"Si los del Sí no ganan las elecciones, la paz se desbarata": Armando Benedetti
PROCESO DE PAZ
Hoy:

    "Si los del Sí no ganan las elecciones, la paz se desbarata": Armando Benedetti

    Febrero 07, 2017 - 12:32 a.m. Por:
    Olga Lucía Criollo | reportera de El País.

    El Partido de la U tiene la difícil misión de liderar la continuidad de un gobierno afín a la paz. De ahí que Armando Benedetti, senador de esa colectividad, esté impulsando la idea de que todos los que estuvieron por el Sí en el plebiscito tengan un solo candidato, que podría ser elegido en una consulta interpartidista. Lea también: ¿Se está cumpliendo lo pactado con las Farc? responde Sergio Jaramillo. Incluso, estaría dispuesto a respaldar al ‘vice’ Vargas Lleras para cumplir ese propósito, pero al mismo tiempo deja entrever que no le aprobaría la renuncia en el Senado. ¿Cómo ve el partidor presidencial? Se están desarrollando tres escenarios: si mañana fuera la primera vuelta, el Centro Democrático tiene asegurado su tiquete a la segunda; si el Partido Liberal y la U nos unimos, podemos estar en tres y medio millones de votos; la izquierda, unida o desunida, puede pasar los dos millones de votos; el Partido Conservador puede pasar los dos millones 500, los Verdes y otros espontáneos suman por ahí un millón, y faltarían los votos de Cambio Radical. En un segundo escenario, si toda la Unidad Nacional acompañara a Vargas, él tendría asegurado su tiquete a la segunda vuelta y habría que ver cómo se manejan las elecciones... Y hay una tercera, que es en la que estoy, que los que estuvimos por el Sí tengamos un candidato y los que estuvieron por el No tengan su propio candidato.  Creo que ese es el primer reto que tenemos que superar los que estuvimos por el Sí, y ahí mirar si hacemos en marzo una consulta interpartidista, o sea que cada partido lleva su candidato. ¿Y qué ambiente ha visto para eso? Con sorpresa he hablado con muchas personas del Partido Liberal  y de Cambio Radical y hay algunos que no lo acepten, pero cualquier persona con mediana sensibilidad política sabe que tenemos que jugar eso, porque así no les guste o sea una amenaza, es una realidad:  si los del Sí no ganan las elecciones, todo el proceso de paz se va a desbaratar y vamos a volver a 1946. Lea también: Sergio Jaramillo pide que exijan a los candidatos presidenciales respetar el proceso de paz. ¿O sea que  no le ve más futuro a la Unidad Nacional? Bueno, la U es la base del Sí, lo lideró, porque hay una cosa que sucedió en el país y no he visto que se haya recabado en ello: después del plebiscito quedó clarísimo por primera vez que hay personas de centro y otras de derecha y eso nunca había pasado en Colombia, esa división ideológica como hoy la hay. Entonces a eso es a lo que tenemos que apuntarle. ¿Será precandidato? No, yo no seré precandidato a nada. En ese escenario están Vargas Lleras, Clara (López), Humberto de la Calle, Roy, cantidad de gente para jugar. Ojalá esté Robledo y los Verdes, si no, eso no tiene ningún sentido. ¿Y qué tan fuerte está realmente Germán Vargas Lleras? Con esto que te estoy diciendo, no es nada sin los del Sí, porque si él va a un escenario abierto, es muy posible que los liberales y los de la U sean los que lleguen a la segunda vuelta. Si solo lo apoyamos la U, tampoco va a tener la fuerza para ganarle al Centro Democrático, entre otras cosas porque el que salga de esa unión sería el patito feo, pues va a salir de la unión de todos los congresistas y por esas estupideces de la vida, ahora somos los patitos feos. Y usted que ha sido tan beligerante con  el ‘Vice’, ¿sí lo apoyaría? Sigo siendo beligerante, lo que sucede es que si me pongo a pensar un paso más allá, insisto, los del Sí tenemos que tener candidato propio, así sea Vargas Lleras, así, con exhalación!!! Pero también  insisto, a rey muerto, rey puesto: es obvio que ya existe un reemplazo y cuando a uno le ponen un reemplazo, tiene que irse. Lea también: Presidente Santos instala el gabinete para el posconflicto. La izquierda, muy dividida… Se va a dividir mucho más con  las Farc, porque es mucho más rentable para cualquier sindicato u organización de izquierda apoyar a alguien de las Farc porque con menos votos va a salir elegido, lo cual le quitaría votos a los que ya están. A quien sí divide realmente el proceso de paz es a la izquierda. Ahí están Robledo, Petro y Clara y los tres se odian. Y  las Farc, ¿cómo las ve jugando políticamente? Pobres los de las Farc, los va a esconder todo el mundo. Nadie va a querer cargar con ese muerto. Depende también de la implementación, pero por ahora puede ser como cuando usted se levanta y encuentra un muerto en la puerta del cuarto: no sabe qué hacer con él. A propósito, ¿cómo analiza la implementación del acuerdo? Me parece loable. No entiendo cómo hay personas que no apoyan el proceso, cuando en dos años no ha habido un solo muerto y el Hospital Militar tiene que cerrar los cuartos porque ya no están entrando heridos por la guerra. El Congreso ha sido muy serio en  la implementación, pero me gustaría verle al Gobierno más voluntad de   hacer cumplir los acuerdos. ¿Como en qué aspectos? Tratar de coordinar las leyes que van a implementar. A la sociedad le ha faltado la capacidad de tolerar y oír lo que los voceros de las Farc están hablando. Parece  que los cogimos presos o los sometimos a la justicia, se les olvida que ellos renunciaron a las armas, no a sus ideas. Ellos todavía creen que el Estado debe ser diferente, que aquí hay una oligarquía dominante, que es verdad. ¿Allá va su propuesta de que los voceros de las Farc tengan los mismos derechos de los congresistas? En el acuerdo  va inmerso que hay tres voceros de ellos en el Senado y tres en la Cámara. ¿Para qué se les trae? Para oírlos, para entender qué es lo que está pasando en el otro lado, para mejorar o rechazar con vehemencia lo que  dicen, pero necesitamos que esas personas deliberen y para deliberar necesitas un asesor, una secretaria, pañitos húmedos... ¿Por qué ellos  no pueden tener esa  garantía? Eso vale el 0.0001 %, pero  la gente piensa: es que le van a dar cosas a los bandidos. Con los bandidos fue que se hizo la paz, entonces tienen que darles la mismas garantías. Sino, ¿qué estamos haciendo? ¿Por qué llamar la misma cosa de dos formas diferentes? ¿Y qué piensa de  la Jurisdicción Especial para la Paz, JEP? Primero que todo hay que señalar que la Corte Penal Internacional, a través de la fiscal Bensouda, dijo que estaba bien concebida. Los  que han venido se  quedan con la boca abierta...Todo el mundo aplaude eso, menos unos señores aquí que sacan votos con la sangre de otros. Pero ella habló de unos reparos… Hay algo que nadie ha reparado: metieron en el mismo proyecto el tema de los agentes del Estado, o sea, la JEP le está sirviendo más a los agentes del Estado que a las mismas Farc. Hace un año  a ningún militar se le pasaba por la cabeza que iba a tener ese tipo de tratamiento en la justicia y revolvieron las dos y ahí sí viene un problema para la Corte Penal: yo, como Estado, puedo hacer una Jurisdicción Especial para otros que se estaban revelando contra el Estado, lo peligroso es que el Estado haga una JEP para lavarle las manos sucias a unas personas del Estado. Se esperaba que el Centro Democrático fuera más vehemente en la discusión del ‘fast track’… Es verdad, esos señores estuvieron muy tranquilos. Yo tengo dos teorías: que muchos militares le pidieron que ayudaran, o están esperando que al final del camino algunos miembros, adeptos o ideológicamente cercanos al CD se puedan beneficiar, porque sí estuvieron bastante quietos. ¡Me quedé aterrado! ¿El Gobierno Santos sí tiene el impulso para sacar adelante el proceso con el ELN? Sí lo tiene, pero que sea en este Gobierno, no sé. Puedo decir con toda la sinceridad que he hablado con negociadores de países garantes y ellos no ven nada por ahora. Volvamos a la política, usted sugirió en Twitter repasar el Artículo 173 de la Carta, que habla de la renuncia del ‘Vice’, ¿en qué está pensando? El Artículo 173 habla de que es  función del Senado aceptar la renuncia de Presidente  y Vicepresidente. Para elegir al ‘Vice’, en caso de falta absoluta, lo hace el Congreso en pleno. Hay abogados que me han dicho: es que cuando uno presenta una renuncia irrevocable se la tienen que aceptar, pero eso pasa cuando es ante el empleador y yo no soy el que emplea a Vargas Lleras, lo empleó el pueblo... Si fuera como dicen ellos, no se hubiera puesto eso en la Constitución, pero allí hablan de que aceptar la renuncia es una función muy importante, porque mañana puede ser que al señor lo hagan renunciar por un chantaje o que  se robó una vaina y se quiere ir del país, entonces el Senado debe evaluar si sí o no. O sea que usted no le aceptará la renuncia... Yo me hago esta pregunta: ¿por qué un concejal no puede renunciar e irse al Senado, si son dos elecciones, y por qué un Vicepresidente que, mediante resolución tiene a cargo la infraestructura y la vivienda del país, tiene funciones ejecutivas, sí puede renunciar e irse para la Presidencia? El que no puede lo menos, no puede lo más. Un señor que mandó a decir que había que ejecutar de todo, un año antes renuncia y se  va para otra elección... ¿Y quiénes están de acuerdo con esa posición? Se la pongo al revés, ¿quién estaría de acuerdo en aceptar la renuncia fuera de Cambio Radical?

    VER COMENTARIOS
    CONTINÚA LEYENDO
    Publicidad