"Fast track no es un capricho, es una necesidad": De la Calle sobre futuro de los acuerdos

Noviembre 28, 2016 - 12:00 a.m. Por:
Colprensa y El País

El jefe negociador del Gobierno, Humberto de la Calle.

El Fast Track es el procedimiento legislativo especial que acorta el procedimiento del trámite de las leyes. En ese sentido, el jefe negociador del Gobierno alertó de la urgencia de refrendar e implementar los acuerdos de paz cuanto antes.

El jefe de la delegación de paz del Gobierno Nacional, Humberto de la Calle, se refirió este lunes a la importancia del Fast Track que permitiría que el acuerdo de paz sea implementado rápidamente por el Congreso.

“El Fast Track no es por un capricho, ni es un deseo de colocar contra la pared a quienes se oponen, es una necesidad. En este momento las Farc se han ido preagrupando para dar el paso del ingreso hacia las zonas veredales de transición. Mientras eso no ocurra hay una situación de intranquilidad. Esto no es un invento de uno: en el Sur de Bolívar, Tumaco, esa es una situación muy frágil, y que va a ser cada día más frágil”, dijo el jefe de la delegación.

El Fast Track es el procedimiento legislativo especial que acorta el procedimiento del trámite de las leyes, reduciendo de 8 a 4 los debates en el Congreso para que se aprueben las reformas necesarias para la implementación de los acuerdos de paz.

Sin embargo, este mecanismo estaría supeditado a la refrendación popular de los acuerdos (urnas), lo que ya quedó descartado por el Presidente, pues esa refrendación la hará el Congreso.

El tema está ahora en manos de la Corte Constitucional. Al respecto, la magistrada María Victoria Calle presentó este lunes la ponencia en la que se analiza una demanda contra el acto legislativo para la paz.

En dicho documento, la magistrada mantiene vivo el Fast Track y las facultades extraordinarias del Presidente, pero no deja inexequible el artículo 5, que enlaza el Fas Track a la refrendación popular.

Esto indicaría que para que las leyes y actos legislativos que permiten la implementación del acuerdo se aprueben de manera más rápida, el acuerdo tendría que pasar nuevamente por las urnas.

Sin embargo, De la Calle aseguró que si pasa mucho tiempo es posible que los grupos guerrilleros vuelvan a los métodos ilegales: “Los caminos delincuenciales obvios que se llaman narcotráfico y extorsión, y el día que extorsionen un ganadero ese señor pone un denuncio y llega la Policía y ese día puede haber muertos y ese día se acabó el cese de fuego. Eso no resiste hasta diciembre”.

Además, explicó la necesidad de que el acuerdo se vaya implementando en conjunto, pues para que el grupo de la Ley de Amnistía se aplique se requiere de la Jurisdicción Especial de Paz.

“Si no hay Fast Track, la Jurisdicción Especial de Paz va a empezar a funcionar a finales del año próximo. La Ley de Amnistía está concebida sobre unos casos que son llamados ‘casos difíciles’ que exigen establecer en la realidad, la conexidad o no de determinadas conductas y eso lo tiene que ajustar la jurisdicción. Sin jurisdicción la Ley de Amnistía no se va a poder cumplir”, dijo.

Esta ley, ha dicho el Gobierno, es la primera que se presentará al legislativo y, efectivamente, según el presidente del Congreso, Mauricio Lizcano, se aprobaría en un mes, pero así no funcionaría como se necesita.

“El grueso de la Amnistía depende del acuerdo, si esto no ocurre rápidamente, yo no creo que una guerrilla esté un año sentada esperando a ver qué ocurre en el Congreso”, dijo.

Así mismo, se refirió al asesinato de líderes sociales: “Este es el campanazo que nos puede mostrar que si el camino va a ser repetir lo que ya ha pasado en el pasado a base de violencia selectiva, la suerte de la paz está en juego”.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad