PROCESO DE PAZ

Piden reforzar seguridad para delegados de la ONU que retiran armas de las Farc

Agosto 10, 2017 - 11:30 p.m. Por:
Colprensa / El País 
Misión de la Onu en extracción de armas

El pasado jueves, la Misión de la ONU en Colombia informó que ya se están retirando los contenedores con las armas de varias zonas veredales, entre ellas la ubicada en Planadas, Tolima.

Especial para El País

El ataque a una comisión de la ONU en la vereda El Pedregal, en el Cauca, prendió las alarmas por el riesgo que enfrentan quienes tienen la misión de recolectar el armamento que las Farc guardaban en sus caletas.

Por ello, expertos coinciden en que es necesario revisar las condiciones de seguridad y protección de las personas dedicadas a esa labor. Pero no se trata solo de fortalecer el pie de fuerza, sino de tomar otras medidas para prevenir al máximo que se repitan situaciones como la del pasado domingo.

Para Jhon Marulanda, experto en seguridad, se deben realizar estudios previos a la hora de ingresar a los lugares donde se encuentra el material bélico contenido en las caletas de la guerrilla.

Algo similar planteó el ministro de Defensa, Luis Carlos Villegas, quien aseguró que debe existir una coordinación de seguridad más eficaz.

“Como aseguró el Gobierno, no hay una buena coordinación en los aspectos de seguridad para esta actividad que está realizando las Naciones Unidas. Lo primero que se debe hacer es un acuerdo entre los miembros de la Policía, el Ejército y la comisión de la ONU, con el fin de que se lleve a cabo un estudio previo de la zona y haya un referente de seguridad”, precisó.

Para Marulanda, estas acciones “garantizarán” que los integrantes de la Fuerza Pública reaccionen de manera más efectiva ante los riesgos que existen en el desarrollo de esa labor. Además se salvaguardará el éxito de la Misión de la ONU, puesto que se protege a los miembros de la comisión internacional.

Sin embargo, no le es de buen recibo la tesis de redoblar el pie de fuerza para desarrollar estas actividades, puesto que para él la clave está en la prevención: “Ellos, en referencia a los miembros de la Fuerza Pública, ya cuentan con experiencia necesaria para asumir los riesgos a los que se enfrentan a diario en su labor, sobre todo, en este proceso que se cumple en el territorio nacional”.

A su vez, el subdirector de la Fundación Paz y Reconciliación, Ariel Ávila, considera que sí es necesario redoblar “los anillos de seguridad” que acompañan estas comisiones, puesto que “nadie garantiza que un suceso como estos no volverá a suceder. Esto no se puede controlar. No obstante, es necesario continuar con el proceso que se adelanta para encontrar el armamento de las Farc”.

En reserva

El coronel (r) Carlos Alfonso Velásquez es enfático en señalar que estas misiones deben ser reservadas, ya que el riesgo de filtración de información puede afectar la recolección de las caletas de armas y municiones de los diferentes frentes de la desmovilizada guerrilla, tal como se convino en el Acuerdo de Paz firmado con el Gobierno Nacional.

Para él, es necesario que la comisión y demás entidades que están adelantando la labor no hagan público los lugares adonde se desplazarán, ya que es posible que los hostigamientos se hayan presentado porque los autores materiales del hecho ya conocían el movimiento de la comisión internacional.

“Se notó que eso no era un hostigamiento (lo del domingo en Caloto), sino que los estaban esperando. Es decir, ya sabían que iban para allá”, dijo el oficial (r) y añadió que no es descabellada la idea de que dicha acción pueda ser una retaliación de las disidencias de las Farc para evitar que el armamento sea encontrado.

Por su parte, el analista militar Hugo Acero indicó que “el Estado colombiano debe reconocer los lugares de riesgo a donde se dirigen las comisiones. Por ello, deben existir mayores garantías en el tema de seguridad. Para nadie es un secreto que el Ejército de Liberación Nacional está buscando ocupar los espacios que dejaron las Farc”.

“Error de comunicación”

El comandante del Ejército, general Alberto José Mejía, indicó que en el ataque a la misión de Naciones Unidas se presentó un incidente que es materia de investigación.

”En esta situación especial se presentó un incidente que está siendo investigado, pero allí hubo un error en la comunicación, en la coordinación”, explicó el general a Caracol Radio.

Como se recordará, en los hechos registrados el pasado domingo quedó herido un uniformado.

La investigación

ese a que el ministro de Defensa, Luis Carlos Villegas, atribuyó la autoría del ataque del domingo al Ejército de Liberación Nacional, ELN, este grupo al margen de la ley, por medio de su cuenta Twitter, negó su relación con el atentado.

”@ELN_Paz desmiente autoría del ataque @MisionONUCol en Caloto”, señaló esa guerrilla, en tanto que en un segundo trino les pidió a las autoridades esclarecer los hechos ocurridos: “@ELN_Paz exige investigación sobre real autoría del hecho en Caloto, Cauca, y responsabilidad a quienes hacen señalamientos sin confirmar”.

Por su parte, el Mindefensa señaló que avanzan las líneas de investigación con el fin de identificar los autores de los hechos.
“Efectivamente tuvimos un hostigamiento al Mecanismo Tripartito de Monitoreo y Verificación en esa zona del Cauca”, dijo al enfatizar la hipótesis sobre la responsabilidad del ELN.

“No descartamos otras, como el crimen residual de las Farc o el crimen organizado que delinque en esa zona. Por eso, estamos haciendo las investigaciones correspondientes”, indicó Villegas y a agregó la del Cauca era una de las más de 700 operaciones realizadas hasta ahora para encontrar las caletas de las Farc.

Sin embargo, reiteró que este impasse debe servir para tener una mejor coordinación de seguridad entre estas operaciones y los anillos que despliega la Fuerza Pública.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad