¿Está completamente blindado el acuerdo de paz con las Farc?

default: ¿Está completamente blindado el acuerdo de paz con las Farc?

Tras el fallo de la Corte que no le permite a tres gobiernos modificar el texto, se abrió todo un debate político.

¿Está completamente blindado el acuerdo de paz con las Farc?

Octubre 12, 2017 - 11:30 p.m. Por:
Colprensa 
Firma acuerdos de paz Farc

En el Teatro Colón de Bogotá se llevó a cabo la firma del acuerdo definitivo entre las Farc y el Gobierno que busca dar fin a una guerra de 52 años. En la foto: Juan Manuel Santos, Presidente de la República y Rodrigo Londoño alias 'Timochenko'.

Colprensa

La decisión de la Corte Constitucional de avalar el Acto Legislativo 02 de 2017 fue tomada por el Gobierno como un espaldarazo a la paz. Sin embargo, otros sectores advierten que el fallo no puede ser considerado una ‘camisa de fuerza’ para los futuros gobiernos.

Mientras unos celebran y otros protestan la decisión del alto tribunal, ya hay voces desde el Congreso que sostienen que el Acuerdo de Paz no está ‘blindado’.

La decisión de la Corte llegó en un momento en que, debido a la salida de Cambio Radical de la coalición de Gobierno, las iniciativas para la implementación de la paz parecen estar estancadas en su discusión. El presidente de la Cámara de Representantes, Rodrigo Lara, ha estado en el centro del huracán, pues lo acusan de estar dilatando los debates con sus actuaciones desde la mesa directiva.


De hecho, el presidente Juan Manuel Santos, llamó ayer la atención a Lara, al solicitarle que, tal y como lo dijo la Corte Constitucional, “los acuerdos son para cumplirlos”.

La declaración fue desestimada por Lara, quien reiteró que para él es imposible obligar a los parlamentarios a participar en los debates. “Yo no lo sentí como un jalón de orejas. Ahora, de la debida implementación de los acuerdos depende el éxito de los mismos. Debemos ajustar las normas para que no haya la semilla de los futuros conflictos”.

Y agregó, frente al fallo de la Corte, que “a nadie se le ocurre devolverles las armas a las Farc, eso es lo sensato en cualquier sociedad democrática, pero eso no quiere decir que (el fallo) sea escrito sobre piedra. Además que esos temas están sujetos a interpretación en el desarrollo”.

Pero Lara no ha sido el único que se ha pronunciado frente a la sentencia. El precandidato presidencial del uribismo Carlos Holmes Trujillo rechazó la decisión de la Corte. “Este es un atentado contra la soberanía popular y pretende sustituir la fuente de todos los poderes, que es el pueblo, con el supuesto carácter de política de Estado de ese acuerdo”.

Lea también: Se salvó participación en política de las Farc en debate de la JEP

La senadora uribista Paloma Valencia celebró que el alto tribunal haya reconocido que los acuerdos no son parte de la Constitución, pero criticó que “la Corte decidió colocar como prioridad para futuros presidentes la prioridad del gobierno Santos. Ellos han cedido a la presión que ha hecho este gobierno cuando están, incluso, en contra de sus decisiones”.

Propuso la congresista realizar un referendo popular que “impida que el Congreso se tome atribuciones por encima del pueblo. Cuando se crean estos actos legislativos, los colombianos tienen la posibilidad de inscribir un comité promotor para convocar un referendo si quieren derogarlos. Hemos inscrito ese comité para iniciar la recolección”.

Por otro lado, la excongresista conservadora, del ala pastranista, Ángela Ospina, aseguró que “no está tan claro el hecho de que el acuerdo sea algo intocable. Es una línea obligatoria de acción mantener el acuerdo.
Cabe la duda si el voto del ciudadano en las próximas elecciones no tiene valor para el tribunal. ¿Qué pasa en donde el ciudadano escoja una opción con una política contraria? Respetar el fallo no quiere decir que es algo inmodificable”.

En ese mismo sentido se pronunció la senadora liberal Viviane Morales: “El fallo deja claro que el Acuerdo de La Habana no hace parte del bloque de constitucionalidad. Es una sentencia condicionada que dice que los acuerdos solo tienen validez jurídica cuando son incorporados con leyes al ordenamiento jurídico”, lo que implicaría que el Congreso podría cambiar la manera en que se aplican los acuerdos.

Sin embargo, ‘Jesús Santrich’ publicó un comunicado del componente de las Farc en la Comisión de Seguimiento, Impulso y Verificación del acuerdo de paz -CSIV-, donde saludan el fallo “y lo comprendemos como un espaldarazo al Proceso de Paz y al mismo tiempo un claro mensaje a quienes anuncian desconocer lo acordado”. Y agregan que “la Corte, aplicando el principio de colaboración armónica entre los poderes, ha demostrado, en este caso, que posee estatura histórica al comprender el acuerdo”.

Desde el Gobierno, el ministro del Interior, Guillermo Rivera, aseguró que el Ejecutivo está satisfecho, pues es una decisión importante para el futuro del proceso de paz, ya que “todas las instituciones del Estado deberán cumplir de buena fe el acuerdo. El Congreso debe seguir con la implementación del proceso de paz. Los tres mandatos siguientes no podrán hacerle modificaciones sustanciales al acuerdo. Lo que quedó a salvo fue la paz de Colombia”.

Y agregó que aquellos que prometieron hacer trizas el acuerdo “quedaron con los crespos hechos. Eso que le han venido prometiendo a Colombia no lo van a poder realizar”.

Roy Barreras, de la U, indicó que el fallo del alto tribunal hizo trizas la intención de los partidos opositores a la paz. “¿Ahora qué, harán una campaña en contra de la Constitución, proponer ir en contra de los tribunales? Se han quedado sin discursos, la paz se ha salvado”.

Para el alto Comisionado de Paz, Rodrigo Rivera, el anuncio de la Corte “es una invitación a las autoridades y a la institucionalidad en general, a adoptar el Acuerdo Final como un referente de interpretación para ejecutar las leyes de implementación, y constituye una garantía jurídica para que los desarrollos normativos de la implementación sean fieles al espíritu de este”.

Por último, Claudia López, senadora del Partido Verde, interpretó la decisión como una política de Estado en la que ya nadie puede decir que va a tumbar los acuerdos. “Quien diga eso, está diciendo que implantará una dictadura en Colombia donde se desconocen las decisiones de los jueces”.

Por ahora, está claro que la Corte solicitó que los próximos gobiernos tengan como política central la implementación de los acuerdos. Sin embargo, también está claro que quienes aún quieren que los acuerdos “se hagan trizas” busquen caminos para intentar lograrlo en el futuro.

Del fallo de la Corte

El Acto Legislativo 02 de 2017, que avaló la Corte Constitucional señala que los próximos tres periodos presidenciales tienen que respetar los mandatos del Acuerdo de Paz.

La Corte dijo que el Acuerdo de Paz en sí mismo no puede ser considerado un mandato constitucional, ni hará parte de la Constitución, ya que es de índole político. Pero sí es referente obligatorio para todas las normas que se expidan en el Congreso para implementarlo. No hubo sustitución a la Constitución.

La obligación de cumplir el Acuerdo, se refiere hacer los mejores esfuerzos para cumplir con lo establecido, "entendido como política de Estado, cuyo cumplimiento se rige por la condicionalidad y la integralidad de los compromisos plasmados allí". 

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad