Suroccidente, la región más golpeada por las Farc

Suroccidente, la región más golpeada por las Farc

Septiembre 24, 2015 - 12:00 a.m. Por:
Redacción de El País
Suroccidente, la región más golpeada por las Farc

En este mapa se ve los municipios de Valle, Cauca y Nariño donde las Farc tienen presencia.

Los departamentos de Valle, Cauca y Nariño han sido los más afectados por atentados guerrilleros. Radiografía.

El suroccidente del país ha sido en las últimas dos décadas una de las zonas más golpeadas por las acciones de las Farc: bombas en poblaciones como Cali,  Buenaventura, Pradera, Toribío y Tumaco; tomas de municipios del  Cauca y el secuestro de doce diputados de la Asamblea del Valle, once de los cuales asesinaron. Lea también: Gobierno y Farc firmarán la paz a más tardar el 23 de marzo del 2016. Y aunque en los últimos cinco años, las Farc han sido golpeadas por la ofensiva de las Fuerzas Armadas en esta zona del país, en la que han sido capturados o dados de baja varios de los jefes y mandos medios de los frentes guerrilleros de Cauca y Valle, el regreso a la llamada “guerra de guerrillas” con ataques a poblaciones, instalaciones de carros o motos bomba y los atentados contra la infraestructura eléctrica han evidenciado que aunque “debilitadas, las Farc siguen vives en esta región”. De acuerdo con el comandante del Comando Suroccidente, general Henry Torres,“las  Farc mantienen sus estructuras armadas y sus guaridas en sus áreas bases, evadiendo el combate con las tropas y realizando una serie de atentados terroristas con las redes de apoyo al terrorismo”. El oficial en una reciente entrevista, tras la escalada de ataques cometida durante la suspensión de la tregua unilateral, explicó que “Cauca, Nariño, Putumayo y Caquetá son la principal fortaleza de las Farc, zonas en donde todavía tienen capacidad armada y delictiva. En el Pacífico  confluyen toda clase de factores: narcotráfico, minería criminal, contrabando, robo de hidrocarburos, delitos de los cuales  se financian”. Y fue precisamente su fortaleza en esta región la que convirtió a los  departamentos de Cauca y Nariño como las principales  zonas que resultaron más afectadas por la ofensiva de las Farc en el rompimiento de la tregua, que duró 59 días. Durante ese tiempo, las  Farc cometieron 64 acciones criminales, y de ese número 20 se concentraron en Cauca y 14 en Nariño. Apenas se regresó a la tregua, en los dos últimos meses, según el Cerac, no se han presentado acciones ofensivas del grupo guerrillero. Las regiones afectadas Un líder de López de Micay,  población del Pacífico caucano,  explicó que este municipio ha sido uno de los más afectados por las Farc, cuyos milicianos incluso, han amenazado a candidatos a la Alcaldía y Concejo. Sin embargo, el líder cree que “el acuerdo de justicia y las señales de la inminente firma en un acuerdo” se han evidenciado en el Pacífico en las últimas semanas. “Las amenazas contra los líderes han diezmado y también hemos tenido conocimiento de que las Farc nombraron unas comisiones para escuchar las quejas de la comunidad frente a los atropellos”. Lea también: Fiscalía suspenderá 50 imputaciones en contra de miembros de la cúpula de las Farc. Agregó que en su zona temen, si se llega a un acuerdo, qué va a pasar con muchos de los guerrilleros que sean seducidos para continuar en el narcotráfico y la minería ilegal. “Aunque el conflicto en esta zona está bajando frente a los ataques a la población civil, sí tememos que muchos guerrilleros se conviertan en grupos de narcos”. También expresó su preocupación porque en las llamadas zonas de reserva campesina les quiten los terrenos ganados a los indígenas y comunidades negras. Un temor similar manifestó otro líder comunitario del corregimiento de El Mango, en Argelia, una de las poblaciones más afectadas por los ataques guerrilleros.  El líder expresó que “a nosotros, como población, nos parece un acuerdo histórico, pero tememos que en ese diálogo solamente están las Farc y el Gobierno, y si los guerrilleros dejan las armas a estas zonas pueden volver los paramilitares y matarnos diciendo que apoyábamos a las Farc o muchos guerrilleros se queden con el narcotráfico”. “Aquí en Argelia los cultivos de coca son nuestra realidad por falta de apoyo del Estado, por eso si se quiere una paz duradera deben acompañarlo de programas de sustitución de cultivos para nosotros los campesinos, pero que sean rentables y subsidiados”, agregó. Víctimas piden verdad Para familiares de los once diputados secuestrados y asesinados por las Farc, así como Sigifredo López, el único sobreviviente,  la verdad y la reparación son indispensables para avanzar de manera segura y firme por el camino de la paz.  Para   Fabiola Perdomo, esposa del  diputado  Juan Carlos Narváez, “hoy es un día histórico para nuestro país. Vemos que se ha recogido  el reclamo de las víctimas que exigimos  que reconocieran todo el daño que nos hicieron. No vamos a renunciar nunca a exigir la verdad. En la medida en que las Farc reconozcan que son victimarios y que las víctimas tenemos derechos, este proceso va a ser estable y duradero”. Sigifredo López, el único  sobreviviente,  dijo que “llevábamos décadas esperando una solución al conflicto. Espero que mis hijos y mis nietos puedan vivir en una Colombia en paz, Por eso recibo esto con  entusiasmo y esperanza.  Aunque veo que el acuerdo deja algunos espacios para la impunidad,  tengo que decir que prefiero eso a que haya más muertes y víctimas. Y sobre todo, espero que  exista espacio para la  verdad, la petición de perdón y la  no repetición”. Otro de los familiares, Diego Quintero, hermano de  Alberto Quintero, expresó que “aunque saludamos con fe este acuerdo, dejamos en claro que vamos a reclamar un espacio para la verdad. Las Farc nos debe una explicación referente al caso de los diputados cruelmente asesinados”.

 

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad