¿Hay voluntad política para llegar a un acuerdo con el ELN?

¿Hay voluntad política para llegar a un acuerdo con el ELN?

Mayo 15, 2018 - 11:30 p.m. Por:
Colprensa 
Pablo Beltrán ELN

‘Pablo Beltrán’ y los demás miembros de la delegación de paz del Ejército de Liberación Nacional, ELN, ya se habían desplazado a Venezuela en otros recesos de los diálogos con el Gobierno.

Colprensa

Lograr el cese al fuego bilateral definitivo y avanzar en la agenda de participación ciudadana son las prioridades de los equipos que negocian el fin del conflicto entre el Gobierno y el Ejército de Liberación Nacional (ELN).

“Llegó la hora de ir concretando (…) en esta ocasión acordar un cese al fuego estable, más robusto, que permita no solamente llegar a las elecciones que se van a realizar próximamente, en absoluta paz, sino que eso implique que en Colombia vivamos en una sociedad donde no haya más secuestro, más extorsiones, más reclutamiento de niños ni más ataques a la infraestructura”, dijo Gustavo Bell, quien dirige el equipo del Gobierno.

Sin embargo, el presidente Juan Manuel Santos fue un poco más allá y, en medio de su gira por Europa, afirmó que tiene fe en que se avance lo suficiente en la negociación, como para lograr firmar un acuerdo antes de finalizar su mandato.

“Me gustaría avanzar lo más rápido posible. Nosotros estamos listos. Si realmente el ELN quiere avanzar rápido, pues vamos a avanzar rápido. Inclusive, no descartaría, si hay voluntad por parte de ellos, que logremos un acuerdo completo. Son tres meses, si nos lo proponemos, se puede lograr”, dijo el Jefe de Estado.

Y esta parece ser la apuesta en las últimas semanas que le quedan de Gobierno. Ayer, el ministro del Interior, Guillermo Rivera, ratificó lo dicho por Santos: “El Gobierno aspira a que las mesa de negociaciones que se desarrolla en La Habana muy pronto permita otros resultados concretos en favor de los colombianos”.

Rivera sostuvo que lo ideal hubiese sido el anuncio de un cese unilateral del fuego indefinido por parte de esa guerrilla, pero que hubiese sido más satisfactorio un cese bilateral indefinido.

Pero, ante la posibilidad de que se pueda hacer realidad la firma del acuerdo antes de finalizar el Gobierno Santos, Vicente Torrijos, profesor emérito de Ciencias Políticas de la Universidad del Rosario, afirmó que esto es posible si hay voluntad de ambas partes en lograrlo.

“Santos también dijo que van a dejar este proceso con el ELN irreversible y que van a dejar todo tan adelantado que el próximo Gobierno no pueda hacer nada para reversarlo. Eso en la práctica significa que es cuestión de días, incluso de horas, que anuncien el cese definitivo y bilateral, porque ese es el objetivo de los dos, porque una negociación en la que no hay discrepancias de fondo, todos es cuestión de tiempo”, añadió Torrijos.

Según el experto, el ELN tiene los mismos objetivos que el Gobierno y por eso es fácil hacer un acuerdo, como lo dijo el presidente.

Por un lado, al actual Gobierno le conviene mostrar la firma de otro acuerdo de paz, similar al de las Farc, o al menos las bases de este. Y, por el otro, al ELN le conviene dejar lo más sólido posible el acuerdo para que el próximo gobierno se enrute por esa línea.

Entre tanto, la también experta en paz, Marta Lucía Zapata, manifestó que, pese a que los acuerdos pueden avanzar rápidamente, es poco probable que se logre la firma del pacto final.

“Yo creo que van a haber pasos hacia la firma, pero no creo que se alcance la firma del acuerdo total. Habrá cese de hostilidades, pero yo creo que eso va a tomar más tiempo, porque debe haber confianza entre las partes y hasta ahora hay varios niveles de desconfianza. Eso tiene que construirse poco a poco, para que ambas partes demuestren que hay deseos de continuar dialogando”, indicó Zapata.

Lea también: Santos no descarta firmar la paz con el ELN antes de abandonar la Presidencia

Tenga en cuenta

El copresidente de la Comisión de Paz del Congreso de la República, el senador Roy Barreras, pidió la semana pasada que se adelante un ‘acuerdo marco’ con el ELN, que evite que un nuevo presidente eche para atrás lo que hasta ahora se ha logrado en materia de acuerdos con grupos armados ilegales.

Lo que se dice es que sería un acuerdo similar al que se firmó en Irlanda del Norte, que se llamó el Acuerdo de Viernes Santo o de Belfas, que incluyó siete firmantes.

El Acuerdo se logró después de 22 meses de negociación y terminó con un referendo en el que participó toda la ciudadanía, permitiendo, entre otras cosas, terminar el conflicto armado religioso y étnico en Irlanda.
En 1998, se fijaron cerca de 20 puntos, que incluían el desarme del IRA, su participación política y la creación de una Asamblea Legislativa.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad