Gobierno resalta apertura al diálogo del uribismo, pero descarta constituyente

Octubre 28, 2015 - 12:00 a.m. Por:
Elpais.com.co | Colprensa

El jefe negociador del Gobierno en La Habana, Humberto de la Calle, aseguró que "la Constituyente no es un mecanismo de refrendación, es la apertura de un nuevo debate que sería como una segunda instancia de lo acordado en La Habana".

[[nid:426264;http://contenidos.elpais.com.co/elpais/sites/default/files/imagecache/563x/2015/05/de_la_calle.jpg;full;{Humberto de la Calle, jefe negociador del Gobierno Nacional en el proceso de paz en La Habana. Foto: Elpaís.com.co l Colprensa}]]

El jefe negociador del Gobierno en La Habana, Humberto de la Calle, saludó el cambio de postura que tuvo el expresidente Álvaro Uribe Vélez frente a la refrendación de los acuerdos de paz, pero aclaró que para el Gobierno, la Constituyente no es una posibilidad viable. Lea también: Uribe cambió el tono frente al proceso de paz y propuso una constituyente

Esto luego de que el jefe del Centro Democrático propusiera en la plenaria del Senado, durante la discusión del acto legislativo para la paz, que en vez de la Comisión Legislativa Especial y las facultades extraordinarias al Presidente, se haga una Constituyente limitada a los temas del proceso que se adelanta en Cuba.

 “Este es un hecho afortunado, tenemos que celebrar esa apertura y disposición al diálogo. Reiteramos que la paz es de todos, no solo del Gobierno", dijo el negociador.

Sin embargo detalló que “la Constituyente no es verdaderamente un mecanismo de refrendación, es la apertura de un nuevo debate que sería como una segunda instancia de lo acordado en La Habana".

 Durante un foro sobre la refrendación de los acuerdos de paz, organizado por la Universidad del Rosario, el negociador explicó que hay opciones que permiten crear nuevos instrumentos que cabrían bajo la refrendación, pero que es un mecanismo que debe ser discutido en la mesa. Todo esto garantizando una legitimidad a través de la expresión popular. 

De acuerdo con De la Calle, los mecanismos vigentes tienen riesgos y dificultades, por lo que debe evaluarse una vía que facilite dicho proceso.

Sobre la consulta popular, argumentó que marca un rumbo pero exige desarrollos legales posteriores. "El umbral de participación es alto para la cultura de participación en Colombia”, dijo.

Preocupación similar a la del referendo donde, según indicó, "se exige una participación alta, casi unos ocho millones de personas en las urnas".

Mientras tanto, sobre el plebiscito, detalló que “tiene ventajas” pero "no produce textos vinculantes”. Además, sobre la Constituyente que proponen las Farc, advirtió que es una figura que no existe en la Constitución, tal como la proponen. 

"De entrada, para que tengamos claridad, implicaría una reforma constitucional previa, que es un desafío adicional y un panorama de tiempo prácticamente impracticable (…) no es el punto final del diálogo, es el comienzo de un nuevo diálogo", señaló. 

Finalmente, al referirse a las críticas que desde la oposición llegan al acto legislativo para la paz, advirtió que hay exageraciones frente a lo que se propone.

"Nada de esto es exótico. Me parece, con claridad, que hay un exceso en la crítica. Dibujar aquí un golpe de Estado es exagerar la discusión y eso no encuentra asidero en la realidad", concluyó. 

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad