Mindefensa responde sobre preocupaciones tras desmonte de las zona veredales

Mindefensa responde sobre preocupaciones tras desmonte de las zona veredales 

Agosto 14, 2017 - 12:00 a.m. Por:
Argemiro Piñeros Moreno / Colprensa 
ministro

Luis Carlos Villegas, ministro de Defensa. 

Foto: Colprensa

Mañana es el fin del funcionamiento de las 26 zonas veredales transitorias de normalización en donde las Farc vivieron su etapa de desarme. Ya después serán centros de reincorporación a la vida civil de los desmovilizados.

Lea también: ¿Quiénes son y dónde están los disidentes de las Farc?

Esta transición sigue teniendo de por medio el tema de la seguridad tanto de los excombatientes, pero en especial de las comunidades que están alrededor de las zonas. Parte de esa responsabilidad institucional ha recaído en el ministro de Defensa, Luis Carlos Villegas, quien explica cómo se dará el proceso.

¿Todo está preparado para la transición en las zonas veredales?

El martes se cumplirá la fecha acordada entre el Gobierno y las Farc para entregar las armas que por más de 50 años causaron el desplazamiento de la población, la muerte de miles de colombianos y frenaron el desarrollo del país. Esta fecha es un momento histórico porque significa que las Farc ya no son una organización armada. El Gobierno Nacional ha diseñado diferentes estrategias para facilitar que el proceso de Desmovilización, Desarme y Reinserción (DDR) se haga con la mayor facilidad posible.

¿Cómo cambiarán los operativos de la Fuerza Pública en esas zonas?

Quiero resaltar el papel fundamental de la Policía Nacional en este proceso de estabilización y desarrollo de los territorios, y por eso vamos a mantener, por lo menos durante tres años, en las veredas y municipios que acogieron a las Zonas Veredales de Transición a la Normalidad (ZVTN) a 40 uniformados de la policía para fortalecer la prevención y convivencia.

Los policías contarán con capacidades y especialidades que antes, en muchos casos, no tenían, como investigación para servicio de la justicia, niñez y adolescencia, e inclusive turismo en algunas zonas. Con el propósito de mejorar la seguridad en las regiones, la Policía creó un Cuerpo Élite especializado que se encarga de enfrentar a las redes del crimen organizado, apoya las labores de consolidación territorial y priorizará la seguridad de los defensores de derechos humanos y líderes sociales.

¿Cuántos policías compondrán ese grupo especial?

Este Cuerpo Élite tiene 1088 de los mejores policías, encabezados por 120 expertos en investigación criminal y 40 analistas, los cuales liderarán un modelo investigativo integral alineado con la Fiscalía General de la Nación. Desde el punto de vista militar hemos hecho una clasificación de las regiones en donde deben hacer mayor presencia las Fuerzas Militares, además de la presencia universal de la fuerza policial.

Hemos dividido a las regiones en niveles de complejidad alto, medio y bajo, en las que se estimaron factores como la presencia de crimen organizado, ELN, crimen residual organizado de las Farc o de alguna otra amenaza que puede ser medioambiental, si es que se necesita proteger un parque natural.

¿Las ‘zonas rojas’ tendrán poca presencia de uniformados?

En las zonas de complejidad alta habrá un dispositivo militar de entre 450 y 500 uniformados de las Fuerzas Militares entre oficiales, suboficiales y soldados; en las zonas de complejidad media y baja se dispondrá de un dispositivo de 281 uniformados. Ellos permanecerán en la región durante el tiempo que se considere pertinente para neutralizar las amenazas a la seguridad y se sumarán a los 40 uniformados de la Policía ya mencionados.

¿Qué otras zonas están siendo acechadas por grupos ilegales?

Aunque los índices de seguridad ciudadana en Colombia han mejorado significativamente, tenemos que reforzar en ciertas zonas de país como Catatumbo, Chocó y Urabá. Allí está nuestro Ejército. Allí está nuestra Fuerza Aérea. Nuestra Armada y nuestra Infantería de Marina y por supuesto, allí está nuestra Policía Nacional, trabajando por alcanzar la tranquilidad.

¿Las disidencias de las Farc están siendo controladas?

Claro que sí. Aunque es preferible llamarlas ‘crimen organizado residual’ de las Farc. Con los planes ‘Victoria’ de las Fuerzas Militares y ‘Ciudades Seguras y Paz’ de la Policía se está controlando este crimen residual de las Farc y otras amenazas a la seguridad. Todas las semanas tenemos nuevas bajas y capturas de las disidencias y de grupos ilegales como el ‘Clan del Golfo’ y el ELN, al tiempo que hemos desmantelado estructuras delincuenciales.

También estamos motivando a la ciudadanía a denunciar, porque con su ayuda es más fácil el control territorial y la labor de nuestros hombres. Para ellos hemos creado el Sistema Nacional de Reacción Inmediata para el Avance de la Estabilización (Sirie), para que hagan sus denuncias cuando vean que hay amenazas a su seguridad. En los últimos días hemos dado golpes tan importantes como la captura de alias ‘Hugo’ en Tumaco y numerosas capturas y bajas en Guaviare y Meta.

¿Cómo van operar ahora estás zonas y cómo quedarán allí los desmovilizados?

En el final jurídico de la ZVTN, la Policía permanecerá por lo menos durante tres años en las 26 veredas. A su vez, las Fuerzas Militares continuarán manteniendo y fortaleciendo control territorial en todo el país. En especial en todo lugar que estuviera ocupado por las Farc tendrá presencia de las Fuerzas Militares. Adicionalmente, y con el propósito de fortalecer la presencia del Estado en los territorios en donde se ubicaron las ZVTN, el Ministerio de Defensa dispuso la creación de un dispositivo de seguridad multidimensional para reconstruir el tejido social y consolidar el territorio en las áreas rurales del país.

¿Para qué ese dispositivo?

Esta estrategia generará respuestas inmediatas en áreas rurales en dos niveles. El primero, es la Seguridad y Convivencia Ciudadana: Construcción del Tejido Social IRENE. En esta estrategia se establecen las Unidades Básicas de Carabineros (Ubicar) encargados de ser los primeros respondientes en temas de seguridad y convivencia ciudadana.

Las Ubicar serán las responsables de ejecutar las medidas adicionales de protección para la seguridad, así como de mejorar los niveles de convivencia y seguridad en la consolidación de la paz, garantizar la cobertura y permanencia en el campo y articular la oferta institucional en prevención. IRENE además busca consolidar las relaciones sociales, ser mediador y apoyar la conciliación entre ciudadanos, así como aplicar la justicia restaurativa con base en cuadrantes rurales.

Cada Ubicar contará con un inspector departamental de Policía que se encargará de conciliar la solución de conflictos de convivencia, seguridad, tranquilidad, ambiente y recursos naturales, derecho de reunión, protección a los bienes y privacidad, actividad económica, urbanismo, espacio público y libertad de circulación, ejecutar la orden de restitución, en casos de tierras comunales y servir como articulador con los sistemas de justicia.

¿La segunda qué planea?

La segunda estrategia la hemos denominado Carpa Azul que ayudará a la construcción de zonas seguras para el goce del derecho. La Carpa Azul es un Puesto de Mando Interinstitucional (PMI), que contará con la participación de la Defensoría del Pueblo, la Fiscalía General de la Nación, las Fuerzas Militares y la Policía Nacional, así como de miembros de las Naciones Unidas y cuando sea necesario, se realizará la articulación con exguerrilleros.

En el marco del PMI se realizarán reuniones diarias o semanales, el seguimiento permanente con soporte documental, mecanismos de reacción inmediata, canal de atención de alertas y situaciones de riesgo y comunicación en tiempo real. Hemos diseñado también el Taller Comunitario por la convivencia y la paz: ‘Quítate las botas por la convivencia y la paz’.

¿Entonces no habrá vacíos o problemas para lo que viene?

Como ven, estamos listos, no solo para enfrentar el final de las ZVTN y el posconflicto, sino para mejorar diariamente los niveles de seguridad de los colombianos.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad