“Las Farc entregarán armas en un país neutral”: ‘Joaquín Gómez’

Enero 23, 2016 - 12:00 a.m. Por:
Germán Arenas | Colprensa

El negociador de las Farc, ‘Joaquín Gómez’, afirmó que son una guerrilla socialista donde todos sus miembros tienen los mismos derechos y uno de esos es saber qué es lo que se está acordando en La Habana con el Gobierno.

[[nid:399537;http://contenidos.elpais.com.co/elpais/sites/default/files/imagecache/563x/2015/03/joaquin-gomez.jpg;full;{Alias Joaquín Gómez, comandante del Bloque Sur de las Farc, fue el último negociador guerrillero en llegar a La Habana. Foto: Elpais.com.co | AFP}]]

Empezó por explicar que la pedagogía de la paz es necesaria porque las Farc es una guerrilla  socialista donde todos sus miembros tienen los mismos derechos y uno de esos  es saber qué es lo que se está acordando en La Habana con el Gobierno. Lea también: ONU acepta hacer verificación de dejación de armas y cese bilateral

“Hay muchas preguntas dentro de las filas y para eso estamos acá, para despejar dudas y escuchar conceptos que nos van ayudar a mejorar los mismos diálogos”, dijo el negociador de las Farc,  ‘Joaquín Gómez’,  en su diálogo con Colprensa.

 ¿Cómo va el proceso de paz?

Ha avanzado luego de 60 años de conflicto armado donde las partes tienen sus intereses, por eso los diálogos se hacen algo dificultosos porque hay conciencia de cada una de las partes en sus propios intereses que son los que están en juego. En términos generales el proceso ha avanzado en muchos acuerdos y en forma parcial, porque en su totalidad no han podido concretarse, pero son de una  gran significación.

 ¿Cuál es el acuerdo más importante hasta el momento? 

Hay varios, pero en especial uno de los más importantes para las Farc es el del sistema integral de Verdad, Justicia Reparación y No Repetición, que lo califico de sensible. Ahora estamos en el forcejeo del fin del conflicto, que tiene que ver con las condiciones de dejación de armas pero también para que las Farc pase a otro tipo de vida partiendo del elemento social, económico y cultural del  movimiento.

 ¿Y ha pensado de cómo será la nueva vida de las Farc?

Si los acuerdos se dan, estos estarán llenos de mucha imaginación donde habrá una etapa delicada llena de riesgos, pero acompañada de mucho optimismo y esperanza. Delicada por los obstáculos que se interponen como es el paramilitarismo como política del Estado, y de esperanza porque es un nuevo camino donde por fin se materializan los verdaderos objetivos por los cuales las Farc han luchado por tantos años en forma obligada, porque fue la única opción que el Gobierno  les dejó porque se cerraron todas, y la única  fue la armada, y esa fue la que se adoptó.

 ¿Y del tema de  la desmilitarización?

En cuanto a la desmilitarización de la sociedad en departamentos como Putumayo y Caquetá, si se llega a firmar el acuerdo de paz, las Fuerzas Armadas tendrán que disminuir numéricamente sus efectivos y dejar una cantidad que esté de acorde con la nueva situación de un país que ya no está en conflicto pero que quedan otros actores como el  ELN y las bandas criminales, estas últimas que deben ser combatidas por la Policía.

 ¿Y cómo ve un acuerdo de paz con la guerrilla del ELN?

Me parece sensato que ellos participen porque así entonces el proceso de paz tendría mayor incidencia en la sociedad desde adentro y hacia afuera.

 ¿Entrarán ustedes hacer parte de la política en Colombia?

Las Farc se proyectan a forjar un movimiento amplio donde quepa todo aquel que esté deseoso de cambio positivo, donde es necesario dejar a un lado las mezquindades, la lucha egocéntrica que siempre hay  entre algunos personajes como si eso hiciera parte de la política colombiana.

Que la izquierda deje sus desavenencias y pongan en primer plano lo fundamental, que es la unidad donde entren todos los partidos sin que pierdan su identidad política, no descartando que las Farc entren a participar en un proceso electoral, pero consciente de que para ello debe haber cambios en el Consejo Nacional Electoral y otras medidas, porque a veces no elige quien vota sino quien escruta.

 Y sobre la justicia integral...

Se nombraron muy buenos juristas de ambas partes para que se cree un sistema de acorde a la realidad de Colombia, donde se aplique a todas las personas que de una u otra forma han participado en el conflicto, pero con el compromiso de que haya verdad, que se sepa toda la verdad para aplicar una pena máxima de 8  años bajo la figura restaurativa y no punitiva como justicia de perspectiva.

 ¿Van a dejar las armas?

Sobre dejación de armas son para ambas partes, tanto para el Estado como para la guerrilla. Las armas del Estado no tienen que participar en política, no deben usarse para matar ideas populares, y la guerrilla dejar las armas muy seguramente en un país neutral, pero no a manos del mismo Estado colombiano.

CONTINÚA LEYENDO
Publicidad
VER COMENTARIOS
Publicidad