Farc rechazan asesinatos de defensores de Derechos Humanos

Marzo 11, 2016 - 12:00 a.m. Por:
Elpaís.com.co | Colprensa
Farc rechazan asesinatos de defensores de Derechos Humanos

Los voceros de las Farc alias Rodrigo Granda, alias Iván Márquez y alias Pablo Catatumbo.

Los voceros de la guerrilla hicieron un llamado al Estado para combatir el paramilitarismo, culpable según ellos, del asesinato de líderes sociales.

La delegación de paz de las Farc envió este viernes desde La Habana un mensaje de condolencia a las familias de cinco defensores de Derechos Humanos asesinados en el país, asegurando además que este tipo de hechos son "la principal amenaza para la reconciliación". "Desde La Habana, expresamos nuestra condolencia a los familiares y amigos de Marisela Tombe, Klaus Zapata, William Castillo, Alexandre Oime  y Milton Escobar, las víctimas más recientes de la intolerancia y el paramilitarismo, que se pavonea desafiante e impune contra la buena marcha del proceso de paz", anotó el grupo guerrillero en la misiva. Las Farc hicieron además un llamado a las instituciones del Estado, a combatir efectivamente "el fenómeno paramilitar", asegurando que las instituciones estarían contribuyendo con su indiferencia a configurar "la guerra sucia del posconflicto", que consiste en el asesinato de líderes políticos y defensores de Derechos Humanos. El grupo subversivo mostró una serie de cifras que refuerzan su postura.

"En lo que va corrido del mandato de este Gobierno, han sido agredidos 2.244 defensores y defensoras de Derechos Humanos, de los cuales 1.687 recibieron amenazas, al menos 346 fueron asesinados, 206 fueron víctimas de atentados, 131 detenidos arbitrariamente, 29 judicializados y 16 desaparecidos", informarón. "No puede proclamarse como Estado Social de Derecho un régimen que sigue tolerando el accionar criminal del paramilitarismo y la permanencia de la concepción contrainsurgente del enemigo interno", demandó la delegación. Luego de cuestionar la realidad de estos hechos en el marco de un proceso de paz, las Farc hicieron un llamado a la oficina del Alto Comisionado para la defensa de los Derechos Humanos de Naciones Unidas en Colombia, tomar atenta nota de estos hechos y ponerlos en conocimiento del Consejo de Seguridad de la ONU. Por último se concluyó sugiriendo que la mesa de negociacióma debe abrir a las organizaciones sociales y populares sus puertas, con el fin de que estas aporten fórmulas que en el marco de la discusión el fin del conflicto, contribuyan al desmantelamiento de la impunidad y el paramilitarismo. 

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad