"Si hay disidencias, es consecuencia de los incumplimientos": Mauricio Jaramillo, directivo de Farc

default: "Si hay disidencias, es consecuencia de los incumplimientos": Mauricio Jaramillo, directivo de Farc

Mauricio Jaramillo, uno de los jefes de las Farc, asegura que la organización está haciendo su parte de manera transparente.

"Si hay disidencias, es consecuencia de los incumplimientos": Mauricio Jaramillo, directivo de Farc

Septiembre 15, 2017 - 11:45 p.m. Por:
Jessica Villamil Muñoz, reportera de El País
Mauricio Jaramillo, uno de los jefes de las Farc.

Mauricio Jaramillo, uno de los jefes de las Farc.

Especial para El País

Mauricio Jaramillo, uno de los jefes de la Dirección Nacional de Fuerza Alternativa Revolucionaria del Común (Farc), asegura, a través del teléfono, que la implementación de los acuerdos de paz, firmados en noviembre pasado, no han tenido ninguna fluidez. Y explica, que tal vez, esa es una de las razones por las cuales hombres y mujeres de la organización han empezado a desertar.

Esta semana las Farc estuvieron en el ojo del huracán por cuenta de supuestos ‘colados’ en la lista de acreditados por el Gobierno Nacional como integrantes de esa organización. Sin embargo, Jaramillo insiste en que el trabajo hecho hasta ahora ha sido “juicioso y responsable”.

Reconoce que “es la última oportunidad” que tienen “en esta parte de la historia” para aportar al país: “Estaríamos condenándonos si no lo hacemos”.

¿Cuántas personas que deberían ser beneficiadas con la ley de amnistía siguen presas?

En este momento hay aproximadamente 1500 prisioneros que debían ya estar en las calles. Tenemos 1100 prisioneros en las cárceles y 350 en Mesetas (Meta).

Se suponía que debían estar libres en agosto pasado. ¿Por qué siguen presos, cuáles son los inconvenientes?

El Gobierno no ha cumplido, siempre hablan o aducen que amanecieron los jueces en huelga, que no tienen papelería, que tienen ganas de no hacer cumplir los acuerdos. Pero por encima de todos los jueces o de los fiscales hay un acuerdo de paz que debe hacerse cumplir, pero en este país no se cumple nada. Por lo tanto en este momento tenemos 1500 prisioneros en las cárceles. La situación es complicada y le estamos informando al país de todas las inconsistencias que este proceso ha dado.

¿Hasta cuándo van a esperar o llegará un momento en el que definitivamente digan que no van a cumplir con su parte?

Como somos unos luchadores seguimos persistiendo hasta el final, no vamos a parar. Sabemos que esta es una lucha muy larga y absolutamente nada nos va a detener, ni las inconsistencias ni los incumplimientos. Somos unos luchadores y por lo tanto, al pie de nuestro pueblo vamos a continuar.

¿Cómo se hizo el proceso de identificación de los guerrilleros para consolidar la lista que llegaba al Gobierno para su acreditación?

Este es un listado que es resultado de un acuerdo de paz. Siempre, desde el principio, se dijo que iba a haber una persona que debía entregarlos y así mismo ocurrió. Cuando se habla de ‘colados’ hay que tener en cuenta que los listados fueron elaborados por nosotros, pero también entregados al Gobierno para su revisión.

¿Pero cómo se hizo el listado, cómo reunieron esa información?

Nosotros la recogimos en las cárceles, donde teníamos estructuras que eran las encargadas de recoger todos los datos y las elaboraron juiciosamente. Desde las montañas estábamos dirigiendo todo el proceso que se daba allí hasta que se recogió toda la información de una forma transparente y muy responsable.

¿Todos los individuos que combatieron en las Farc ya están identificados o faltan personas por reconocer?

Falta gente porque usted debe entender que nosotros fuimos estructuras irregulares, además de que hay guerrilleros, hay milicianos, hay colaboradores y no todos se han logrado reconocer. Un ejemplo: esta semana nos visitaron compañeros que decían: 'yo he luchado durante más de quince años, ya estoy muy viejo y no he logrado que me reconozcan como un luchador ante ustedes'. También, compañeros que no están siendo perseguidos ni nada, sino que venían a visitar y saludar. Quiero decir con eso, que hay mucha gente que está fuera de lista.

El Alto Comisionado de Paz dijo que ustedes retiraron unas listas que habían sido presentadas para la acreditación, ¿por qué? ¿qué pasó con esas personas?

Porque cada uno de nosotros y todas las personas que aparezcan pidiendo ser reconocidas tienen que pasar por un proceso de identificación de los comandantes, de los encargados de comisiones, de las estructuras de las Farc, de las milicias, de los apoyos. Alguien tiene que reconocerlos y, desafortunadamente, en muchas estructuras murieron comandantes y hay algunas dificultades para que sean reconocidos otros, entonces dentro de ese proceso, hay personas a las cuales nadie las avala y por eso no pueden estar en nuestras listas.

