Llegada de alias El Paisa a La Habana sigue generando controversia

Abril 25, 2016 - 12:00 a.m. Por:
Elpaís.com.co | Colprensa
Llegada de alias El Paisa a La Habana sigue generando controversia

Aunque se considera que la participación del guerrillero es un indicio de la fase final del proceso, las víctimas le dicen que pida perdón y que demuestre su compromiso con la paz.

La llegada del guerrillero Hernán Darío Velásquez, alias El Paisa, a la mesa de diálogos en La Habana, sigue generando gran controversia nacional, pues es considerado uno de los insurgentes más violentos de las Farc.

Alias El Paisa es el jefe de la columna móvil Teófilo Gutiérrez, a quien se le atribuye  la bomba a El Club Nogal, la masacre de la familia Turbay Cote y el atentado al exministro Fernando Londoño en Bogotá, a plena luz del día, con una bomba tipo lapa, importada de la ETA en 2012. 

Pero, que alias El Paisa llegue a la mesa tiene varios significados para el proceso de paz como tal. Según analistas consultados por Colprensa, su presencia indica que las Farc sí están unidas y se descartaría que integrantes como él estuvieran por fuera y no se vinculen a la firma del acuerdo.

También es prueba de la última etapa en la que encuentra el proceso, pues se ha dicho que 'El Paisa' será clave para la desmovilización de las Farc, pues es él quien ha estado al frente de la estructura militar de esa guerrilla en los últimos meses.

Trascendió que el Gobierno Nacional se había opuesto a que el jefe guerrillero llegara antes a la mesa, debido a la trascendencia de lo que significa su presencia en La Habana.

Vea también: primeras imágenes de alias El Paisa en La Habana

Su llegada ha sido objeto de rechazo para algunas víctimas y políticos, porque sus acciones terroristas han afectado de manera muy particular a la población colombiana, en especial en el Huila, Caquetá y parte del Tolima.

Uno de los críticos es el representante a la Cámara Jaime Felipe Losada, a quien las Farc le secuestraron y asesinaron parte de su familia.  

El congresista resaltó que El Paisa es el más sanguinario que tiene las Farc y que por ello debería estar en la cárcel, pero pidió que si su presencia en la mesa sirve para sellar la terminación del conflicto, que esto se de rápidamente.

El alcalde de San Vicente del Caguán, Humberto Sánchez Cedeño, le pidió al subversivo que aproveche esta oportunidad para pedir perdón a las miles de víctimas que ha dejado, como pasó con los habitantes de ese municipio, que ha estado a su merced durante muchos años.

El mandatario incluso le reclamó que se frene la extorsión que aún adelantan las Farc en el Caquetá.

El expresidente Álvaro Uribe también reaccionó a la noticia haciendo un resumen de los principales atentados y hechos violentos cometidos por el guerrillerto, usando la etiqueta #ElPaisaNuevoHéroe.

Sigifredo López, actual asesor de Paz de la Gobernación del Valle, dijo que en diálogo con Caracol Radio que el guerrillero debería contribuir a la reparación y justicia de las víctimas.  “Tenemos que hablar de una pedagogía que contrarreste el lenguaje del odio y requiere que el victimario pida perdón a sus víctimas, porque exigimos verdad, justicia y reparación y dejar de burlarse del ciudadano”, afirmó López en la cadena radial.

Una petición similar hizo Berta Lucía Fríes, víctima del atentado al club El Nogal, quien dijo que es necesario que El Paisa pida perdón a las víctimas, pues comprendía que su participación en el proceso podría ayudar al cierre de los diálogos.

Según informaron las Farc en su noticiero también llegaron a La Habana los guerrilleros Mery Rodríguez, Darlinson Escobar, Maryerli Ospina, Julieth Rojas, Juan Prometeo y Félix Antonio, miembros del 'bloque Efraín Guzmán', como también Óscar Montero y Viviana Sánchez, del 'bloque sur'.

En la sesión de este lunes, las partes se reunieron con el director de la Unidad Nacional de Protección, Diego Mora, con quien se analizaron las condiciones que ofrecería esta institución del Estado para que los guerrilleros que se desmovilicen puedan prestar, directamente ellos, la seguridad a los máximos jefes, luego de que se reincorporen a la vida civil.

Una situación similar ya se dio en el país con la desmovilización de los guerrilleros del M-19, que posteriormente entraron a formar parte del entonces DAS y operaban de cierta forma como una división independiente que ofrecía esa seguridad a sus exjefes subversivos.

En la mesa también fue analizado este lunes el trámite de las reformas legislativas que el Gobierno adelanta en el Congreso. El presidente de la Comisión de Paz del Senado, Roy Barreras, expuso el contenido de la reforma constitucional que ya sólo le faltan dos debates para que sea aprobada.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad