Sorpresa y lágrimas: las caras del plebiscito por la paz en Cali

Sorpresa y lágrimas: las caras del plebiscito por la paz en Cali

Octubre 02, 2016 - 12:00 a.m. Por:
Elpais.com.co
Sorpresa y lágrimas: las caras del plebiscito por la paz en Cali

En la sede de la campaña del No en el plebiscito, dirigente políticos y simpatizantes celebraron la victoria en las votaciones de este domingo.

En la sede de la campaña del Sí reinó la incertidumbre. Entre tanto, en la sede del No el factor común fue la idea de que se puede renegociar el acuerdo con las Farc.

Para unos fue una fiesta. Para otros, una pesadilla. Los promotores del SÍ y el No en Cali vivieron intensamente la jornada del plebiscito, en la que se impuso el rechazo al acuerdo de paz entre el Gobierno y la guerrilla de las Farc.

Mientras en la sede que estaba a favor de la refrendación de los acuerdos se pasó del optimismo a la incertidumbre, en la sede del No el nerviosismo dio paso a la sorpresa y la felicidad.

A medida que los boletines de la Registraduría iban avanzando, en la sede del No, situada en la Avenida Roosevelt, al sur de Cali, el entusiasmo y los abrazos se apoderaban del recinto.

"Teníamos un fe clara. Cuando el Sí arranca punteando, dijimos eso lo tenemos ganado, porque la diferencia era muy mínima y sabíamos que íbamos a ascender. La Registraduría empezó contabilizando votos donde era mayoría el Sí, pero sabíamos que íbamos a ir recortando", dijo Luis Telmo Rojas Perea, militante del Centro Democrático.

Entre tanto, el panorama en la sede del Sí en el barrio El Peñón, al oeste de Cali, era totalmente opuesto. Las banderas blancas que eran ondeadas por los simpatizantes al inicio de la tarde, quedaron recogidas en brazos de muchos desilusionados.

Con los ojos vidriosos por las lágrimas derramadas, Lucas López, manifestó su tristeza por la derrota. “No podíamos entender cómo ser tan mezquinos ante una decisión tan importante. Como sociedad colombiana nos falta mucho, y considero que por eso estamos como estamos. Nos falta dejar los odios a un lado”, relató el joven.

Recostado a una pared lateral de la sede, y mientras caía la noche sobre la vía que ya lucía desocupada de simpatizantes, López concluyó: “Tengo mucha fe y optimismo de que las partes puedan seguir con el acuerdo. Nosotros como sociedad debemos unirnos más y trabajar más por la reconciliación”.

[[nid:582227;http://contenidos.elpais.com.co/elpais/sites/default/files/imagecache/563x/2016/10/victorianoplebiscito.jpg;full;{Sonrisas y abrazos eran el panorama al interior de la campaña del No en el plebiscito ubicada en la Avenida Roosevelt, en el sur de Cali. Foto: Bernardo Peña | El País}]]

Entre la algarabía que se vivía en la sede del No, la sorpresa por el resultado era el punto común en las charlas entre los simpatizantes. 

Claudia Villegas, una de las asistentes a la sede, manifestó sentirse muy feliz por el resultado de la votación y señaló que "no estamos en contra de la paz, sino del acuerdo logrado con las Farc".

Sin embargo, fue franca al afirmar que "personalmente no esperaba la victoria porque estábamos en desventaja en la campaña. Yo veía muy difícil que ganáramos", enfatizó.

Por su parte Natalia Bedoya, estudiante de derecho en Icesi y quien hizo campaña por el No entre los jóvenes de la universidad, afirmó que el triunfo fue "una sorpresa muy grata". 

Y agregó que "el camino para el Gobierno es replantear los acuerdos porque quedó demostrado que los colombianos no estamos de acuerdo con lo negociado hasta la fecha".

[[nid:582230;http://contenidos.elpais.com.co/elpais/sites/default/files/imagecache/563x/2016/10/campanasi.jpg;full;{La derrota del Sí en el plebiscito hizo que las banderas blancas por la paz dejaran de ser ondeadas con entusiasmo por los simpatizantes en la sede de campaña al oeste de Cali. Foto: Bernardo Peña | El País}]]

En la sede de campaña del Sí, muchos jóvenes manifestaron sentir incertidumbre por el futuro del proceso de paz y del país.

Eduardo Botero, estudiante de Derecho de la Universidad Javeriana, señaló sentirse desilusionado porque tenía mucha esperanza en la victoria del Sí y afirmó que pensaba que los jóvenes de hoy serían "la generación del cambio en el país.

"No podemos creer que haya ganado el odio y la polarización. Hay que esperar qué se viene", afirmó el joven de 20 años, quien dijo que espera que la oposición presente propuestas innovadoras de cara al futuro.

Por su parte, Andrés Felipe Galindo afirmó que lo que más lo agobia es "la incertidumbre por la victoria de una oposición que no tiene claro hacia dónde va, y así como las cosas en el futuro pueden salir bien, también pueden salir muy mal".

De igual forma, señaló que "no es el momento de pedir cabezas por el resultado y espera que la clase dirigente del país pueda llegar a un consenso".

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad