Sectores políticos dividen opiniones frente a declaraciones de De la Calle

Sectores políticos dividen opiniones frente a declaraciones de De la Calle

Julio 06, 2015 - 12:00 a.m. Por:
Stephanie Moreno Torregrosa | Colprensa-El País

Varios sectores políticos se mostraron a favor y en contra de algunos de sus pronunciamientos.

Luego de las declaraciones del Jefe Negociador del Gobierno Nacional en La Habana, Humberto De la Calle al periodista Juan Gossain, varios sectores políticos se mostraron a favor y en contra de algunos de sus pronunciamientos, respecto de temas espinosos que luego de tres años de diálogos con las Farc están veremos y otros que ponen a tambalear el proceso de paz.  Lea también: "Por bien o por mal, el proceso de paz se está acabando": Humberto de la Calle.Una fecha para el procesoPara el Copresidente del Partido de La U y senador Roy Barreras las declaraciones del jefe negociador son una muestra de que el presidente Juan Manuel Santos ha tenido toda la paciencia y firmeza en el proceso de paz, a pesar de las torpezas de las Farc y de la desconfianza y de las dudas inmensas que hay del mismo. "El llamado de De la Calle es serio. Yo confió que desde la Comisión de Paz del Congreso se debe asumir un gesto de paz pronto, para darle un aire al proceso para que no se eche a perder y se pueda avanzar. La paz hay que firmarla este 2015. Los colombianos no quieren más aplazamientos", señaló Barreras. Apoyando la posición del senador de su colectividad, el representante Hernán Penagos afirmó que lo primero que evidencian las declaraciones del jefe negociador es que necesariamente al proceso de paz hay que ponerle un término, fecha en la que los colombianos sepan cuándo se va lograr un acuerdo con la guerrilla de las Farc. "Mantener unos diálogos de manera permanente sin un plazo determinado genera más desconfianza, más desesperanza, de alguna manera frustra, una posible refrendación por parte de todos los colombianos. Yo creo que en ese sentido esto es relevante y Humberto De la Calle, dadas las actuales situaciones del proceso y los actos que a diario comenten la guerrilla en contra del pueblo colombiano, debe ser preciso y contundente en plantear la posibilidad de que esos diálogos tengan un plazo determinado", agregó Penagos. El expresidente y senador del Centro Democrático Álvaro Uribe Vélez no se hizo esperar para pronunciarse frente a las declaraciones del jefe negociador en La Habana, asegurando a través de un vídeo subido a su cuenta de YouTube que es momento de que el Gobierno recupere la seguridad y restablezca la motivación de las Fuerzas Armadas para que se conviertan en la única condición para reanudar los diálogos. "Para lograr avances en el proceso de negociación, el Gobierno debió exigir lo que debió reclamar desde hace cinco años, que las Farc cumplan con un cese unilateral de actividades criminales", señaló Uribe y agregó "el dilema no es firmar, o no firmar, con acuerdos o sin acuerdos podríamos quedar en manos de las Farc". Por su parte, el senador de esta misma colectividad Ernesto Macías afirmó que las declaraciones de Humberto De la Calle, aunque son tardías, aún están a tiempo de que se vuelvan realidad. "El Gobierno no puede a través de los negociadores, vivir amenazando o mantener unos anuncios que no cumplen, que se va terminar el proceso, que van a culminar con los diálogos, etc. Tiene que actuar ya! Urgentemente con autoridad", aseveró Macías. Además le hizo una recomendación al Jefe de Estado para que ejerza la autoridad que le da su investidura y les diga a los cabecillas de las Farc que están en Cuba, que se suspende transitoriamente el proceso y que ponen unas condiciones para poder continuar. "De lo contrario se levanta de la mesa. Pero debe actuar, no es anunciar, ni amenazar", agregó. No hay que pararse de la mesa La presidente del Polo Democrático y candidata a la Alcaldía de Bogotá, Clara López, afirmó que las Farc y el Gobierno no se pueden parar de la mesa de negociaciones de La Habana. Además, les exigió que concreten los acuerdos que la izquierda democrática apoyó en la reelección presidencial. “Somos los únicos capaces de transformar a Colombia en el país conviviente que requiere el posconflicto. La entrevista a Humberto de la Calle, me hizo pasar un frío muy grande, porque dijo que el proceso de paz está en peligro. Tenemos que hacer el llamado al Presidente y a las Farc a que no se paren de la mesa y a que muestren signos responsables y patrióticos del desescalonamiento del conflicto”, aseguró López. A su turno, el senador de esta misma colectividad, Iván Cepeda, fue enfático en resaltar que este es un momento en cual se están tomando decisiones que tienen un significado fundamental para el proceso en su conjunto y para las partes que están en la mesa de conversaciones. "Entiendo que estas decisiones son parte de una estrategia de negociación, como parte de la necesidad que tiene el Gobierno y la guerrilla de hacer tensas sus exigencias de cara a las negociaciones que se están dando", afirmó Cepeda. Adicionalmente dijo, "es cierto que el proceso se está desarrollando en medio de una escalada militar. Es necesario que la guerrilla de las Farc ponga punto final a los atentados que viene haciendo contra la infraestructura, ya que le están causando daño a la población, pero al mismo tiempo es necesario que para avanzar en la terminación del conflicto, las Fuerzas Militares también disminuyan la intensidad de sus hostilidades y creo que eso es lo que se está buscando tanto en C olombia como en La Habana". Las dos opciones que tiene el procesoPara el representante de la Alianza Verde Inti Asprilla, el proceso de paz tiene dos opciones en la posición actual en la que se encuentra, ya que llegó a un punto de inflexión y los hechos de las Farc han mostrado un problema monstruoso que es la falta de creencia y respaldo por la ciudadanía. "Esta declaración de Humberto de la Calle muestra básicamente que el clamor de la ciudadanía es que no haya una repetición constante de actos que han venido ocurriendo y que han azotado al país. Que no tienen ninguna lógica, ninguna justificación. Lamentablemente el proceso de paz tiene dos opciones o avanza a un cese bilateral del fuego o tristemente se va acabar", señaló Asprilla. Apoyando esta idea, la también representante Ángela María Robledo agregó que "hay que desescalar el conflicto, por el lado de las Farc por supuesto, pero también por el lado del Gobierno Nacional. Hay que volver al cese al fuego que tanto beneficio le trajo a Colombia, a la Colombia de la guerra, a una Colombia profunda, que busca un cese de los ataques". Además insistió que desde la Alianza Verde "vamos a seguir buscando que uno de los escenarios que plantea el doctor De la Calle que es un cese bilateral antes de la firma del proceso de paz, se logre". La excandidata presidencial Marta Lucía Ramírez, del Partido Conservador, fue enfática en resaltar que el Gobierno Nacional no se puede sentar a dialogar con las Farc en el marco de este ciclo 38 que se adelanta en Cuba, sin tener una posición firme de lo que quieren lograr. "Ojalá el Gobierno no se sentara en la ronda de negociación 38 sin tener una actitud verdaderamente firme, de ponerle a este acuerdo, ese plazo y esa condición exigente a ver si se logra enderezar este proceso de paz. No se trata de salir y amenazar a la guerrilla por los atentados que cometen, sino actuar y fijar condiciones", agregó Ramírez. Por su parte, en representación de la Iglesia Católica, Monseñor Luis Augusto Castro, presidnete de la Conferencia Episcolpa, se mostró angustiado de que el proceso de paz pueda llegar a su fin, puesto que le implicaría a Colombia un retroceso en lo que se ha logrado hasta la fecha. "Espero que el proceso siga y que el pueblo colombiano lo siga apoyando, que se den cuenta de que en estos momentos es la única alternativa para acabar con el conflicto armado que tenemos, pero de ninguna manera hay que permitir que eso se acabe", puntualizó. Pese a que las reacciones son diversas, lo único cierto de este proceso de paz es que está en veremos, porque la gente ya no cree en lo que algún día parecía la solución a una guerra que por más de 50 años ha azotado a todos los colombianos. 

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad