ONU destacó situación humanitaria luego de tres años de negociaciones

Noviembre 25, 2015 - 12:00 a.m. Por:
Elpaís.com.co l Colprensa
ONU destacó situación humanitaria luego de tres años de negociaciones

Fabrizio Hochschild, coordinador para Colombia de la ONU.

Aunque persisten grandes desafíos, Naciones Unidas dio un parte positivo sobre la disminución de las situaciones de violencia colectiva, masacres y desplazamiento masivo en Colombia.

Una “notable mejoría” en la situación humanitaria del país fue evidenciada por la Oficina de Derechos Humanos de la ONU en Colombia. Así consta en un balance sobre los tres años que completa ya el proceso de paz con las Farc y los cuatro meses de tregua unilateral declarada por ese grupo armado ilegal. 

En un documento suscrito por Fabrizio Hochschild, coordinador residente y humanitario de las Naciones Unidas en Colombia, se destaca una notable mejoría en la situación humanitaria aunque consideró que “persisten grandes desafíos”.

Lea también: Destacan que 2015 fue el de menor intensidad armada en décadas recientes 

Según el diplomático, “han disminuido de manera significativa durante el periodo de negociación” las situaciones de violencia colectiva, masacres y desplazamiento masivo, mientras que “a la mitad” se redujo la intensidad del conflicto, situación que se ha reforzado con el cese unilateral declarado por la guerrilla desde el 20 de julio pasado. 

No obstante, el análisis de la ONU destaca que las acciones de otros grupos armados han persistido sin disminución, generando importantes necesidades humanitarias.

“Preocupa que la población civil sigue viéndose afectada por el control que ejercen sobre ella todos los grupos”, en especial contra defensores de derechos humanos y líderes sociales. 

En ese sentido, la ofician de Hoschield dice que los desafíos que plantea el proceso de paz no terminan con la firma de un acuerdo, a pesar de que las negociaciones de La Habana “han supuesto un mejoramiento en la situación humanitaria de algunas de las comunidades más golpeadas por el conflicto”. 

El documento elaborado por la ONU contiene cuatro puntos en los que se justifica la percepción de la mejoría de la situación humanitaria del país. 

1. Las masacres y el desplazamiento masivo han disminuido significativamente desde que empezaron los diálogos entre el Gobierno Nacional y las Farc. El desplazamiento (en los que más de 50 personas o diez familias se desplazan en un mismo hecho) por cuenta del conflicto se redujo un 27 %.

Las masacres se redujeron considerablemente. Mientras entre noviembre de 2009 y noviembre de 2012 se registraron 338 masacres, durante el proceso de paz (noviembre 2012 a noviembre 2015) han ocurrido 110 (se entiende por masacre un evento en el que mueren cuatro o más personas civiles). 

Antes del inicio de las conversaciones se registraban cerca de 90 acciones bélicas por mes (incluyendo todos los grupos armados); desde que empezaron, el promedio es de 55 acciones por mes. 

Lea también: Los últimos dos meses han sido los menos violentos en 40 años: Cerac

2. Las medidas de desescalamiento del conflicto han contribuido a mejorar la situación humanitaria. Es evidente el impacto positivo del cese unilateral decretado por las Farc desde el 20 de julio y el cese de bombardeos contra ellas anunciado por el gobierno tres días después. 

En los cuatro meses transcurridos desde entonces, el promedio mensual de acciones bélicas bajó a 25, la gran mayoría perpetrada por grupos armados diferentes a las Farc. 

Durante los cuatro meses del actual cese de hostilidades, los ataques contra objetivos ilícitos de guerra (principalmente a infraestructura vial y bienes civiles) han disminuido casi en 60 por ciento frente al promedio de los 32 meses previos a la negociación y la participación de las Farc en estos hechos se ha reducido cerca de un 90 %. 

3. Aún persisten graves afectaciones a la población civil. De acuerdo el seguimiento hecho, los grupos armados no estatales siguen imponiendo un fuerte control social sobre las comunidades que impide el libre ejercicio de sus derechos.

Este control social se refleja en homicidios selectivos, extorsiones y desplazamientos individuales. Preocupa particularmente el aumento en 53 por ciento de las amenazas durante el proceso de paz. Mientras en los tres años anteriores a los diálogos de paz se registraron 956 amenazas, en el período de las negociaciones ya son 1466. Y su número podría ser mucho mayor teniendo en cuenta el gran subregistro que existe.

Muchos análisis atribuyen este crecimiento principalmente a la actividad de los grupos armados postdesmovilización. Este tipo de violencia afecta gravemente a las comunidades, a sus líderes y a los procesos de movilización política y social. 

Las denuncias de extorsión también han aumentado sustancialmente durante lo corrido del proceso de paz, de acuerdo a cifras oficiales. Entre enero de 2013 y octubre de 2015 se denunciaron 13.741 extorsiones, mientras que en los tres años anteriores al proceso se habían registrado 5.473 casos.

Si bien las medidas de desescalamiento del Gobierno y las Farc han contribuido a reducir significativamente los desplazamientos masivos, los desplazamientos individuales que son menos visibles y más difíciles de monitorear, siguen afectando la población civil. Según cifras del Registro Único de Víctimas, en los dos primeros años del proceso se desplazaron unas 200.000 personas anuales (entre individuales y masivos). 

4. Violencia de grupos armados distintos a las Farc es el mayor desafío para la situación humanitaria y la protección de la población civil. A pesar de la disminución de la violencia asociada al conflicto con las Farc preocupa especialmente la persistencia de la violencia generada por otros grupos armados.

Durante el proceso de paz los grupos armados postdesmovilización, el ELN, el EPL y otros grupos sin identificar han generado cerca de la mitad de la violencia y del desplazamiento masivo.

Durante el último cese unilateral, los grupos armados postdesmovilización, el EPL y el ELN han desplazado a más de 3400 personas (81 por ciento del total de personas desplazadas masivamente) y han protagonizado 75 por ciento de las acciones bélicas. De no cesar, esta violencia representa uno de los principales riesgos para alcanzar y consolidar la paz. 

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad