¿Qué viene para la fase final del proceso de paz con las Farc?

¿Qué viene para la fase final del proceso de paz con las Farc?

Enero 10, 2016 - 12:00 a.m. Por:
Lorena Beltrán | Colprensa
¿Qué viene para la fase final del proceso de paz con las Farc?

Las negociaciones entran en su fase final. Gobierno ya hizo un balance de lo logrado y de lo que falta. Las Farc se pronuncian sobre los temas finales.

Con el 23 de marzo próximo como plazo para la firma del acuerdo final en el proceso de paz, el Gobierno Nacional anunció un cambio de estrategia para impulsar los diálogos con las Farc en su último tramo. 

En primer lugar, el Jefe de Estado anunció que convocará al Congreso de la República a sesiones extraordinarias  a fin de modificar la Ley de Orden Público, para permitirle al Presidente de la República iniciar el proceso de concentración de la guerrilla en los sitios que se negocien en la mesa de La Habana y definir el mecanismo de dejación de armas. 

En segundo lugar, anticipó que una vez regresen los negociadores a Cuba, el martes, iniciará una jornada ininterrumpida de diálogos para que en cónclave las partes lleguen a acuerdos concretos en materia de refrendación y fin del conflicto. 

Sobre el mecanismo de refrendación se mantiene el disenso entre Gobierno y Farc, pues mientras el Gobierno espera el visto bueno de la Corte Constitucional para tener listo un Plebiscito para refrendar, la guerrilla insiste en llevar los acuerdos a una Asamblea Nacional Constituyente. 

Aunque la decisión del alto Tribunal sobre el Plebiscito sólo se conocerá hasta finales de marzo, el Gobierno ya empezó su estrategia para que el ‘Sí’ de los colombianos, sea el que gane en las urnas al momento de refrendar un acuerdo final de paz. 

Iniciativa que respalda la Unidad Nacional, que se prepara para hacer campaña en las regiones a favor del plebiscito. Según el senador Armando Benedetti, “por ahora lo que hay que hacer es trabajar muy duro y socializar con la gente el plebiscito y empezar a explicar desde ahora que el plebiscito lo que va a dar con la refrendación es legitimidad a lo que se pacte en La Habana entre el Gobierno y las Farc”. 

Sin embargo ya se comenta en los corrillos políticos que quien llevará las riendas de la campaña será Fabio Villegas Ramírez, expresidente de Avianca, quien dejó el cargo luego de 10 años y nueve meses comandando la aerolínea. 

Al hablar sobre su papel en la recta final del proceso, Villegas asegura que “pasar la página es una oportunidad que tenemos al frente” y respondiendo a señalamientos de la oposición defiende que la negociación del Gobierno es  racional. 

“No hay tal de que el país esté entregando la Constitución, el orden institucional, o sacrificando la libertades o al sector privado. Creo que es la negociación, con organizaciones al margen de la ley, que menos costo institucional ha tenido”, dice Villegas. 

Un lenguaje similar adoptó el ministro de Defensa, Luis Carlos Villegas, quien está lejos de seguir los duros pronunciamientos de su antecesor, Juan Carlos Pinzón, frente a las acciones de las Farc. 

El ‘empujón’ será desde todos los frentes, incluso de la escena internacional. En marzo, cuando se espera firmar la paz, Barack Obama llegaría al país en medio de una gira que también lo llevará a Brasil, Argentina y Cuba. 

Lo que busca el presidente Obama para este 2016, además de reafirmar sus logros en cuanto a política exterior se refiere, es reiterar cómo será el apoyo de Estados Unidos a Colombia durante la etapa del postconflicto. 

Precisamente, durante su última visita a Nueva York, el presidente Juan Manuel Santos sostuvo un encuentro con el secretario de Estado de ese país, John Kerry, quien anunció que tras cumplirse 15 años de estar vigente el Plan Colombia, ya empezó a ser modificado por ambos gobiernos para que ahora se ejecute en el posconflicto. 

El optimismo también rodeó a las Farc al iniciar el año que consideraron será “el año de la paz”. En un video Rodrigo Londoño Echeverri, alias ‘Timochenko’ reiteró la voluntad de la guerrilla para alcanzar un acuerdo en el tiempo fijado con Santos, durante su histórico apretón de manos en Cuba. 

No obstante, los ánimos se vieron turbados por supuestas demoras denunciadas por las Farc, en la excarcelación de 30 guerrilleros que recibieron un indulto del Gobierno, como gesto de generación de confianza. 

Denuncia que para el jefe de la delegación el Gobierno, Humberto de la Calle, no tenía fundamento alguno, puesto que, según él, responde a procedimientos legales normales. Incluso, señaló que es hora de que las Farc se “familiaricen” con la forma en que funciona la democracia. 

Para Jorge Restrepo, director del Centro de Recursos para el Análisis de Conflictos, Cerac, son esas diferencias, más técnicas que políticas, las que representan un eventual riesgo para firmar el acuerdo final de paz. 

“El primer riesgo es la carencia de un mecanismo que permita superar diferencias en el interior de la mesa. Los puntos que están en discusión son puntos relativamente restringidos, no son puntos que tengan que ver con las razones por las cuales el conflicto se mantiene andando”, indicó Restrepo al recalcar el disenso entre las partes frente a la refrendación. 

Si bien estos temas parecieran tener la misma complejidad que la Justicia Transicional, pueden conducir las conversaciones a un punto muerto, donde ni el Gobierno ni las Farc estén dispuestos a ceder. 

A esto agregó un riesgo bajo, pero que puede existir, relacionado con la eventualidad de que ocurra algún hecho violento por parte del crimen organizado, la disidencia de la guerrilla, alguna operación militar e incluso el ELN. 

“En general la mayor parte de los procesos de negociación de paz, incluso después de alcanzarse el acuerdo final, pueden llegar a tener atentados de este tipo, que pueden poner en peligro la negociación”, explicó el experto. 

¿Intervendrá el Papa?

 Aunque en junio del año pasado el Papa Francisco ofreció el respaldo de la Iglesia Católica al proceso de paz, aún no se tiene claro el papel que jugará el Sumo Pontífice en la negociación.

 Lo que sí se sabe, es que visitará Colombia en medio de una gira por varios países latinoamericanos, donde podría coincidir con la firma del acuerdo de paz e incluso mediar en una eventual crisis. 

No obstante, el director de Cerac, Jorge Restrepo,  explica que para que funcione el cónclave, la mediación debe ser profesional, con conocimientos técnicos que destraben los puntos donde no hay acuerdo.

“Esa mediación profesional debe tener un respaldo político que se lo deben dar Gobiernos de la talla de Estados Unidos, la Unión Europea o el Vaticano”, explicó. 

Así las cosas, las expectativas por el próximo ciclo de negociación serán mayores pues, ya con la justicia transicional acordada, el balón de juego tendrá que estar en ambos terrenos, con el reto de dirimir diferencias en dos temas que ya enfrentan a las partes: refrendación y fin del conflicto.

El análisis 

Entre jueves y viernes, el presidente  Juan Manuel Santos, el equipo negociador de La Habana, los tres aesores internacionales y el ministro del Postconflicto, Rafael Pardo, se reunieron en Cartagena a analizar el proceso y a trazar la hoja de ruta de la etapa final de los diálogos en La Habana.

 Uno de temas que más se analizó   fue el  cese el fuego y desarme. “Ahí recibimos un informe de la subcomisión en cabeza del general Javier Flórez, que nos informó cómo va la negociación, y las diferentes alternativas. Tenemos clara la ruta que vamos a seguir en este importante tema”, dijo Santos. 

 Hasta ahora Gobierno y Farc en  tres años de diálogos, han logrado acuerdos en cuatro puntos de la agenda: Tierras, cultivos ilícitos, participación en política,  víctimas con el componente de justicia transicional.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad