"No hubo jugaditas por debajo de la mesa": Everth Bustamante

"No hubo jugaditas por debajo de la mesa": Everth Bustamante

Octubre 04, 2016 - 12:00 a.m. Por:
Olga Lucía Criollo, reportera de El País

Everth Bustamante, senador del Centro Democrático.

Everth Bustamante, senador del Centro Democrático

Luego de las elecciones de este domingo, Everth Bustamante, senador del Centro Democrático y exmilitante del M-19, expone las razones por las que cree que ganó el No en la consulta que buscaba la refrendación de los acuerdos de paz entre el Gobierno Nacional y las Farc.

Dice que desde la oposición había un gran descontento por lo acordado en La Habana.  

¿Por qué ganó el No?

Porque un amplio sector de colombianos no estaba de acuerdo con la naturaleza de la negociación. Es un mensaje de esperanza y confianza en que este tipo de acuerdos  requieren del consenso nacional, de la voluntad de muchos sectores y no exclusivamente del Gobierno y de uno de los factores de violencia que ha existido en Colombia en los últimos 50 años... Es una intervención muy importante de la ciudadanía para reorientar el camino, corregir errores y avanzar en la búsqueda de un consenso que nos integre a todos.

¿Por qué perdío el Sí?

Aquí nadie perdió, ganó Colombia. Los que estaban por el Sí convencidos de buena fe de que  se estaba discutiendo la paz seguro no entendían que era apenas un aspecto parcial, pero hay otros factores: el  ELN, la violencia originada en el narcotráfico, que son temas con mucha debilidad en las negociaciones, y de parte del Gobierno en cuanto a las concesiones que le fueron otorgadas a las Farc. Y hubo otros que hicieron una campaña interesada, sobre todo dirigentes políticos que utilizaron métodos que son rechazados por los ciudadanos, los de clientela política y el chantaje que se quiso hacer a través de alcaldes y gobernadores para orientar el voto por el Sí, y el exceso de publicidad. Creo que esas prácticas también salieron derrotadas con la expresión popular de ayer... 

Lea también: Las tres preguntas clave después del triunfo del NO

Pareciera que el No también tomó por sorpresa al Centro Democrático...

Esa fue la imagen que se quiso dar desde las encuestas y el Gobierno. Teníamos confianza en lo que estábamos haciendo,  sin triunfalismos, teníamos convicción por nuestro contacto permanente con los colombianos. Se nos acercaban en distintas regiones comerciantes, empresarios, profesionales y nos decían: ‘Nosotros los vamos a acompañar, pero en silencio porque sino nos persiguen’. No sabíamos con exactitud cuál iba a ser el guarismo electoral,  pero sentíamos que había un descontento muy amplio con la negociación, de tal forma que también perdieron las encuestadoras, porque hay efectos perversos con ellas...

Lea también: "Hay que pedirle cuentas a Vargas Lleras": Ángela Robledo

Pero aún no explican cuál es el plan B del que hablaban  en la campaña...

Tenemos muchos. Nuestra obligación es empezar a hacer esas propuestas, que se fueron construyendo a partir de las observaciones y críticas al proceso. Tenemos en el punto de justicia,  de elegibilidad,  víctimas y la tierra... Y tenemos varias iniciativas, por ejemplo, sin ánimo de colocar en la  picota jurídica a las Farc, creo que el Gobierno, cuando las consideró fuerza beligerante, se equivocó pues puso a  jugar las normas del derecho internacional anteponiéndolas al derecho interno. Es parte de lo que hay que corregir y en eso tenemos suficiente experiencia en Colombia en materia de reducción de penas de manera sustancial, entendiendo que ellos están buscando participación en la vida política.

Lea también: Los aciertos y desaciertos de un proceso de paz que quedó herido

"Lo primero es  llamar a la ONU para que continúe cumpliendo su papel, especialmente en el tema de dejación de las armas, entendiendo que las Farc han reiterado una voluntad de reinsertarse  a la vida política del país y dejar la violencia, factor positivo que hay que tener en cuenta”.

Mucha gente ha dicho que su voto fue por el No, pero que no son uribistas. ¿Qué opina?

Totalmente de acuerdo. Nosotros respetamos este fallo popular a través de las urnas como una expresión de la voluntad ciudadana, no pretendemos apropiarnos de eso  como partido, simplemente fuimos una fuerza crítica y creemos que eso ayudó a tomar conciencia en el seno de la sociedad colombiana. 

¿Pero acepta que hubo una votación vergonzante, que no se anunció en público?

No es vergüenza. Se creó un tema inconveniente para el país, de tensión, cuando el Presidente de la República dijo: ‘Si no votan por el Sí, vamos a volver a la guerra’. Ese Sí despertaba temor y miedo en los ciudadanos, es decir, hubo imprudencias por parte de quienes tenían altísima responsabilidad en la conducción de este proceso, de tal manera que ese No no es una jugadita por debajo de la mesa sino un temor real por las tensiones a las que se llegó en este proceso, lamentablemente. Todo eso hay que corregirlo para que este resultado pueda reflejarse en procesos mucho más transparentes, sin temor de la ciudadanía a salir a expresar su punto de vista a través del voto.

Se ha propuesto que un miembro del Centro Democrático haga parte de la mesa de negociaciones, ¿lo cree posible?

Creo que no se trata de una participación simplemente del  Centro Democrático,  hay que contar con la aceptación del Gobierno, a partir del reconocimiento que este haga de  sus propios equívocos, igual tiene que suceder con las Farc, tienen que reconocer una serie de circunstancias que son reflejo de la decisión del domingo. Ya  ese proceso nos dirá cómo se va  recomponer, si es que se va a hacer;  pero no  podemos trivializar reduciéndolo a una simple participación en la mesa de negociación.

Nombre: Everth Bustamante García, zipaquireño. 

Cargo: actualmente es senador de la República por el Partido Centro Democrático.

En 1991 fue asesor de la Alianza Democrática M-19 en la Asamblea Nacional Constituyente, luego de haberse desmovilizado en calidad de integrante de esa guerrilla.

En el 2005 se desempeñó como asesor del presidente Álvaro Uribe Vélez.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad