Sigue polémica por posible otorgamiento de curules directas a las Farc

Sigue polémica por posible otorgamiento de curules directas a las Farc

Junio 30, 2016 - 12:00 a.m. Por:
Redacción de El País.
Sigue polémica por posible otorgamiento de curules directas a las Farc

Sesión Congreso de la República.

Se han propuesto que sean entre 9 y 10 los escaños que ocupe la guerrilla en Senado tras la firma de la paz, pero analistas dicen que eso podría generar rechazo.

El número de curules que podrían tener las Farc en el Congreso de la República una vez se firme la paz con esa guerrilla está en el centro del debate en el país.

En efecto, como parte de las discusiones pendientes alrededor de la participación política para los desmovilizados, se han conocido varias propuestas  referentes no solo a los escaños que se les debería asignar a los exintegrantes de las Farc  sino también  si este espacio se debe abrir de cara a las elecciones del 2018 o si debe ser de inmediato.

Una  iniciativa concreta es la del exconstituyente y magistrado del Consejo Nacional Electoral, CNE,  Armando Novoa, quien plantea que deberían ser trece  las Circunscripciones Transitorias Especiales de Paz  que se creen para darle cumplimiento al punto de participación política de la negociación en La Habana.

Así, la Cámara de Representantes pasaría a estar  compuesta por un total de 179 integrantes (actualmente tiene 166) durante los siguientes doce años a partir del 2018, ya que  el magistrado plantea que su propuesta abarcaría un total de tres periodos legislativos.

“Para ser elegido en estas circunscripciones se requerirá el 65% de los votos obtenidos por el representante electo con la más baja votación en el departamento o departamentos que integran la circunscripción en las elecciones inmediatamente anteriores”, establece también la propuesta que hará parte de un acto legislativo que el magistrado radicará ante el Congreso de la República.

Que sean directas

Desde otros sectores se ha planteado la necesidad de que esas curules se otorguen de manera directa, una vez se firme la paz entre el Gobierno  y las Farc, de manera que se garantice la participación de estas en la implementación de lo acordado por las partes en La Habana.

Así lo considera el politólogo Fernando Giraldo, quien sostiene que el Gobierno debe impulsar esta posibilidad, máxime si no está de acuerdo con la realización de una asamblea constituyente.

En opinión del experto, en el caso del Senado se debería otorgar el equivalente al 10 % del total de escaños existentes “para que haya entendimiento” y una adecuada representación de todas las fuerzas políticas del país.

En ese sentido serían diez curules más, para un total de 112, incluyendo las otorgadas actualmente a los indígenas.

Con respecto a la Cámara de Representantes, el politólogo considera que se deben otorgar entre el 15 y el 20 % de los escaños con los que se cuenta en la actualidad, es  decir, un mínimo de 24.

“Es el equivalente a toda una bancada, pero en ese caso es necesario tener en cuenta que, aunque no se puede afirmar que las Farc han tenido influencia en todos los departamentos, sí hay algunas regiones en las que han tenido más influencia que los partidos políticos existentes actualmente”, afirmó Giraldo.

Por su parte, la Fundación Paz y Reconciliación ha propuesto que la guerrilla “tenga nueve cupos directos al Senado. Es decir, que una vez termine la dejación de armas, ellos puedan entrar directamente al Senado sin elección”, de acuerdo con lo dicho por su subdirector Ariel Ávila.

También ha explicado que esos escaños serían diferentes a las Circunscripciones Transitorias Especiales de Paz, puesto que estas serían en la Cámara de Representantes y adicionales a las 166 ya existentes.

“Esas circunscripciones son un grupo de municipios donde van a haber elecciones y cualquier ciudadano se puede presentar. La pregunta es: ¿cuántas circunscripciones tendría que haber? Nosotros proponemos 17”, enfatizó Ávila.

Pero estas iniciativas tambíen tienen sus opositores. 

Eduardo Álvarez Vanegas, coordinador del área de Dinámicas del Conflicto y Negociaciones de Paz de la Fundación Ideas para la Paz, indicó que se debe tener en cuenta el rechazo que ello generaría en aquellos sectores que ya han expresado su desaprobación a la opción  de que a los exguerrilleros se les permita participar en política.

“Debe quedar claro que sí es necesario que ellos hagan política y que se les deben dar garantías para que puedan hacerla, ¿pero por qué directas, con qué criterios se han escogido esos números de curules que se están proponiendo’”, pregunta el analista.

Entre tanto, senadores del Centro Democrático recurrieron ayer a Twitter para expresar su descontento con respecto al otorgamiento de escaños en el Congreso a los desmovilizados de las Farc. 

“Proceso de La Habana. Impunidad, elegibilidad, curules a dedo. Nuevas violencias, mal ejemplo y democracia de fusil”, escribió Paola Holguín y Ernesto Macías dijo: “Congresista amigo del Gobierno afirma que Santos ya ofreció a Farc 10 curules directas en Senado; y que está negociando número en Cámara”.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad