Gobierno no modificaría calendario de dejación de armas, como plantea ONU

Gobierno no modificaría calendario de dejación de armas, como plantea ONU

Febrero 23, 2017 - 12:00 a.m. Por:
Elpaís.com.co- Colprensa
Jean Arnault, jefe de misión de la ONU

Jean Arnault, jefe de misión de la ONU en Colombia.

Colprensa/ El País.com.co

La Cancillería y la Oficina del Alto Comisionado para la Paz, respondieron la carta del jefe de la Misión de la ONU, Jean Arnault, en la que se planteó, inicialmente, la posibilidad de modificar el calendario pactado para el proceso de dejación armas y desmovilización de las Farc.

En dicha carta, según se aclaró después, la ONU busca que se enfatice si se cumplirá efectivamente con todo el proceso en el tiempo programado, esto de cara a la complejidad logística.

“De acuerdo a nuestra información, el proceso de construcción de los campamentos, incluyendo los sitios monitoreados por la Misión donde estará gradualmente almacenado el armamento no estaría concluido antes de fines de marzo (...) ¿Estarían de acuerdo las partes con recalendarizar el inicio de la recepción escalonada por la misión del armamento hasta esa fecha?", dijo Arnaul en la misiva.

Al respecto, el Gobierno respondió: “No nos parece razonable que la Misión sugiera que solo hasta finales de marzo estarán listos los sitios de almacenamiento de armas. Como lo hemos manifestado en varias oportunidades, el Gobierno Nacional está dispuesto a facilitar todo el apoyo que se requiera para tener listos esos lugares. Permítanos reiterar la urgencia de que la Misión prepare los sitios donde estará almacenado el armamento, para que esto no sea un motivo de retraso del calendario acordado”.

Para la Cancillería y la Oficina del Alto Comisionado dicen que reciben con sorpresa la carta porque afirman que han pedido desde hace semanas una reunión con la Misión de la ONU en el marco de la Comisión de Seguimiento, Impulso y Verificación de la Implementación del acuerdo, e insisten en que en ninguna parte de lo pactado se puso como condición que estuvieran listos los campamentos para la hacer la dejación de armas.

“Queremos de nuevo insistir en que el alistamiento de los contenedores para llevar a cabo el proceso de dejación de armas de ninguna manera depende de que estén listos los campamentos. Por el contrario hemos venido alentando a la Misión para que en el paralelo prepare los contenedores necesarios para el proceso de dejación”, manifiestan en una misiva de cinco páginas.

Pero también, señalan que sobre todo lo que tiene que ver con el armamento inestable el acuerdo establece que el proceso de destrucción del mismo debió darse de manera paralela a la movilización de la zona y ese procedimiento está a cargo de la Misión de la ONU.

Lo que se ha cumplido según el Gobierno

En la misiva, el jefe de la Misión de la ONU dice que no se ha concluido con toda la adecuación de las zonas y el Gobierno le responde que se ha finalizado con la primera fase y se está avanzando en la segunda.

“La fase uno (consecución y arriendo de los predios) se ha finalizado en todos los campamentos, la fase dos (construcción de áreas comunes) ha avanzado en el 80 % de los campamentos, y la fase 3, que supone la construcción de los alojamientos por parte de las Farc-EP con la asesoría y provisión de materiales por parte del Gobierno, avanza en la mayoría de las ZVTN”.

Sobre la delimitación de dichas zonas, el Gobierno dijo: “nos sorprende que la Misión señale que los campamentos no han sido delimitados con precisión, cuando esta es una tarea que según el acuerdo de los llanos del Yarí del 18 de enero. la debe cumplir precisamente el Mecanismo Tripartito encabezado por la Misión”.

Frente al cese el fuego, afirman que todo se debe empezar a regir por los protocolos que se crearon dentro del acuerdo firmado con las Farc para las zonas veredales de normalización, pues ya están las Farc en ellas y no en los puntos de preagrupamiento, para los cuales se habían creado otros protocolos.

El mensaje que le envían a las Farc

En la carta, el Gobierno también hace énfasis en lo que falta por parte de las Farc y es que no han recibido los nombres de los integrantes del grupo guerrillero que harán las labores propias del proceso de paz, pero que esperan que se dé dicha información en los próximos días.

Por ejemplo para el tema de la seguridad. En este aspecto mencionan que la Fuerza Pública ha acompañado todo el desplazamiento de los cerca de 7 mil hombres y mujeres que llegaron a las zonas, que podrán en marcha la subdirección especialidad al interior de la Unidad Nacional de Protección que contempla el acuerdo, y que también iniciaría el cuerpo mixto de seguridad, para el cual se requieren esos nombres de las Farc.

También informan sobre la seguridad jurídica, que es una de las cosas que pregunta la Misión de la ONU, que ya se firmó el decreto que debe agilizar la aplicación de la Ley de Amnistía y que ya se han otorgado más de 150 indultos conforme a la Ley 418. A lo que se suma que se está avanzando en la creación de la Jurisdicción Especial para la Paz en el Congreso.

Y que en cuanto a todo lo concerniente a la reincorporación a la vida civil de los miembros de las Farc, el Consejo Nacional de Reincorporación está trabajando en todo el programa para dicho fin.

Lo que le pide el Gobierno a la misión

La Cancillería y la Oficina del Alto Comisionado para la paz, también aprovechan la carta para señalar algunos aspectos que se deben corregir, como por ejemplo, que todos los observadores de la ONU conozcan el acuerdo de paz.

“Hemos constatado en muchas zonas un importante desconocimiento por parte de los observadores de la ONU encargados del Monitoreo y Verificación de los contenidos del Acuerdo, lo que lleva a que se tomen decisiones en nivel local que no corresponden con lo acordado. Por ejemplo, el ingreso a los campamentos de población civil. Cuente con todo nuestro apoyo para divulgar con precisión a los hombres y mujeres que integran el MM&V los contenidos del Acuerdo Final”, dicen.

También resaltan que no pueden desplazarse integrantes de las Farc por fuera de las zonas; que se requiere mayor articulación entre los delegados del Alto Comisionado y las sedes locales del Mecanismo de Monitoreo y Verificación –del cual hacen parte el Gobierno, la Misión de la ONU y las Farc-, y las autoridades territoriales, por lo que invitan a que se comuniquen con ellos; y llaman la atención sobre las respuestas del Mecanismo frente a los hechos violatorios de lo acordado.

“Sobre todo nos preocupa el silencio del Mecanismo ante muchos hechos violatorios de los protocolos y las reglas que rigen el Cese el Fuego y de Hostilidades Bilateral y Definitivo y la Dejación de Armas. Insistimos en la activación inmediata de los protocolos que rigen el acuerdo del cese el fuego y dejación de armas”, agregaron.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad