¿Sí se firmará el 23 de marzo la paz entre las Farc y el Gobierno?

Marzo 09, 2016 - 12:00 a.m. Por:
Katherine Vega - Colprensa
¿Sí se firmará el 23 de marzo la paz entre las Farc y el Gobierno?

El presidente Juan M. Santos y el jefe máximo de las Farc, Timoleón Jiménez, ‘Timochenko’, dijeron que el 23 de marzo se firmaría la paz, fecha que no se cumplió.

Expertos creen que ese día se acordará uno de los puntos en estudio: dejación de armas, mecanismo de refrendación o verificación de acuerdos.

Las semanas van corriendo y la fecha prometida para la firma final del proceso de paz cada vez está más cerca. Y aunque analistas creen que esa promesa no será cumplida porque lo que queda en la lista de pendientes tomará tiempo, la canciller María Ángela Holguín dijo el lunes  que para ese día, “habrá algo”.

La fuerza con la que el presidente Juan Manuel Santos decía que el 23 de marzo se iba a firmar la paz ha ido disminuyendo. Incluso, ha dicho que puede variar la fecha si así lo deciden las dos partes.

En los 14 días que quedan deberían resolverse el mecanismo de refrendación de los acuerdos, que parece ser el punto más difícil; el cese bilateral y dejación de armas de las Farc; las zonas de concentración; la verificación de todo lo acordado, y las salvedades que quedaron de los puntos ya superados.

Fréderic Massé, director del Centro de Investigaciones y Proyectos Especiales (CIPE), considera que “lo que se haría es oficializar un cese al fuego bilateral que ya existe, de hecho o de facto”.

Lo único que podría ayudar a que se cumpla con la fecha es que estas decisiones se tomarán más con sentido político –pese a lo difícil que ha sido lograr consensos- que a partir de ajustes técnicos, como ocurrió con la justicia transicional; pero el camino que falta por recorrer no parece presentar ese panorama.

Para el director del Centro de Pensamiento y Seguimiento al Diálogo de Paz de la Universidad Nacional, Alejo Vargas, es mucho lo que falta por discutir: “Tienen que definir el carácter de las zonas de localización de las Farc. Ellos han venido planteando el tema de los territorios de paz, en donde quieren quedarse para siempre, y eso se liga con las Zonas de Reserva Campesina, que no se ha terminado de discutir. Falta la verificación del conjunto de los acuerdos, pues hasta ahora se pusieron de acuerdo en la verificación del tema militar, pero se requiere una supervisión   de todo el conjunto de lo acordado”.

Lea también: "Hay avances sustanciales sobre el cese al fuego bilateral definitivo": Farc

Para el coordinador del observatorio de la Fundación Paz y Reconciliación, Ariel Ávila, gracias a la subcomisión técnica del cese el fuego bilateral, encabezada por el mayor general Javier Flórez, el tema de la dejación de armas y cese el fuego está avanzado en un 

80 %, señala Ávila, pero advierte que uno de los temas más difíciles es el de la refrendación. Mientras que Vargas afirma que aunque la subcomisión ha hecho un gran trabajo, este se traduce en propuestas, “que requieren decisión política en la mesa”.

Los magistrados del Tribunal 

La elección de los magistrados que conformarán el tribunal de paz es uno de los escollos que enfrenta el proceso de paz en su recta final.

Este asunto, por lo menos para Ariel Ávila, de Paz y Reconciliación, podría resolverse pronto: “Está claro que tienen que ser magistrados de alta calidad; se va a crear una comisión que los va a elegir: tres nacionales y dos internacionales por cada sala. Ese es un punto no muy neurálgico”.

Lea también: Los cuestionamientos que hay sobre el Tribunal de Paz

Para el profesor Fréderic Massé, podría tocarse más adelante: “No creo que eso vaya a ser parte de la mesa. A mi modo de ver, puede ser definido después. Lo que acordaron es que negociarán los mecanismos para después definir una comisión que elegiría a los magistrados, pero eso no tendría que ser dentro de los acuerdos de paz”.

Ante esa posibilidad, el analista Pedro Medellín afirma que se podría dar en el marco del Congreso de la República “a través de un acto legislativo. Pero no estoy tan seguro de que las Farc estén con la disposición de entregar o de ceder ese tema a los congresistas”.

En eso coincide el director del Centro de Pensamiento, Alejo Vargas, quien sostiene que “no es difícil si hay voluntad política, reiteramos la propuesta de que las universidades del país hagan una convocatoria para la elección de los magistrados”.

Refrendación 

El pasado 28 de febrero alias  Iván Márquez escribió en Twitter sobre la Asamblea Nacional Constituyente que de momento pareció aclarar el panorama: “Nunca hemos pedido una constituyente para refrendar acuerdos (...) es para garantizar seguridad jurídica”.  

Sin embargo,  no todo resultó tan sencillo. Alejo Vargas, estudioso del proceso de paz, dice que una de las formas en que esa posición pudiera traducirse en aceptar el plebiscito por parte de las Farc, sería, “que fuera un plebiscito para refrendar, y al mismo tiempo se convocara a una constituyente. Esa podría ser una fórmula que mezcla los dos aspectos”.

Claro está que persisten quienes advierten sobre los riesgos del plebiscito, como  Pedro Medellín: “El Gobierno corre el riesgo de que en vez de ser un plebiscito para la paz, se convierta en un plebiscito sobre la continuidad del presidente Santos, en un escenario en el cual estamos ad portas de un racionamiento”.

Por su parte, Fréderic Massé no se atreve a afirmar que se esté cerca de un consenso sobre el tema, pero sí indica qué es lo que pretendería el grupo guerrillero con la propuesta: “Lo que buscan las Farc a través de la constituyente son, por lo menos, dos puntos: primero blindar los acuerdos, porque efectivamente la constituyente les daría un carácter protector; y que, a través de ella legitimen el proceso con sus bases, para decirles que van a tener otra vez posibilidad de negociar cosas, y sobre todo, introducir temas que no estuvieron en la agenda”.

Las salvedades

Aunque parece un tema ignorado y el Gobierno Nacional resalta constantemente que ya se han superado cuatro de los seis puntos de la agenda, existen las salvedades, que –no se sabe con certeza— serían más de 40.

“La pregunta –dice el profesor Fréderic Massé— es si van a volver a negociar esas salvedades. Por el lado del Gobierno parece que no están muy animados, mientras que desde las Farc,  cada rato reiteran que las quieren volver a negociar. Unas tienen que ver con elementos técnicos y otras tienen que ver mucho más con decisión política”.

Mientras tanto, Alejo Vargas dice “algunas pueden quedar como constancias, porque no se van a poner de acuerdo, pero hay otras que tienen que finiquitar; por ejemplo, cuántas van a ser las circunscripciones especiales de paz, que son del acuerdo de participación política, y por cuánto tiempo estarán”.

De esta manera, las posibilidades de una firma del acuerdo final este mes se van desvaneciendo y, con el paso de las horas, se está a la espera de que el Gobierno o sus negociadores de paz digan, como lo sostienen la mayoría de  analistas aquí consultados, que al proceso le pueden estar faltando uno o dos meses más.

CONTINÚA LEYENDO
Publicidad
VER COMENTARIOS
Publicidad