"Si pasan líneas rojas, no acompañaremos el plebiscito": David Barguil

Agosto 22, 2016 - 12:00 a.m. Por:
Argemiro Piñeros Moreno | Colprensa.

Presidente del Partido Conservador, David Barguil.

David Barguil, director Nacional del Partido Conservador, dice que solo hasta conocer los acuerdos decidirán el apoyo en la campaña.

No es común que un dirigente político salga a decir de forma abierta que su partido quiere y merece tener la representación de un organismo de control.

En esta ocasión lo hizo el presidente del Partido Conservador, el representante a la Cámara David Barguil, quien asegura que gracias al equilibrio de poderes la Procuraduría General de la Nación debe continuar orientada por un conservador.

Aunque no da nombres ni tampoco dice quién debe postularlo, si el presidente Juan Manuel Santos, la Corte Suprema o el Consejo de Estado, manifiesta que hay hombres y mujeres de peso y con responsabilidad para suceder a Alejandro Ordóñez. 

Frente al tema de la paz, también es concreto. El conservatismo tan solo dirá si acompaña o no el plebiscito hasta el día después de que se firme el acuerdo final entre el Gobierno y las Farc, pues hay unas líneas rojas que espera no se superen.

De estos temas  habló Barguil con Colprensa.

¿Están dilatando ustedes la decisión de si van o no con el plebiscito de la paz?

Nosotros hemos asumido una posición muy seria y ha faltado valorarla. Yo dije que esta decisión no se puede tomar al calor de las emociones, de los intereses mezquinos de unos u otros. Aquí tan pronto salió el fallo de la Corte muchos salieron a decir que lo apoyan, cuando no han visto el contenido de los acuerdos. 

El conservatismo se sentó con tranquilidad más de cinco horas con los negociadores a revisar la milimetría de lo que ya está acordado, pero hay unos temas pendientes, como son la participación en política, la escogencia de los magistrados del Tribunal de Justicia, el tema del Banco de Tierras, hay unos temas muy importantes. Nosotros lo que le hemos dicho a Colombia, de frente, sobre la mesa, es que el conservatismo fijará una posición cuando tengamos claridad del alcance total de los acuerdos, para que podamos hacer una recomendación responsable y les digamos a nuestros militantes que el camino que debemos seguir es este. Este es el tema más importante de la agenda política de Colombia y le estamos dando el tratamiento con la responsabilidad que se merece. 

Pero el presidente Santos dice que los acuerdos ya están publicados, que solo faltan los pendientes, ¿entonces qué esperan los conservadores?

Esos temas pendientes por resolver son importantes, o ¿le parece de poca monta el Tribunal de Justicia?, debemos tener la garantía de que no se devuelva ideológicamente para perseguir contradictores, que sea imparcial.

No se ha definido el número de hectáreas del Banco de Tierras, todo el capítulo de participación política sigue en discusión. Si en los acuerdos nos dicen que por virtud de los mismos viene ‘Timochenko’ como Presidente del Congreso de la República, nosotros no podemos acompañar eso. Si mañana nos dicen que se va a tocar la propiedad privada en Colombia, nosotros  no vamos a apoyar eso. Tenemos que esperar, tener la totalidad de los acuerdos y ver nuestras líneas rojas como quedan allí. 

¿Ya pensó cómo será compartir escenario en el Congreso de la República con los guerrilleros de las Farc que lleguen a esa instancia de la participación política? 

Todos somos conscientes de que para alcanzar unos acuerdos de esta magnitud debemos hacer unos sacrificios que costarán mucho, pero se debe decir algo importante: siempre se tiene que entender que este escenario tiene que pasar por la justicia, pero los colombianos tenemos que recibir la tranquilidad que va a operar la justicia. Tiene que operar justicia para las víctimas.

También debo reconocer que las Farc se están desarmando para pasar a la vida política, eso es una realidad, pero se debe solucionar el tema de la justicia, cómo operará para los graves delitos. 

¿Es decir, el conservatismo solo llegará al plebiscito por la paz el día después de que se firme el acuerdo final?

O no llegaremos si alguna de nuestras líneas rojas, que ya hemos planteado, llegan a estar allí, de eso dependerá la posición del partido. Si están algunas de esas líneas rojas, el Partido Conservador no podrá acompañarlo. Dependemos entonces del alcance final, de lo que se acuerde. Yo sigo esperando como joven, como colombiano, que eso se cierre bien, para sacar adelante la paz. Hay una responsabilidad inmensa de los jefes negociadores en esta etapa final. 

Cambiando de tema, ¿por qué no reconocen de forma abierta que el conservatismo quiere la Procuraduría General de la Nación?

Nosotros los conservadores, en virtud del equilibrio de poderes que debe tener toda democracia, creemos que los entes de control no deben estar en un solo sector político. El conservatismo espera poder conservar la Procuraduría General de la Nación, por supuesto en un hombre o mujer de calidades, que tendrá el reto de seguir combatiendo la corrupción. Nosotros sí esperamos poder liderar una candidatura conservadora a la Procuraduría, además nos corresponde. Lo vamos a hacer de cara al país, con una agenda de que esa candidatura le proponga cosas a Colombia.

¿Ese candidato espera sea ternado por el presidente Juan Manuel Santos?

Soy respetuoso de la ley, le corresponde al Presidente y a las cortes hacer el análisis, esperamos que en virtud del análisis no queden nombres de un solo sector ideológico o político.

¿Fue cierto que le molestó que unos senadores conservadores hablaron con algunos eventuales candidatos?

No es cierto, se tergiversó esa información. Lo que hicieron los senadores fue que le abrieron espacio a algunos posibles candidatos que están en la carrera por la Procuraduría y que deseaban hablar con ellos. Eso es legítimo, pero ni el partido ni yo tenemos la idea de presentar ternas, ni imponer candidaturas.

¿De los nombres de posibles candidatos conservadores a Procurador, quién le suena?

Hay muchos nombres de hombres y mujeres con las calidades y la preparación, por eso vamos a esperar que el proceso se dé, con respeto institucional, y será en el Senado de la República en donde se surta la elección en los próximos meses. 

¿Le preocupa que el Gobierno demore la radicación de la reforma tributaria estructural en el Congreso? ¿Sí tendrán tiempo para discutirla bien?

Hay que ser muy cuidadoso del tema económico, de eso depende la agenda social, de eso depende el posconflicto. Acá hay unas alarmas encendidas, se tiene un hueco fiscal, las alertas de las calificadoras de riesgo, las cifras de desempleo, las excesivas cargas tributarias, el debate de los dividendos, las entidades sin ánimo de lucro, es un debate que debemos dar. Obviamente, lo digo desde ya, con nosotros no cuenten para gravar con un mínimo a los bienes de las canasta familiar, ese aumento golpearía a los más pobres. El conservatismo no acompañará una iniciativa en ese sentido. El debate de la reforma tributaria le urge al país y se debe hacer con responsabilidad. 

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad