Presidente de Panamá ratificó su apoyo al proceso de paz y a los diálogos con ELN

Octubre 25, 2016 - 12:00 a.m. Por:
Elpaís.com.co
Presidente de Panamá ratificó su apoyo al proceso de paz y a los diálogos con ELN

Los presidentes de Colombia, Juan Manuel Santos y de Panamá, Juan Carlos Varela.

El mandatario panameño invitó además a una coordinación entre las fuerzas públicas de Panamá y Colombia para luchar contra bandas criminales.

El presidente de Panamá, Juan Carlos Varela, ratificó su respaldo total al proceso de paz y a los diálogos con el ELN tras un encuentro con el presidente Juan Manuel Santos en la Base Servicio Nacional Aeronaval, Senan, ubicada en Nicanor, Panamá.

Asimismo, el mandatario mencionó la importancia de “la coordinación entre ambas fuerzas públicas, la Fuerza de Panamá y de las Fuerzas Armadas de Colombia en la lucha contra las bandas criminales que quieran sacar oportunidad de estos acuerdos o seguir operando en nuestras fronteras”.

Por otra parte, pese al clima de tensión que se vive en Venezuela por la crisis social y política, los mandatarios celebraron la posibilidad de que ese país abra un diálogo con la intervención del papa Francisco a partir del 30 de octubre.

“Nosotros celebramos que se haya decidido iniciar un diálogo con la intermediación del Vaticano, todo lo que sea diálogo para solucionar los problemas es bienvenido y hacemos votos para que el diálogo sea fructífero”, dijo el presidente Santos.

Varela, por su parte, hizo un llamado a todas las fuerzas políticas del país para que respalden la iniciativa del Vaticano. 

“Yo siento que en los últimos días se han dado pasos positivos, así como hay cosas que rechazamos como lo sucedido en el Parlamento el pasado domingo. (…) Si nos ponemos a complicar ese diálogo estaríamos cerrando una puerta muy importante que enseña una luz”, dijo el presidente panameño.

Mientras tanto, el periódico The Washington Post ha hecho un llamado para que los países vecinos de Venezuela intervengan.

“Lo que puede temer más es la acción concertada de sus vecinos, como Brasil y Colombia, así como de parte de Estados Unidos, la cual en virtud de un tratado regional llamado la Carta Democrática Interamericana tiene no sólo la autoridad sino también el deber de aislar y castigar al régimen por haber vulnerado el orden constitucional”, dice su editorial.

En la reunión entre los mandatarios, también se acordó este martes redoblar el control en la selvática frontera común para fortalecer la lucha contra el narcotráfico y contener la ola migratoria de haitianos y africanos.

El acuerdo establece un mayor intercambio de información para identificar las corrientes migratorias e impulsar la creación de un fondo de contribuciones voluntarias a nivel regional para financiar las acciones y enfrentar el paso de los indocumentados. 

El presidente panameño dijo en el encuentro con Santos que en Brasil que hay unos 18.000 haitianos que pretenden hacer el recorrido por tierra a Estados Unidos.

Santos reconoció que la frontera con Panamá es usada para "tráfico de droga, de armas, de personas y para el lavado de activos", por lo cual el acuerdo "viene a reforzar las colaboraciones que siempre han existido" en la frontera. 

"Cuando hay colaboración somos más capaces y cuando no hay colaboración la delincuencia es más eficaz", dijo Santos.

El acuerdo incluye la construcción de dos bases en las áreas fronterizas de La Olla y La Balsa, consideradas "zonas de alto valor estratégico para operaciones de seguridad en la lucha contra el narcotráfico". 

Santos destacó que la colaboración entre ambos países ha logrado disminuir el flujo de emigrantes.

Millares de personas, en su mayoría procedentes de Haití y países africanos, han transitado por Centroamérica y México en ruta a Estados Unidos, un camino en el que enfrentan dificultades por la explotación de los traficantes de personas y la negativa de algunos países de permitirles el paso.

Santos explicó que el acuerdo entrará en vigencia en enero de 2017 y hasta entonces se harán los ajustes requeridos para su puesta en marcha.

De la misma manera, los presidentes discutieron sus diferencias por la aplicación de una arancel colombiano a los productos exportados por Panamá desde la Zona Libre de Colón. 

La Organización Mundial del Comercio, OMC,  acogió un reclamo panameño para la eliminación del arancel colombiano a los textiles, prendas de vestir y calzado procedentes de la zona libre, pero Bogotá no ha acatado la disposición.

CONTINÚA LEYENDO
Publicidad
VER COMENTARIOS
Publicidad