Farc cuestionan a Bloomberg, pero ya suman nueve policías asesinados en 40 días

Julio 02, 2015 - 12:00 a.m. Por:
Elpaís.com.co

La guerrilla dice que declaraciones de 'Matías Aldecoa' con amenazas a miembros de la fuerza pública fueron una mala interpretación de la agencia estadounidense, pero los hechos registrados desde la suspensión del cese unilateral al fuego muestran otra cosa.

 

En un video publicado en YouTube, las Farc afirmaron que el texto publicado por la agencia estadounidense Bloomberg en donde se hace referencia a las declaraciones de Luis Eliécer Rueda, alias Matías Aldecoa, sobre la intensificación de ataques por parte de la guerrilla a la Fuerza Pública está descontextualizado y manipulado.

No obstante, los hechos muestran lo que ha sido el accionar de las Farc desde que se suspendió el cese unilateral al fuego el pasado 22 de mayo. En tan solo 40 días, horas después del anuncio, la guerrilla ha perpetrado diferentes ataques contra la Fuerza Pública que dejan un saldo de nueve policías asesinados. 

En ese lapso de tiempo, también se han registrado ataques contra la infraestructura eléctrica y petrolera, que no solo han dejado millonarias pérdidas económicas sino una incalculable afectación de la población civil y el medio ambiente. 

El miércoles Bloomberg había publicado una entrevista con el jefe guerrillero, donde supuestamente alias Matías Aldecoa afirmaba que "los objetivos principales del grupo guerrillero no son los oleoductos ni la economía nacional, sino atentar contra la vida de los ciudadanos". 

'Aldecoa' también se habría referido en la publicación a los recientes ataques perpetrados por la guerrilla afirmando que los hacen para que los inversionistas extranjeros pierdan la confianza y se vayan del país, pero que sin embargo lo que quieren es acabar con la vida de policías y soldados nacionales.

En su explicación de este jueves desde La Habana, el líder guerrillero asegura: “Yo me referí a que después de la suspensión del cese unilateral del fuego de las Farc, los blancos habían sido no solamente la infraestructura, sino también la Fuerza Pública. Y que cuando se conozcan los partes de guerra de estos últimos meses se va a saber que hubo muchas bajas. Es decir, yo me estaba refiriendo en pasado y la agencia la colocó como si estuviera proyectando el futuro”, dijo.

'Aldecoa' concluye su declaración asegurando que se está trabajando con los generales de la República desde la subcomisión técnica en La Habana para concertar un cese bilateral al fuego para “dejar un país en paz a las futuras generaciones”. 

Hechos que hablan por si solos

El más reciente ataque contra miembros de la Fuerza Pública perpetrado por la guerilla ocurrió nada más este martes cuando el subteniente Jorge Eliécer Alzate Patiño y el Patrullero Óscar Iván Córdoba Ramírez, fueron asesinados en un atentado perpetrado por guerrilleros de la columna 'Rigoberto Lozada' del frente 17 de las Farc entre los municipios de Baraya y Tello, en el departamento del Huila. 

Lea también: Farc han cometido 40 acciones violentas en un mes de suspendido el cese unilateral

Estas dos muertes se suman a la de los tres policías que murieron en un ataque de las Farc en Timbío, Cauca, el pasado 11 de junio cuando hicieron la orden de pare a una camioneta, pero el conductor de esta hizo caso omiso y abrió fuego contra los uniformados.

Un día después, en Nariño, en un ataque atribuido al frente 48 de las Farc fue emboscado el carro en el que se transportaba el comandante del primer Distrito de Policía de Ipiales, Nariño, el teniente coronel Alfredo Ruiz Clavijo y el patrullero Juan David Marmolejo, quien le servía de escolta. Ambos fueron asesinados junto a un civil que viajaba en motocicleta en el momento del ataque.

El 3 de junio, John Daimer Valencia Caro, un auxiliar de policía que llevaba nueve meses prestando servicio militar en el Cuaca, fue asesinado en el municipio de Miranda.

Diez días antes, el 24 de mayo, dos días después de que las Farc anunciaran la suspensión al cese unilateral al fuego proclamado el pasado 20 de diciembre, un policía muerto y dos más heridos dejó un ataque con granada a una patrulla de Policía en el barrio Exportador, de Tumaco, Nariño.

Seguidilla de atentados a la infraestructura y a la población civil

Más de cuarenta acciones terrioristas se han registrado en diferentes zonas del país, principalmente en el Putumayo y el Pacífico colombiano,  que además de dejar millonarias pérdidas económicas han afectado considerablemente a las poblaciones más pobres y vulnerables del territorio nacional y han causado un daño irreversible al medio ambiente. 

El domingo 31 de mayo, Buenaventura amaneció sin energía luego de que el Frente 30 de las Farc dinamitara la torre 17 de la empresa de energía Epsa. Por el hecho más de 400 mil habitantes del puerto estuvieron sin fluido eléctrico durante cuatro días y se generó una grave afectación para la economía del principal puerto del pacífico colombiano, con pérdidas diarias de más de $700 millones.

Lea también: ¿Por qué las Farc centraron su escalada en el Pacífico?

El 8 de junio, un nuevo ataque de las Farc se registró en Putumayo, donde 380 mil galones de crudo fueron derramados en la carretera de la vereda La Cabaña, cerca del municipio de Puerto Asís, cuando guerrilleros que operan en la zona obligaron a los conductores de 19 camiones cisterna a derramar el combustible causando grandes daños ambientales en la zona.

No menor fue la catástrofe ambiental causada en Tumaco por la guerrilla tras el atentado contra el oleoducto Trasandino que dejó sin el suministro de agua a 150 mil habitantes del municipio nariñense y su área rural.

Lea también: Lo de Tumaco es una tragedia ambiental silenciosa: Francisco Lloreda

[[nid:439128;http://contenidos.elpais.com.co/elpais/sites/default/files/imagecache/563x/2015/07/mancha-crudo.jpg;full;{Ya pasaron 13 días desde el atentado de las Farc al oleoducto Trasandino, que generó el derrame de 410 mil galones de crudo al río Mira, que desemboca en el Pacífico, y la tragedia ambiental sigue latente.Fotos: Cortesía Cacom 7 | El País}]]

Tras una visita realizada a la zona este jueves por el coordinador Humanitario de Naciones Unidas en Colombia, Fabrizio Hochschild, el funcionario manifestó la preocupación de la ONU por las limitaciones de acceso al agua para 160.000 personas en la ciudad de Tumaco y de 20.000 más en la zona rural, las comunidades indígenas y afrocolombianas que viven en los ríos y esteros contaminados por el derrame de crudo.

Además, aseguró que miembros de la población civil ya padecen afectaciones de salud, incluyendo problemas respiratorios y de la piel, por la emergencia ambiental.

 

CONTINÚA LEYENDO
Publicidad
VER COMENTARIOS
Publicidad