¿Y si todo ese proceso es tan minucioso, qué pasó con esos 25 narcos que sí llegaron a la revisión del Gobierno?

Para nosotros es una sorpresa porque normalmente discutimos todas esos problemas que se presentan. Lo hacemos en una mesa, que normalmente estamos realizando una o dos veces en la semana, y lo hacemos entre nosotros y la Oficina del Alto Comisionado para la Paz.

Con sorpresa aparecen estos comentarios de 'colados' porque es un nivel de confidencialidad que hemos alcanzado entre las Farc y el Gobierno, en este caso la Oficina de Paz. Decimos: no podemos llegar al nivel de comenzar una discusión por micrófono porque eso nos desgasta. Además, es un incumplimiento de los acuerdos a los cuales hemos llegado después de tantos años.

Las listas solo las conocemos nosotros y el Gobierno y si nosotros no hemos entregado nada, pues tiene que ser el Gobierno. Cada lista que se presenta de nombres de compañeros, nosotros la estudiamos juiciosamente y el Gobierno tienen que hacer lo mismo, es decir, tienen que pasar los dos filtros.

¿Quiere decir que al Gobierno también le cabe responsabilidad en el caso de los supuestos 'colados'?

Perfectamente, eso es lo que le quiero decir, porque de todas maneras ellos también tiene que estudiar juciosamente cada uno de esos casos y pasarlos por el filtro de la inteligencia.

No cree que toda esta situación se presta para que la oposición siga argumentando su inconformidad con el proceso de paz. El Centro Democrático dijo, por ejemplo, que si once mil hombres habían sido acreditados, ¿por qué entregaron solo siete mil armas?

El Centro Democrático siempre lo hizo y lo va a seguir haciendo. Nunca ha querido el proceso de paz, siempre la guerra les ha servido a ellos, eso los lucra económicamente, pero ya la gente no les cree.
Todas esas cifras que ellos quieren rechazar no tienen razón de ser: Nosotros, como ninguna organización armada en el mundo, hicimos entrega, inclusive, todavía están entregándose caletas. Pero lo cierto es que la cantidad de armas sobre pasan con generosidad toda la cantidad de hombres que teníamos armados. Ninguna organización había hecho eso.

Ariel Ávila, analista del conflicto, dijo esta semana que ya en 40 municipios del país hay presencia de disidentes. ¿Por qué cree que la gente está renunciando al proceso de paz?

Este proceso de paz ha tenido muchas irregularidades y muchos incumplimientos de parte del Gobierno. Si hay disidencias, es consecuencia de todos estos avatares. Imagínese, ya deberían estar libres los presos políticos y todavía hay 1500 en las cárceles. Y todos los otros incumplimientos, por ejemplo tierras, que incluso son para los mismos campesinos, pero vemos que siguen los mismos manejos de señores feudales y quiere decir que esa oligarquía terrateniente tampoco se ha perdido, siguen persistiendo las mismas banderas. Los acuerdos de paz no son para nosotros, las Farc, sino para el pueblo colombiano.

¿Usted qué piensa de que el Ministro de Defensa diga que los desertores son simples bandidos?

Eso lo dicen ellos. Las entidades y estructuras del Estado tienen derecho a decir lo que puedan, eso no merece mayor comentario.

¿Qué pudo haber pasado con 'Rodrigo Cadete', uno de los hombres cercanos al 'Mono Jojoy'? Dicen que él desde el año pasado tenía intenciones de desertar...

Esos son decires, no tenemos ningún elemento concreto para saber qué pasó. Eso se está investigando.

¿Ustedes, como dirección del partido Farc, están dispuestos a colaborar con las autoridades para dar con el paradero de los disidentes?

Nosotros estamos dedicados a cambiar el país. Eso tienen que hacerlo las autoridades. Nosotros nos vamos a encargar de buscarle soluciones a problemas tan delicados desde el punto de vista social que tiene Colombia.

¿Qué tanto daño le hace toda esta situación de incertidumbre a la implementación del acuerdo de paz?

Hace daño porque la implementación es un tema que no ha tenido ninguna fluidez y no se siente que haya seriedad del cumplimiento de lo que acordamos. Eso le hace mucho daño al Gobierno porque se comprometió a 'cumplir hasta la última coma', como dijo el presidente Santos, pero realmente lo que está pasando da mucho de qué hablar.

Pero también les hace daño a ustedes que son los que están tratando de construir un nuevo partido, una nueva imagen...

Indudablemente. Pero nosotros estamos dispuestos a hacer una gran convergencia para que el país cambie. Es la última oportunidad que tenemos en este tiempo, en esta parte de la historia, y estaríamos condenándonos —si no lo hacemos— a esperar muchos años más.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad