No vamos a entregar el país al Castro-chavismo: Santos

No vamos a entregar el país al Castro-chavismo: Santos

Abril 27, 2015 - 12:00 a.m. Por:
Alfredo García, enviado especial de El País
No vamos a entregar el país al Castro-chavismo: Santos

El Presidente de la República dice que se aplicará justicia transicional y no habrá cese bilateral al fuego.

El presidente Juan Manuel Santos ratificó este lunes desde Medellín que el proceso de paz que se adelanta en La Habana con las Farc no busca entregarle el país al llamado Castro-chavismo, tras recalcar que el objetivo del mismo es lograr que Colombia acelere su crecimiento económico y social en los próximos años.

Santos sostuvo que el proceso seguirá teniendo unas "líneas rojas" las cuales no se van a traspasar bajo ninguna circunstancia, pues "no negociará nada de lo fundamental de nuestra democracia ni de la economía".

Al inaugurar el Congreso Nacional de Naturgas, el primer mandatario recordó que el proceso va bien porque se han logrado acuerdos en el sector agrícola y en materia de narcotráfico, entre otros puntos fundamentales para que los miembros de esa guerrilla se reincorporen a la sociedad.

Santos sostuvo que el proceso ha sido bien planteado y ejecutado, aunque lamentó que hechos como los ocurridos hace varias semanas en el Cauca haya ocasionado problemas e incertidumbre en las negociaciones que se desarrollan en La Habana.

"Si nos ponemos de acuerdo en los cinco puntos planteados, acabaremos la guerra. El primero, el del desarrollo rural que no es nada diferente al que haríamos con o sin Farc, es decir, convertirnos en una potencia agroalimentaria mundial. Precisamente no hemos logrado ese desarrollo por el conflicto armado", agregó.

Recordó que en este último punto, el Gobierno ratificó que no se expropiará a nadie de tierras, ya que la idea es que los campesinos participen en proyectos asociativos en zonas que ni siquiera han sido exploradas o explotadas o que no están en producción.

En cuanto a participación política, Santos enfatizó que "no hemos negociado nada diferente a lo que hace cualquier democracia para mantener sus instituciones vigentes, aunque resaltó "estas deberán acomodarse a las nuevas circunstancias", ya que muchos sectores piden participar más en el desarrollo del país.

Sobre el narcotráfico, el jefe del Estado señaló que este punto es fundamental porque precisamente esa actividad ilícita ha sido en gran medida el combustible que ha alimentado la violencia. "Las Farc dicen que no van a continuar con el negocio del narcotráfico y abandonarán sus laboratorios, lo cual tendrá una repercusión internacional muy importante".

Santos indicó que los dos últimos puntos son los más difíciles dentro del proceso, como el de la reparación de las víctimas, y "allí entra la justicia transicional más el desarme y la reincorporación a la vida civil".

Recalcó que "hay que aplicar una justicia transicional, un punto que será clave y el más importante de todo este proceso. Tenemos que encontrar la forma de conciliar eso con el deseo de paz. Pero vamos a procurar el máximo de justicia que nos permita la paz y dónde trazar esa línea es donde nos encontramos en este momento".

Comentó que la guerrilla ha dicho que ellos no quieren ser los primeros en entregar las armas para irse a una cárcel, pero "nosotros les decimos que el mundo ha cambiado y no acepta hoy amnistías y esas políticas de perdón y olvido que hubo en el pasado, lo cual ya no es posible".

Destacó Santos que conciliar esas dos posiciones es el mayor reto. Subrayó que se presentan episodios trágicos como los del Cauca, donde murieron 10 militares, "censurables desde todo punto de vista y se presentan porque estamos todavía en guerra".

Frente al pedido de las Farc de un cese al fuego bilateral, Santos, en su alocución ante los empresarios reiteró: "yo no acepto ese cese al fuego, porque no voy a desproteger a los colombianos, sino hasta que tenga la garantía de que vamos a lograr la paz con la guerrilla".

Anotó que por eso el gobierno ha mantenido la ofensiva militar en los últimos años, porque "fue un compromiso que hice y que seguiremos cumpliendo hasta que negociemos un cese al fuego bilateral, pero con todas las condiciones del caso, pero antes no porque sería muy difícil de administrar".

Puntualizó al señalar que "en todo este proceso ha habido desinformaciones, de que el país se le va a entregar al Castro Chavismo, al comunismo, y nada de eso es cierto, ni lo será".

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad