subdirector de la Fundación Paz y Reconciliación, dice que situaciones de este tipo deben ser repudiadas y castigadas, pero recuerda que hasta la semana pasada se cumplía en buenas condiciones la dinámica del cese. Sin embargo, “se debe recordar que, en países como Siria, un cese el fuego dura siete horas, o en El Congo, por ejemplo, un rompimiento del cese dejó 70 muertos”.

El problema, a juicio de Ávila, es que desde meses atrás se ha rumorado que ese frente, el Occidental, no está de acuerdo con las negociaciones en Quito y, en caso de que se firmen unos acuerdos, ellos podrían ser los principales disidentes del ELN.

Agrega que una solución sería llevar a un representante de ese bando a la mesa de negociaciones para evitar posibles fracturas, porque lo que está ocurriendo sí muestra una tensa relación.

Lea también: Misión de verificación de la ONU condenó asesinato del ELN a líder indígena en Chocó

Mientras, Federick Massé, experto en el conflicto armado colombiano, dice que si el Comando Central del ELN reconoce desde Ecuador que se trató de una violación del cese el fuego, esto podría estar generando una crisis interna porque hace poco estuvo ‘Pablo Beltrán’, jefe del ELN para los diálogos, impartiendo en las selvas colombianas pedagogía de paz.
“El secuestro del líder y su posterior asesinato estaría evidenciando un desafío de autoridad a Beltrán”, agrega Massé.

Dice que todavía no hay certeza de quiénes son los jefes que se están oponiendo a la negociación y tampoco se podría hablar de una posible disidencia, porque, en el caso de las Farc, ‘Gentil Duarte’ estuvo varios meses en la mesa de conversaciones en La Habana, sin embargo, fue quien consolidó la disidencia del Frente Primero de esa guerrilla en el oriente del país.

En cuanto al comunicado del ELN, sostiene que posiblemente haya sido un accidente la muerte del líder, pero advierte que lo que no fue un accidente es el secuestro de Aulio Isaramá Forastero.

Esta no sería la única situación irregular por parte de los ‘elenos’. La semana pasada Rafael Pardo, alto consejero para el Posconflicto, reveló que en el Pacífico colombiano esta guerrilla estaría presionando a los campesinos para que no accedan a los programas de erradicación manual de cultivos ilícitos.

Investigación

El próximo viernes los delegados del Gobierno Nacional, las Farc y el comité de veeduría y verificación de cese el fuego bilateral y de hostilidades coordinado por Naciones Unidas se reunirá para evaluar el primer mes del cese.

Juan Camilo Restrepo, jefe de la delegación de Gobierno, sostuvo en su cuenta en Twitter que “el frente Occidental parecería estar haciendo todos los esfuerzos para estropear el cese al fuego y de hostilidades. Inaceptable”.

Por su parte, el alto Comisionado de Paz, Rodrigo Rivera, condenó a nombre del Gobierno Nacional el asesinato del gobernador indígena.
“Rechazamos todos los asesinatos. Es un hecho extremadamente grave.
Estamos activando los protocolos para que se cumpla el procedimiento, acopiar la información para el mecanismo de verificación y entregar la información a la mesa en Ecuador para que tome decisiones para garantizar que estos episodios no se vuelvan a repetir y que los responsables sean entregados a las autoridades”, precisó el Comisionado de Paz.

Santos pide actuar

El asesinato de Aulio Isarama Forastero, gobernador indígena en el Chocó, fue tema de conversación entre el presidente Juan Manuel Santos y el jefe de Gobierno de Canadá, Justin Trudeau.

Durante su visita de Estado, el Mandatario colombiano dijo que el Gobierno va “a actuar dentro de los procedimientos que pactamos con el ELN” sobre violaciones al cese el fuego.

”Vamos a pedir a las autoridades y al sistema judicial que actúe con toda la contundencia necesaria”, añadió.

Finalmente, Santos expresó su confianza en que el Congreso colombiano haga todo lo posible para “aprobar las principales leyes” relacionadas con los acuerdos de paz que todavía están pendientes. Cabe recordar que solo tendrán hasta el 30 de noviembre para estudiar y aprobar las iniciativas.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad