¿Se pueden renegociar los acuerdos de paz?

Octubre 03, 2016 - 12:00 a.m. Por:
Colprensa
¿Se pueden renegociar los acuerdos de paz?

César Rodríguez, director de DeJusticia, es abogado de la Universidad de Los Andes, con maestrías en Derecho y Sociedad de la Universidad de Nueva York; en Filosofía de la Universidad Nacional y sociología en la Universidad de Wisconsin-Madison, donde hizo su doctorado.

César Rodríguez, director de Dejusticia, dice que el No es un problema político, mas no jurídico, para el acuerdo de paz.

El director del Centro de Estudios de Derecho, Justicia y Sociedad, Dejusticia, César Rodríguez, se mostró sorprendido por el resultado del Plebiscito especial por la Paz tras el triunfo del No.

Rodríguez aseguró que jurídicamente el presidente de la República, Juan Manuel Santos, puede renegociar los acuerdos, aunque políticamente no se puede desconocer el triunfo del No.

Ahora, ¿qué hacer?

Renegociar se puede. Jurídicamente no hay problema. Realmente es la política la que está presentando una realidad muy complicada. El Presidente podría llegar a un acuerdo y no presentarlo a ningún tipo de validación popular, como lo pudo haber hecho ahora, pero la realidad es que políticamente esto es complicado porque no se puede desconocer el precedente del No mayoritario, así sea con un margen minoritario. Tendría que ser una estrategia político-jurídico extraordinaria.

 ¿Este resultado estaba en sus planes?

Estamos en terreno desconocido. No es el que llevaban cuatro años construyendo las Farc y el Gobierno, porque los partidarios del No van a querer que su voto valga, y mucho, y que entonces cualquier acuerdo posterior tenga unas condiciones que hasta hoy eran imposibles: que los guerrilleros vayan a la cárcel, que no participen en política, que no puedan tener transición relativamente rápida a movimiento político desarmado. La política va por un lado y el derecho por el otro.

¿El acuerdo queda inservible?

El derecho en este caso no presenta grandes problemas, pero la política sí se vuelve complicadísima. El Presidente no puede aplicar las 297 páginas. Ya no se puede. Ahora la imaginación ‘politológica’ no me llega hasta allá,  pero no se cómo van a sacar un ‘Plan B’.

¿La consecuencia política del Presidente hasta donde llegaría? ¿A la renuncia?

No, eso sí no. No estamos en un régimen parlamentario. Le apostó y perdió y debe asumir las consecuencias políticas. La campaña a la Presidencia es en el 2018 y seguro ya comienza a buscarse con este resultado. Con el tiempo que le queda, si es que decide jugarse más capital político, puede mirar qué hacer.

Ya la Misión de Verificación de la ONU estaba en marcha, se creó una Policía para la Edificación de la Paz y, ¿ahora?

Y un Ministerio del postconflicto. Todo eso no tiene asidero empírico, práctico ahora.

¿Este es un No a la Paz?

Es un No al acuerdo. Hay que creerles a los del No cuando decían que ellos no estaban diciéndole ‘No a la Paz’. El asunto es que el acuerdo así concebido no pasó con la mayoría que necesitaba y no generó la legitimación popular que estaba buscando el Presidente. Desde el punto de vista jurídico la paz no es un asunto que se pueda someter al plebiscito, no es que por orden del pueblo ya no se pueda buscar la paz.

Este resultado asemeja al ‘Brexit’ en Gran Betraña. ¿Cómo cree que Colombia queda ante el mundo con esta decisión?

Creo que el mundo va a quedar tan perplejo como quedamos todos con el ‘Brexit’ y eso muestra y recuerda lo volátiles que son los plebiscitos y los referendos. Son decisiones que se toman con consecuencias de muy largo plazo, pero al calor de circunstancias específicas como el si el Presidente es o no popular o si había susto o no con los migrantes en Inglaterra. Por eso hay gente que ha propuesto que cuando se trate de estos procesos,  más lentos de toma de decisiones, se haga por ejemplo una segunda vuelta. Pero esto es más especulación académica, el resultado es este.

CONTINÚA LEYENDO
Publicidad
VER COMENTARIOS