Más impuestos, el trago amargo en la hora de la paz

Agosto 28, 2016 - 12:00 a.m. Por:
Colprensa
Más impuestos, el trago amargo en la hora de la paz

Analistas consultados por Colprensa coinciden en señalar que el proyecto se debió haber presentado hace cuatro meses.

La situación fiscal del país y las necesidades de gasto con los compromisos de la paz son algunas razones que exponen los expertos para que la reforma tributaria sea presentada en la presente legislatura, pese a que su discusión va a coincidir con los tiempos de los acuerdos alcanzados en La Habana.

Y aunque los analistas consultados por Colprensa coinciden en que esta reforma tributaria estructural debió presentarse hace cuatro o cinco años, cuando el país gozaba de un buen momento económico, ahora el Gobierno tendrá que enfrentar esta situación de duplicidad de propósitos  porque es “vital que se presente”.

El exministro de Hacienda Juan Camilo Restrepo, explicó que esta reforma pudo haberse tramitado con anterioridad, pero que el Ministerio de Hacienda incurrió en un error de cálculo grave y “ahora está contra la pared, porque le están corriendo los tiempos de la paz al mismo tiempo que los tributarios”.

La también exministra y excandidata a la Presidencia Marta Lucía Ramírez, coincidió en que debió presentarse con antelación, pero se dejó pasar el momento y ya es “totalmente inaplazable, es obligación o de lo contrario Colombia va a perder el grado de inversión, porque las agencias calificadoras de riesgos ya lo advirtieron”.

En el escenario que plantean, y teniendo en cuenta lo manifestado por el presidente Juan Manuel Santos, la reforma tributaria estaría llegando al Congreso de la República en las primeras semanas de octubre, fecha que concuerda con la estipulada para la realización del plebiscito que refrende los acuerdos de paz.

Según Ramírez, lo que tenía que haber hecho el ministro Mauricio Cárdenas era presentarla con el tiempo suficiente para debatirla, buscar consensos de manera transparente y de cara el país, pero ahora,  “tan pronto pase el plebiscito y como tienen afán de que se apruebe antes de diciembre”, no sería extraño que se haga una reforma de “pupitrazo”.

La excandidata presidencial insistió en que el Gobierno debió ser más “responsable” y presentarla en épocas de “vacas gordas”. De hecho, explicó que hubiera sido más fácil de asimilar ya que en ese momento habían recursos por los ingresos del petróleo.

“No se presentó en el momento más oportuno, por eso insisto en que un Gobierno responsable ha debido presentar esa reforma en la época de vacas gordas, de hecho hubiera sido más fácil de asimilar por el país, cuando habían todos estos ingresos de petróleo, pero lo cierto es que hoy nos toca a nosotros asumir esta reforma tributaria como consecuencia de un Gobierno que se ha desbocado en el gasto público, ha aumentado el tamaño de la nómina de una forma  desproporcionada”, dijo.

Lea aquí el acuerdo final entre el Gobierno y las Farc

A las críticas por la demora en la presentación de la reforma tributaria que hicieron los exministros Restrepo y Ramírez, se sumaron quienes consideran que este es un mal mensaje para el país, de cara a los acuerdos de paz.

El presidente de la Confederación General de Trabajadores (CGT), Julio Roberto Gómez, señaló que los anuncios de una nueva reforma son un “pésimo mensaje para el país”, y le recomendó al Gobierno dedicarse “a lo que ha venido haciendo estos últimos cinco años con el tema de la paz y dejar la reforma para que tenga una discusión previa en la Comisión Permanente de Concertación”.

Las principales críticas del directivo de la CGT se enmarcan en que los principales afectados serían los colombianos de estrato bajo, además de la clase media, pues los primeros indicios que se conocen de lo que sería la reforma tributaria tienen que ver con el incremento del IVA.

Lea también: Así serán las cinco semanas cruciales para el plebiscito

“Yo no se cuál es el afán del Gobierno de poner a la población colombiana a tributar más, cuando lo que tiene que aumentar es la eficiencia en el manejo de los tributos y desarrollar un manejo eficiente para evitar la evasión, que los sectores más enriquecidos paguen lo suficiente”, señaló Gómez.

“Las centrales obreras estamos trabajando por el plebiscito y estamos haciendo campaña por el 'Sí' a que tengamos un chance de vivir en paz, pero no a una reforma tributaria como la que está planeando la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (Ocde)”, resaltó el dirigente sindical al ser consultado por Colprensa.

A esta idea se sumó el exministro de Hacienda Eduardo Sarmiento, quien manifestó que está mal concebida por la comisión de expertos y han llegado a una fórmula que no es viable.

“Si anuncian que van a subir los impuestos luego del plebiscito, se va a tener una reacción negativa fuerte, o sea que lo que se ha ganado con el acuerdo de paz se podría perder con la molestia que significan los impuestos”, dijo.

Subiría el IVA

Se plantean cinco tarifas. 

1) Para  bienes no gravados (conocidos  como excluidos), la cual mantendrá solo a los servicios de salud, educación y transporte público de pasajeros.

2) Bienes gravados al 0% (hoy se llaman exentos) y estaría conformada solo por bienes y servicios exportados. 

3) Tarifa de 5% a la que entrarían bienes como frutas, hortalizas, medicinas libros y cuadernos, leche y queso fresco, maíz, arroz, huevos, pescado, camarones, carne, entre otros. 

4) Tarifa de 10 % para  computadores personales, dispositivos móviles. 

5)Subir la tarifa general al 19%.

Al igual que en las empresas, se plantea eliminar el Iman y el Imas, dejando un solo impuesto a la renta. La comisión de expertos insistió en ajustar las tarifas que existen, teniendo en cuenta que hay pocos rangos y que es muy abrupto el salto entre quienes no pagan y la primera tarifa.

En ese sentido, propuso  reducir la base a quienes ganan desde $1,5 millones al mes, con tarifas muy bajas (hoy es desde $2,4 millones mensuales). La idea es que la tarifa a pagar aumente progresivamente, hasta un máximo de 35% para quienes devengan salarios superiores a $8,6 millones mensuales.

Según el informe, 3 millones de personas quedarían incluidas.

Para las empresas 

Se propone  eliminar el Cree y su sobretasa, el impuesto de renta y complementarios y el del patrimonio (riqueza) y crear un solo tributo.

Este sería el Impuesto a las Utilidades Empresariales (IUE), que sería una tarifa única de entre 30 % y  35 %, dependiendo del análisis que haga el Gobierno sobre el tema. Dicho tributo se basaría en las utilidades contables que se calculan utilizando las Normas Internacionales de Información Financiera (Niif), que ya están en proceso de adopción por parte de las firmas colombianas. Se descontarían los impuestos pagados en el exterior, el 20% del valor de los gastos en investigación, desarrollo e innovación.

El informe de la  Comisión de Expertos dijo que existe  espacio para aumentar dichos tribu tos, lo cual tendría efectos positivos sobre el medio ambiente y permitiría allegar recursos para la financiación de infraestructura. 

Así, propone un incremento inicial de 30% en el impuesto nacional a los combustibles, que hoy es el 12%, y sugiere equiparar las sobretasas de la gasolina y del diesel. El informe sostiene que las circunstancias actuales son propicias para la adopción de estas decisiones, lo cual permitiría que el aumento en el impuesto no se reflejara en mayores precios al consumidor y  ayudara  a compensar la caída en los ingresos del Gobierno.

Lea también: Así serán las cinco semanas cruciales para el plebiscito

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad