“Lo que no se implemente en el primer año, después será difícil”: MinInterior

Diciembre 04, 2016 - 12:00 a.m. Por:
Argemiro Piñeros Moreno, Colprensa
“Lo que no se implemente en el primer año, después será difícil”: MinInterior

El ministro del Interior, Juan Fernando Cristo.

Juan Fernando Cristo, ministro del Interior, insiste en que el ‘fast-track’ no es un “capricho” del Gobierno. Ley de Amnistía, la primera en ir al Congreso.

Superado el momento clave de la refrendación del acuerdo firmado en el Teatro Colón, con el que se selló la paz con las Farc, el Gobierno Nacional enfila todas sus baterías para que el Congreso de la República haga el trámite de las reformas constitucionales y leyes que permitan la implementación del mismo.

Frente a ese proceso estará el ministro del Interior, Juan Fernando Cristo, quien precisa cuál será el alcance de algunas de esas normas que se empezarán a discutir en cuestión de días. Una de ellas será la ley de amnistía, para la cual, según el funcionario, será fundamental que se haga la discusión de la Justicia Especial de Paz.

¿Satisfecho con esta nueva refrendación?

Después del 2 de octubre el país tomó un rumbo que fue el del diálogo social y político. Fue útil, constructivo con los del No. No comparto la opinión de quienes dicen que han visto la no llegada de un acuerdo total con todos los sectores del No como un síntoma de fracaso. Fue un esfuerzo válido, positivo, que le sirvió al país para construir un mejor acuerdo de paz, para incorporar la mayoría de las propuestas del No y para establecer unos canales de comunicación que no existían antes con la oposición.

¿Usted cree que ese acercamiento con la oposición se mantendrá para la discusión de la implementación?

Confío que, superada la refrendación y expuestos ante la necesidad de que tenemos que comenzar a trabajar la implementación de los acuerdos, a los del No como a los del Sí nos interesa que esto salga bien, que la paz se consolide. No creo que estén apostando al fracaso de la implementación de la paz territorial; confío en esa buena voluntad y hemos invitado a un acuerdo político nacional por la implementación de los acuerdos. Ahí hay espacio para trabajar y concertar muchos temas.

¿Esa concertación se va a dar previa a la presentación y radicación de los diversos proyectos que se llevarán al Congreso?

Nosotros hemos venido planteando la disposición del Gobierno a poder discutir con los voceros del No en el Congreso muchas de esas iniciativas. Hay dos clases de proyectos. Unos, que no tienen margen de discusión grande porque se tiene que  preservar la letra y espíritu del acuerdo, pero hay muchos temas en donde hay un margen mayor de discusión, en donde el Gobierno estaría dispuesto a discutir y valorar tanto con las Farc como con la propia oposición.

¿Si bien hubo mayorías calificadas en la refrendación, faltaron algunos congresistas conservadores que son de la coalición,  no le preocupa?

Este Congreso, en el tema de la paz, ha demostrado su seriedad y compromiso, y así creo que se va a repetir en la implementación. Van a haber mayorías amplias, a todos nos interesa que esto salga bien, en especial a los partidos de la unidad por la paz.

¿En qué consiste la Ley de Amnistía?

Es la ley que va a determinar todo el marco en el cual debe trabajar la Justicia Especial para la Paz (JEP), en su sala de amnistía, para de alguna manera avanzar en todo el proceso de aplicación de la justicia transicional. Allí hay varias situaciones que se contemplan; hay unas amnistías que se pueden conceder a la guerrillerada, en donde simplemente determinando quiénes han cometido el delito de rebelión y cuáles son los delitos conexos  y que han sido reconocidos por la jurisprudencia colombiana se puede avanzar en  concederlas. 

Por el otro lado, están los delitos de lesa humanidad, que no son amnistiables, que no son indultables. Tendrán  que ir a la JEP para decir la verdad y contribuir con la reparación para ser objeto de una pena alternativa como está contemplada en el acuerdo. Por eso necesitamos crear primero la justicia transicional para aplicar la Ley de Amnistía.

¿Tan pronto sea aprobada la Ley de Amnistía miles de guerrilleros de las Farc quedarán libres?

Tienen que cumplir primero su procedimiento ante la Justicia Especial para la Paz.

Lea también: El enredado camino que todavía le falta recorrer al acuerdo de Paz

¿Y qué pasará en ese tiempo con ellos mientras se crea la JEP?

En las zonas veredales transitorias se tiene que hacer todo el proceso de desarme y desmovilización de los guerrilleros de las Farc que hayan cometido delitos, y allí opera la suspensión de la orden de captura.

¿Es decir que la aplicación real de la amnistía sería a después de mediados de 2017?

Sí, más o menos, así será.

"En el tema de cárcel se impuso la tesis de establecer restricciones más precisas y duras a la libertad para los integrantes de las Farc que hubieran cometido delitos de lesa humanidad, y se incluyó en el nuevo acuerdo”.

¿Cómo está diseñado el resto del paquete legislativo que se discutirá para la implementación?

Está el acto legislativo de la Justicia Especial para la Paz, la creación de una ley para unidad de búsqueda de desaparecidos -es prioritaria-, una reforma al sistema de alertas tempranas de la Defensoría del Pueblo, el acto legislativo que facilita la creación del partido político que surja de la desmovilización de las Farc.

Una ley que busca la creación de la unidad para la investigación y desmantelamiento de las organizaciones criminales, la ley de tratamiento penal diferenciado para los campesinos, pequeños cultivadores de cocaína. Después viene otro paquete de normas para el desarrollo agropecuario, participación política, las circunscripciones transitorias de paz.

¿La reforma constitucional para la justicia transicional, qué llevará?

El acuerdo en materia de justicia. Con el nuevo texto, en donde se incorporaron 68 modificaciones a los 75 puntos base, se deberá llevar el articulado en donde se plantea cómo será su integración, el funcionamiento, la forma en que se escogerán los magistrados, el funcionamiento de las salas, la aplicación de la propia justicia y la restricción de la libertad de los guerrilleros que hayan cometido crímenes de guerra.

¿Este acto legislativo es el mismo que reglamentaría  la totalidad del acuerdo del Teatro Colón?

No hay acto legislativo para reglamentar todo el acuerdo. Estaba contemplado en el acuerdo anterior, pero se eliminó en el nuevo. Está el acto legislativo que reemplazó el bloque de constitucionalidad, un artículo en donde se enuncia la obligación del Estado  para los próximos tres gobiernos de cumplir de buena fe el contenido de estos acuerdos.

¿Por qué es necesario tener un mecanismo de vía rápida de aprobación en el Congreso?

El procedimiento legislativo especial y las facultades para el Presidente de la República es un instrumento indispensable, necesario para avanzar en la implementación de los acuerdos. No es un capricho del Gobierno, necesitamos garantizar una desmovilización y desarme rápido de las Farc. La experiencia demuestra que el primer año es definitivo, lo que no se haga en el primer año después es más difícil hacerlo. Será una implementación con el ‘fast-track’ y una muy distinta sino lo tenemos. 

¿Con o sin vía rápida legislativa es necesaria la presencia de los voceros de las Farc?

En el marco de la Ley Quinta tiene facultades la mesa directiva del Congreso para reglamentar esa presencia en coordinación con el Gobierno, vamos a trabajar en eso, esperamos que las Farc designen sus voceros, que serán tres en Senado y Cámara. Solo tendrán voz pero no voto.

¿Por qué es un afán tener ya el acto legislativo para crear el partido político de las Farc?

Las elecciones son en 2018, pero es importante y conveniente para el partido político que quede claramente establecido el proceso de transición. El fin último del proceso de paz es que las Farc desaparezcan como movimiento armado y se conviertan en partido político sin armas.  Por eso debemos tener listo el acto legislativo, para que cuando termine el proceso al día D+180 de desmovilización y desarme,  puedan constituir su partido político.

¿La implementación depende solo de lo que salga del Congreso?

Depende en buena parte, pero también de las Farc. Nosotros ya dejamos instalada la comisión de impulso, seguimiento, verificación a la implementación; también la creación del Consejo Nacional de Reincorporación; la creación de la comisión de garantías y protección de los integrantes de las Farc, para dar garantías en su proceso de reinserción. El Ministerio del Posconflicto ya está preparando en todo el país las tareas que se deben hacer en inversión social y económica.

Si se mantienen las facultades al Presidente de la República, ¿en qué las usaría?

En la expedición de decretos legislativos que son diversos, para la reestructuración del Estado, para atender el posconflicto, para la presencia del Estado con institucionalidad en las zonas en donde se debe hacer presencia inmediata. En temas del punto 1 (de desarrollo agropecuario) que no necesitan leyes ni actos legislativos. Son facultades que podrá usar durante seis meses.

“El remate definitivo lo tuvimos esta semana en el Congreso.  Estoy satisfecho por dos circunstancias: una, que hayamos podido demostrarnos a nosotros mismos y al mundo entero la fortaleza de la institucionalidad colombiana, pese a la derrota del plebiscito. Lo segundo, es que se ratificó el compromiso inmenso del Congreso con la paz de Colombia. Una votación calificada de más de tres cuartas partes que refrendaron este acuerdo, eso es un respaldo político inmenso”.

CONTINÚA LEYENDO
Publicidad
VER COMENTARIOS
Publicidad