Secuestro, el palo en la rueda para que inicien los diálogos de paz con el ELN

Secuestro, el palo en la rueda para que inicien los diálogos de paz con el ELN

Mayo 23, 2016 - 12:00 a.m. Por:
Redacción de El País | AFP
Secuestro, el palo en la rueda para que inicien los diálogos de paz con el ELN

Los negociadores de paz del ELN y el Gobierno siguen en reuniones para ultimar detalles de la fase de discusiones, cuya fecha está por definir.

La instalación formal de las conversaciones, prevista para esta semana, se quedaría en el tintero, dicen analistas.

Todo indica que los diálogos de paz entre el Gobierno de Colombia y el ELN, que estaba previsto para iniciar formalmente en la última semana de mayo, no se dará. Así lo sostuvo Guillaume Long, canciller ecuatoriano, quien explicó que el inicio de las conversaciones  podría demorar “algunas semanas más” de lo que se esperaba ante la falta de un acuerdo sobre el fin de los secuestros. Y es que pese a que el gobierno de Juan Manuel Santos exige a esta guerrilla que libere a sus rehenes antes de iniciar la fase pública de negociaciones para acabar con 50 años de conflicto, los secuestros por parte de este grupo se han incrementado.  “En los primeros meses del 2016 se ha visto un aumento de los secuestros del ELN, con siete casos”, dijo Fernando Murillo, director antisecuestros de la Policía Nacional. En días previos al 30 de marzo, el ELN liberó al funcionario Ramón Cabrales (después de que su familia pagara un rescate) y al soldado Jair de Jesús Villar, como lo había exigido Santos para cerrar las negociaciones preliminares que duraron más de dos años. Pero en el último mes y medio, el ELN volvió a secuestrar. Para Murillo, este repunte “impacta” a las autoridades, que habían visto cómo “esa práctica ya había disminuido mucho entre los grupos guerrilleros”, especialmente por parte de las Farc, que están hablando de paz con el Gobierno desde 2012. Sin embargo, Pablo Beltrán, uno de los jefes negociadores del ELN, sostuvo en días pasados que la de los secuestros es “una exigencia de última hora que pone en crisis la mesa de conversaciones”. En una entrevista indicó que hay exigencias públicas que están dispuestos a considerar y acordar, pero  que “en el ELN no estamos de acuerdo en una presión extra-mesa se haga desconociendo los acuerdos que ya se han hecho. Se coloca en entre dicho todo lo que se ha avanzado”. Mientras que Nicolás Rodríguez, alias ‘Gabino’, máximo líder de esa guerrilla, dijo que los civiles en manos del ELN son “mucho menos de lo que la gente se imagina”. Aunque el gobierno no tiene un dato oficial de cautivos en manos de los rebeldes, el Ministerio de Defensa maneja la cifra de siete.“Puede que tengan más de diez personas, que pueden tener secuestradas desde hace mucho tiempo”, comentó el director de Antisecuestros de la Policía Nacional. “Es muy difícil saber cuántos son. Unas fuentes hablan de unos dos o tres, y otras dicen que pueden ser diez”, afirmó el analista Frederic Massé. Según este experto en resolución de conflictos, puede tratarse de un elemento de presión del ELN para forzar “uno de los puntos clave de la negociación, que es el cese al fuego bilateral para que se reduzca la presión militar sobre ellos”, a lo que el Gobierno se niega. Según la Policía Nacional, en 2000, secuestraban a casi 10 personas al día en el país, mientras que en 2015 había un plagio cada dos días, principalmente a manos de la delincuencia común. Y en los primeros cuatro meses de 2016, hubo 57 secuestros.   Alberto Valencia, sociólogo de la Universidad del Valle,  asegura que la liberación de todos los plagiados y el cese de la práctica del secuestro debe ser un inamovible del Gobierno y que debe ser “absolutamente imposible abrir diálogos formales sino se detienen los secuestros, al Gobierno no le conviene entrar en una negociación así”. “Para la opinión pública es mucho más admisible que la guerrilla siga en combates, enfrentamientos o incluso, que trafiquen con droga, pero no que secuestren personas. Esa no es solo una voluntad del Gobierno, sino de la gente”, agregó el analista al tiempo que insistió en que esa práctica es la que más genera adversión sobre el funcionamiento de los grupos subversivos. Para recordar Guillaume Long, canciller de Ecuador, dijo    que su país ya tiene “identificado un lugar” que será la sede de los diálogos anunciados el  30 de marzo.  “Teníamos identificado un lugar que todavía no les puedo decir cuál es ni tampoco en qué ciudad, pero evidentemente ese lugar está listo y si (el diálogo) se retrasa varias semanas lo seguiremos teniendo listo”, afirmó. Hace dos meses el gobierno de Santos y el ELN anunciaron en Caracas el comienzo de un proceso de paz para poner fin a más de medio siglo de conflicto armado y anunciaron que las mesas de negociación se instalarán en Ecuador, Venezuela, Chile, Brasil y Cuba, que con Noruega serán los garantes.  

 

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad