Lentitud en implementación crea "vacío de poder" en zonas donde estaban las Farc: ONU

Diciembre 16, 2016 - 12:00 a.m. Por:
Elpais.com.co | AFP

La portavoz del Alto Comisionado de Derechos Humanos de la ONU también enfatizó que dos semanas después del inicio del traslado de guerrilleros a las zonas veredales, estas no han sido equipadas para recibirlos de forma apropiada.

[[nid:578626;http://contenidos.elpais.com.co/elpais/sites/default/files/imagecache/563x/2016/09/guerrillerosfarc.jpg;full;{El Mindefensa confirmó que la totalidad de las estructuras de las Farc se encuentran en desplazamiento hacia las Zonas Veredales Transitorias de Normalización, Zvtn. Foto: Elpais.com.co | AFP}]]

La ONU advirtió este viernes que la lentitud a la hora de aplicar el acuerdo de paz logrado con las Farc crea un "vacío de poder" que puede ser aprovechado por el crimen organizado.

El acuerdo que el Gobierno y las Farc firmaron en noviembre tiene un enorme potencial para mejorar la situación de los derechos básicos en Colombia, dijo Ravina Shamdasani, portavoz del Alto Comisionado de Derechos Humanos de la ONU. Lea también: Defensoría denuncia que grupos ilegales quieren tomar territorio dejado por Farc en Antioquia

"Los guerrilleros han empezado a abandonar las zonas que estaban tradicionalmente bajo su control, pero el Estado no las ha ocupado totalmente, lo que crea un vacío de poder", destacó Shamdasani. 

Además, agregó que "los grupos criminales armados se enfrentan para tomar el control de las actividades económicas ilegales en esas zonas".

Según los términos del acuerdo, los guerrilleros deben concentrarse en 27 zonas en Colombia, para luego entregar sus armas progresivamente. Pero "dos semanas después del inicio del proceso, ninguna de esas zonas ha sido equipada para recibirlos de forma apropiada", lamentó.

La portavoz citó en particular el acceso limitado al agua potable, la electricidad, la falta de alimentos y de atención sanitaria.

"La experiencia demuestra que los primeros días de desmovilización son los más críticos para convencer a los combatientes que no abandonen el proceso de paz", dijo.

En esas zonas rurales se han producido ya 61 asesinatos de defensores de los derechos humanos y dirigentes sociales. Un tercio de esas muertes se produjeron tras el fin del primer acuerdo de paz a finales de septiembre.

La ONU alentó al gobierno colombiano a nombrar un responsable con suficientes poderes para solucionar las cuestiones prácticas.

"También pedimos una acción inmediata, determinada y visible del Estado sobre el terreno, para garantizar la seguridad y los servicios básicos, y para que empiece a aplicar todos los aspectos del acuerdo", declaró Shamdasani.

CONTINÚA LEYENDO
Publicidad
VER COMENTARIOS
Publicidad