“No veo cómo se puede volver trizas el acuerdo de paz”: Efraín Cepeda 

Julio 23, 2017 - 11:30 p.m. Por:
Por: Argemiro Piñeros / Colprensa
Efraín Cepeda, nuevo presidente del Senado

Efraín Cepeda, nuevo presidente del Senado

Colprensa

Efraín Cepeda Sarabia es un costeño cachaquizado. Sí, barranquillero de pura cepa, pero desde hace un poco más de 26 años tiene a Bogotá como la sede de su labor profesional y política. Tarea que arrancó de la mano del hoy expresidente Andrés Pastrana cuando lo sacó del sector empresarial para hacer parte de las listas de la Nueva Fuerza Democrática.

Gracias a la misma llegó a ser senador y le tocó desde la oposición: “Fue muy duro”, recuerda hoy cuando las cosas son diferentes, es el Presidente del Congreso de la República y tiene en sus manos una responsabilidad inmensa: acabar de tramitar la agenda legislativa para implementar los acuerdos de paz.

Cepeda, en su tono suave, es contundente al decir que volver trizas los acuerdos es un imposible, que el Senado está comprometido con la paz y que será crítico, como por ejemplo, con la reforma electoral que no le gusta.

En esta entrevista incluso se refiere al comentario que hizo el expresidente y senador Álvaro Uribe, quien en tono jocoso y mordaz le pidió que le preguntara al presidente Santos si se arrepentía de que él (Uribe) lo hubiera ayudado a elegir. De estos temas y más conversó el nuevo dignatario del Senado de la República.

En su discurso de posesión dijo que prefiere a las Farc sentadas en el Senado y no en el monte, ¿es irreversible todo este proceso pese a que falta una parte clave de la implementación de los acuerdos?

Me parece que sí, no veo cómo se puede volver trizas el proceso de paz luego de que hubo una desmovilización, que hubo una entrega de armas, que se están entregando las caletas, que los soldados heridos en combate disminuyen en un 97 % tal y como lo dije en el discurso, entonces dígame cómo puede ser irreversible un proceso como este.

¿Los enviamos al monte otra vez? ¿les devolvemos las armas? ¿los dejamos que sigan cuidando los cultivos de coca? No, como lo dije en el discurso, los prefiero en el Congreso que echando bala, echando bombas, de manera que veo a Colombia entrar en otra etapa.

Adicionalmente, le digo que tuve la oportunidad de participar en una reunión con los cancilleres miembros del Consejo de Seguridad de la ONU y lo que más repitieron ellos era que esperaban que el proceso de paz fuera irreversible. Incluso, el Canciller egipcio expresó que nosotros lo que tenemos es un regalo de Dios, porque en su región se están matando todos los días.

¿Va a buscar concertar cambios en una ley tan importante como es la estatutaria de la Justicia Especial par la Paz (JEP)?

Este es parte de la columna vertebral de la implementación de los acuerdos, me tranquiliza mucho saber que ese proyecto se retiró para hacerle ajustes y muchos de los mismos fueron peticiones del fiscal Néstor Humberto Martínez, y según me ha dicho el Gobierno, al menos 80 % de sus inquietudes ya fueron concertadas e incluidas en el nuevo proyecto. Es un tema sensible pero además se debe corregir de manera urgente, porque va a llegar el momento en que alrededor de mil desmovilizados de las Farc van a estar en un limbo jurídico porque no ha comenzado a funcionar esa jurisdicción. Nos corresponde en el Congreso agilizar el tema para que no se generen esos limbos.

Advirtió usted que el tema de tierra, el proyecto que el Gobierno prometió, igualmente será muy debatido...

No podemos decir nada aún porque no tenemos nada para su estudio, pero sí soy enfático en decir que como ciudadano, como conservador, defenderé la propiedad privada en Colombia. He dicho también que es esencia del Partido Conservador esa defensa de la propiedad privada. Hace un par de meses hubo mucha confusión con algunas señales que se lanzaron de algunos sectores del Gobierno Nacional que preocuparon mucho, en especial de quienes tienen propiedades en el sector agropecuario.

En lo que sí soy enfático en decir es que la titulación justa de los predios que hoy están en poder de los campesinos, la mayoría de ellos han pasado de generación en generación, pero no tienen títulos.

¿Le gusta la reforma política como está o hay que modificarla?

No me gusta, no me gustan las listas cerradas para el próximo periodo electoral, es imposible que los partidos puedan encontrar un mecanismo para ordenar sus listas si esta ley saldrá en un par de meses.

No es claro cuándo se podrá hacer una consulta interna para carnetizar a nuestra gente, para hacer una consulta popular y ordenar las listas. Los colombianos lo que no admiten es el bolígrafo para decir en qué orden van. Me parece que hay que llegar a las listas cerradas, pero este sería el periodo de transición.

“El futuro de nuestra Nación, depende de las normas que aprobemos para sellar la Reconciliación Nacional, respetando los derechos de nuestros pueblos, impulsando el desarrollo económico sostenible y generando confianza en las instituciones”.

En la Constitución colombiana, con este acto legislativo, debe quedar escrito que las listas serán cerradas pero a partir del otro debate electoral, discutiremos si es 2019 o 2022. Es positivo también la eliminación del Consejo Nacional Electoral, y que haya una nueva entidad que no tenga ese origen político. Hay un tema adicional y es hacer claridad si realmente las personas elegidas por elección popular al renunciar pierden la inhabilidad, recordemos el fallo de la exgobernadora de La Guajira, Oneida Pinto, quien renunció pero el Consejo de Estado le quitó la investidura. En el Partido Conservador se tiene una postura frente a la reforma.

¿Esta legislatura sí avanzará en nuevas normas o al menos acciones en contra de la corrupción?

Los proyectos que presenta el Gobierno para el desarrollo de los acuerdos de paz tienen prioridad, deben estar de primeros en el orden del día, pero esto no quiere decir que no habrá cabida para un tema tan fundamental como es la lucha contra la corrupción, eso sí poniendo el oído a la opinión pública. La gente quiere que no se roben la plata, que los recursos se inviertan en ellos, los dineros públicos son sagrados.

¿Le va a llevar la razón que le mandó el expresidente Uribe al presidente Santos de que si se arrepiente de que él lo ayudó a elegir?

Me parece que ellos están grandecitos ya. Ese diálogo, como han insistido los colombianos, debe ser directo. Qué bueno que sea el mismo expresidente Uribe quien le pida al presidente Santos que lo reciba para intercambiar esas opiniones, sería muy valioso para los colombianos en la reconciliación que hemos venido planteando.

¿Esa oposición que hace el uribismo complicará esta parte de la implementación final de los acuerdos?
Es una oposición dura, quiero ser enfático, voy a darle todas las garantías a la oposición, tendrán tranquilidad con este presidente del Senado que sus debates estarán en el orden del día, que sus proyectos se tramitarán y que sus intervenciones se darán con todas las garantías.

CONTINÚA LEYENDO
Publicidad
VER COMENTARIOS
Publicidad