Gobierno insiste en que sí hay desescalamiento de la guerra en el país

Julio 01, 2015 - 12:00 a.m. Por:
Elpaís.com.co l Colprensa
Gobierno insiste en que sí hay desescalamiento de la guerra en el país

Sergio Jaramillo (centro), alto comisionado para la paz.

El Alto Comisionado para la Paz, Sergio Jaramillo, dijo que el acuerdo de desminado es símbolo de que pese al incremento de acciones violentas, hay un desescalamiento del conflicto armado en el país.

El alto comisionado para la paz, Sergio Jaramillo, indicó que pese al recrudecimiento de la violencia que afronta el país en distintas regiones, hay un desescalamiento del conflicto gracias a acuerdos conjuntos con la guerrilla. 

El negociador destacó la ejecución del plan piloto de desminado en la vereda de El Orejón en Salgar, Antioquia, como un símbolo de que pese a negociar en medio de la guerra, pueden darse gestos de paz.

Lea también: Tras anuncio de desminado, piden más pasos para el desescalamiento del conflicto

Sin embargo, espera que las Farc cesen los ataques para recuperar credibilidad en el proceso. “Estos hechos de violencia por parte de las Farc, además de causar una tragedia humanitaria, demuestran una enorme torpeza política por parte de las Farc, porque lo que hacen es alejar a los colombianos de la paz. Yo confío en que más pronto que tarde impere la sensatez y cesen esos actos que van en contra del proceso, de la paz y de las mismas Farc, en algún momento se van a tener que dar cuenta de ello”, advirtió Jaramillo.

De otro lado, durante un encuentro nacional de Radio Comunitaria, Jaramillo se refirió a los “vacíos jurídicos” que teme la insurgencia, cuando empieza a abordarse en la mesa de conversaciones en Cuba el punto de justicia transicional. 

Para el funcionario, contrario a otras desmovilizaciones, el gobierno está buscando una fórmula “transparente y legítima” que alcance el máximo de justicia que permita la paz.

Lea también: Gobierno y Farc acuerdan la creación de Comisión de la Verdad

“No se puede decir que otras desmovilizaciones fueron procesos que en términos jurídicos se manejaron de manera transparente, sino que tuvo convulsiones que llevaron a que se fuera cambiando el marco jurídico hasta que se llegara a un acuerdo aceptable para todos. Aquí estamos tratando de proceder al revés, de asegurar que desde el comienzo se a la mejor fórmula”, explicó el negociador.

Sin embargo advirtió que pese a los temores en esos supuestos vacíos jurídicos, actualmente hay que regirse a parámetros nacionales e internacionales, donde primará la justicia para las víctimas. 

“El mundo hoy en día ya no tolera ciertos tipos de violaciones, de infracciones, sino que exigen que haya justicia, que sean investigados y el gobierno está comprometido con esos parámetros internacionales. El tema de fondo no es ese sino el sentimiento de justicia de los colombianos. Ninguna solución a la que lleguemos nosotros en La Habana será sostenible si los colombianos no sienten que es una solución justa”, concluyó Jaramillo. 

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad